Zara demanda a Thilikó por hacer pasar sus productos por propios

Zara demanda a Thilikó por hacer pasar sus productos por propios

Zara demanda a Thilikó, una marca de moda de Los Ángeles, por infracción de derechos de autor, publicidad engañosa, competencia desleal y por engañar a sus seguidores haciendo pasar los artículos de Zara por propios.

Thilikó es una marca que asegura que su ropa es de calidad, diseñada cuidadosamente y de manera sostenible.

Asimismo, esta demanda fue interpuesta en un tribunal federal de Nueva York este 4 de enero, de acuerdo con el medio The Fashion Law. Zara y su empresa matriz Inditex acusan directamente a Thilikó y a su propietaria Queenie Williams de construir su negocio a base de productos de la marca.

Nota relacionada Multan a Tesla por publicidad engañosa en Corea del Sur

Zara demanda a Thilikó: «el modus operandi» de la marca (eliminar las etiquetas)

Conforme a la demanda, esta compañía de Los Ángeles operaba eliminando las etiquetas de Zara y reemplazándolas por unas propias y aumentando el precio a uno desorbitado.

Zara demanda a Thilikó por "estafa masiva" y hacer pasar artículos de la marca como propios
Imagen propiedad de The Fashion Law

En la imagen anterior aparece el mismo producto pero con precios totalmente diferentes. Zara vende su producto a 49,90 dólares. Thilikó, que mantiene la misma foto con la misma modelo, lo vende por 328 dólares y como «producto original de Thilikó«. La publicación de Thilikó ha sido eliminada de su página web.

Zara e Inditex explican que la «publicidad, el marketing y las etiquetas de productos de Thilikó han transmitido que los productos [de Zara] mal etiquetados están diseñados, creados y/o fabricados por Thilikó«, tal y como informa el medio The Fashion Law.

Por su parte, en la demanda, Inditex declara que Thilikó ha tomado más de 32 fotografías (las cuales tienen derecho de autor) para publicitar estos productos «mal etiquetados».

Nota relacionada Trabajadores de Zara en España inician protestas para exigir aumento salarial

Thilikó se está involucrando en publicidad engañosa adicional al presentarse «como una marca de moda independiente y creadora y artesana de los diseños de moda en sus colecciones», según Zara e Inditex.

La marca española agregó que han sufrido daños económicos y un gran daño reputacional, por lo que reclaman una compensación económica.

Estas son las marcas de moda favoritas de la Generación Z

Estas son las marcas de moda favoritas de la Generación Z

Las colaboraciones, tan pródigas en el universo de la moda, tienen un rol absolutamente preponderante al momento de expandir la clientela de las marcas que desenvuelven en este ámbito de actividad. Que se lo digan, si no, a Gucci, que el año pasado decidía colgarse del brazo de Roblox para espolear su popularidad entre los jóvenes adscritos a la Generación Z. Gracias a su cacareada colaboración con la célebre plataforma de «gaming» online, la firma italiana de lujo ha logrado abrirse paso en la privilegiada lista de las marcas de moda favoritas de los jóvenes de entre 12 y 25 años, un grupo demográfico que constituye a la chita callando el 25% de la población mundial.

Nota relacionada Ganancia trimestral de Nike cae por el aumento de los costos

De esta manera se desprende de un reciente estudio de BoF Insights y Juv Consulting que colocó bajo la lupa a 1.000 jóvenes adscritos a la Generación Z en Estados Unidos con el último objetivo de poner nombres y apellidos a sus marcas predilectas en el mundo de la moda. Por su parte, Nike logró posicionarse de manera indiscutible como la marca número uno en el ranking, Gucci logró aferrarse a la segunda plaza del podio, por delante de adidas y del resto de firmas de moda que conforman el Top 10.

Asimismo, Nike ha conseguido ganarse el favor de los centennials gracias a su atinada amalgama de diseños «casual» y estilosos a partes iguales, colaboraciones creativas, precios accesibles y ambiciosas campañas de marketing que hacen suyas muy a menudo causas sociales.

También Gucci ha conseguido asimismo meterse en el bote a la Generación Z pese a que los onerosos precios de sus productos están fuera del alcance de la mayor parte de los consumidores más jóvenes. Así y todo, los esfuerzos de la filial de Kering para interactuar con los centennials mediante los NFT y su aterrizaje en espacios virtuales como Roblox han echado a todas luces brotes verdes. La firma transalpina ha conseguido asimismo que la Generación Z le ponga ojitos mediante colecciones y colaboraciones de inspiración deportiva y «streetwear».

Nota relacionada El Poder de Autenticidad: ¿cómo ven los consumidores a las marcas? 2022

El precio es importante, pero la Generación Z se rige por otros muchos factores a la hora de comprar marcas de moda

Sin embargo, la Generación Z rinde pleitesía a marcas de moda más asequibles como H&M, Zara y Levi’s. Emplazada en el décimo puesto, Shein es la única marcas de «ultra-fast fashion» que consigue recalar en el Top 20 de BoF Insights y Juv Consulting. Y es que los centennials fijan la mirada en las firmas de moda no solo por su asequibilidad y su agilidad haciendo suyas tendencias de nueva hornada sino también por motivos de naturaleza aspiracional a medida que aumenta su poder de gasto.

Los jóvenes adscritos a la Generación Z se muestran asimismo predispuestos a procurar soporte a marcas de moda sostenibles y no tan conocidas. Así y todo, la asequibilidad es un factor importantísimo para los centennials. No en vano, el 66% de los jóvenes de entre 12 y 25 años confiesa que el precio es uno de los tres factores más importantes a la hora comprar una firma de moda. Siguen al precio el estilo de la marca y la sostenibilidad.

Trabajadores de Zara en España inician protestas para exigir aumento salarial

Trabajadores de Zara en España inician protestas para exigir aumento salarial

Decenas de dependientes de Zara protestaron en Madrid el jueves frente a la tienda más grande del gigante mundial de la moda para exigir salarios más altos, y algunos trabajadores en su ciudad natal en el noroeste de España se declararon en huelga en la víspera de su campaña de ventas del Black Friday.

El propietario de Zara, Inditex, acordó la semana pasada pagar una bonificación única de 1.000 euros (1.041 dólares) a todos los trabajadores de tiendas a tiempo completo en España en febrero, según sindicatos que buscan mejores salarios para sus miembros ante la galopante inflación.

Nota relacionada Se consolida la huelga de refinerías en Francia

Inditex también ha ofrecido aumentar gradualmente los salarios mensuales en unos 200 euros para 2024, una propuesta aceptada por dos de los grupos sindicales más grandes de España, UGT y Comisiones Obreras, pero rechazada por los manifestantes que exigen al menos el doble.

«Inditex está aumentando sus precios y mejorando sus ganancias, mientras que los salarios de los empleados se están quedando atrás», dijo Aníbal Maestro, dirigente del sindicato CGT, que convocó la manifestación en Madrid.

Los manifestantes portaban pancartas que decían «Te hicimos millonario, nos das un sueldo precario» y «Trabajo para Inditex pero no llego a fin de mes».

Nota relacionada Gremios de transportistas de Perú mantienen en pie de huelga a partir del lunes

«Queremos un aumento salarial real… no el bono de 1.000 euros ofrecido como caramelo», dijo Maestro.

En la localidad de La Coruña, donde Zara abrió la primera tienda en 1975, Inditex cuenta ya con 44 establecimientos. Dos de ellos, una tienda de Zara y una tienda de Massimo Dutti, cerraron el jueves, y unos 1.000 trabajadores se preparaban para una huelga de un día al día siguiente, el Black Friday.

El salario mensual de los dependientes de las tiendas de Inditex en Madrid y La Coruña está por debajo de los 1.400 euros, según los sindicatos.

Nota relacionada Cobre sube de cara a posible huelga de trabajadores mineros en Chile

Eso se compara con alrededor de 2.000 euros para un trabajador de almacén, dijo Carmina Naveiro, dirigente sindical en La Coruña que ha trabajado en Zara durante más de dos décadas, y agregó que los pedidos en línea han aumentado la carga de trabajo de los dependientes.

«Si no conseguimos mejores salarios, llamaremos a más protestas en diciembre y enero», dijo.

Inditex emplea a 165.000 personas en 177 países. Alrededor del 86% trabaja en sus 6.477 tiendas.

Fuente: Reuters.

Metaverso: Un mundo paralelo que ahora forma parte del real

Metaverso: Un mundo paralelo que ahora forma parte del real

El tema del metaverso se ha convertido en tendencia este último año y, si bien es cierto que no está construido del todo, permite diversos espacios para que los usuarios tengan la posibilidad de interactuar, bien sea en ámbitos laborales, lúdicos o de entretenimiento. De acuerdo con la organización Branch, 85 millones de personas hicieron uso de la realidad virtual durante 2021, cifra que representa más del doble que lo que se tenía en 2021 y al mismo tiempo, un desafío para las estrategias de marketing durante 2022.

Nota relacionada Publicis Group crea un «feroz» avatar para navegar por el metaverso

Desencadenante y orígenes

El período de confinamiento mundial por el coronavirus, constituyó una valiosa oportunidad para una aceleración en los avances tecnológicos, modificando los patrones de consumo, formas de comunicación e incursión en diversas plataformas. Aunque resulte algo novedoso, no es del todo genuino, pues ya en 2003, la empresa norteamericana Linden Lab sacó al mercado Second Life, una plataforma digital con la que los jugadores podían crear su identidad en línea y desenvolverse a partir de ella.

Nota relacionada 2 de cada 10 empresas consideran el metaverso como el «futuro» de los negocios

Ya en 2007, contaba con más de cuatro millones de inscritos, lo que dio lugar a que otras corporaciones se basaran en este tipo de modalidades. No obstante, el auge de la segunda vida dio por culminado su éxito cuando los usuarios se enfrentaron a una interfaz no intuitiva y el empleo de equipos informáticos que no estaban aptos para soportarla. Frente a lo mencionado previamente, el paso del tiempo ha contribuido a revertir los obstáculos del pasado e incrementar las posibilidades de intercambio entre usuarios, por medio de opciones de mensajería, oferta de productos y servicios.

Celebridades y políticos, más allá de un mundo real

Lejos de conformarse con acaparar escenarios, alfombras y rojas y tarjetones electorales, diversas figuras del espectáculo se han abierto paso al meta-mundo, a través de distintas aplicaciones como Fornite, cuya tecnología permitió a Travis Scott (estrella del rap), DJ Marshmellow y a la cantante Ariana Grande, ser parte de un videojuego. De manera similar, Animal Crossing fue el terreno seleccionado para que el Partido Demócrata creara una isla e iniciara una campaña a favor del entonces candidato a la presidencia, Joe Biden.

Nota relacionada Metaverso podría añadir $3 billones a la economía mundial en 10 años

Las marcas no se quedan atrás

La red de Roblox, famosa por entretener a niños y jóvenes ha fungido como ecosistema para que firmas de moda como Vans y Gucci se filtren en el metaverso, al tiempo en el que introducen sus colecciones, tanto para su uso en el mundo real como en el virtual. Con respecto a la última de las casas de diseño, implementaron como estrategia el proporcionar ropa digital por un mínimo lapso, lo que sirvió para que el público ofreciera una respuesta rápida de compra y se elevaran los costos de las piezas. No obstante, estas modalidades no están limitadas a las empresas de alta costura, pues en diciembre, ZARA presentó una colección indumentaria, de la mano de Ader Error, desarrollada en Corea del Sur.

Sin duda alguna, el mundo de la tecnología avanza cada vez más rápido y nosotros (como empresas y usuarios), debemos esforzarnos por seguir su ritmo, así que no dejes de aprender y de actualizarte en estos temas que desdibujan las fronteras entre el mundo real y el virtual.

Uniqlo se queda en Rusia: “La ropa es una necesidad de la vida”

Uniqlo se queda en Rusia: “La ropa es una necesidad de la vida”

La empresa dueña de la marca Uniqlo, la japonesa Fast Retailing, ha decidido no dejar de vender sus productos en Rusia. De esta manera se une al pequeño grupo de compañías que, a contramano del camino que han tomado muchas otras tras la invasión del país de Vladimir Putin en Ucrania.

La ropa es una necesidad de la vida. En Rusia, las personas tienen los mismos derechos a vivir que el resto”. Esas son las palabras que utilizó el CEO de Fast Retailing, Tadashi Yanai, como demostración para no seguir los pasos de otras marcas de fast fashion respecto de la venta en Rusia.

Marcas como H&M como Zara (de la española Inditex) informaron la semana pasada que dejarían de vender ropa en Rusia por la invasión a la vecina Ucrania.

La influencia de la opinión pública sobre las compañías es cada vez más fuerte y ha hecho que decenas de compañías dejen de comercializar productos o suspendan servicios en las principales ciudades rusas.

Lo cual, inquieta a múltiples rubros, desde petroleras como Shell, hasta sistemas de pago y tarjetas de crédito, como American Express, Visa y Mastercard. Asimismo, de la fábrica de muebles Ikea y la aplicación de hospedaje Airbnb.

De hecho, grandes transportistas marítimos han detenido los envíos de contenedores hacia y desde Rusia y compañías como Nike cerraron las puertas de sus tiendas.

El 6 de marzo, también, se sumó Netflix, que dejó de transmitir en territorio ruso, KPMG, Pricewaterhouse Coopers y Danone, que suspendió las inversiones en Rusia, donde vende casi el 7% de sus productos.

La iniciativa de Uniqlo está en alineada con otras dos marcas que siguen presentes en Rusia: McDonald’s y PepsiCo.

Ahora bien, ¿Uniqlo integra el círculo de las fast fashion?

De cierto modo, Uniqlo no es una fiel marca representante del fast fashion de una manera tradicional, sino “juega” en una estrategia paralela: timeless basic.

La diferencia es tenue, pero existe. A medida que las líderes del fast fashion (H&M y Zara) siguen de manera metódica las tendencias de la moda, Uniqlo apunta a lo pasajero.

Las compañías H&M y Zara usa la misma lógica: crean la necesidad, fabrican la prenda a velocidad récord, la venden cuanto antes y a los pocos meses (hasta antes), las ofrecen a precios de remate. Al mismo tiempo buscan generar la necesidad en otra prenda, y así en un círculo virtuoso que no se detiene.