Medidas a favor del crédito bancario en Venezuela no son suficientes, según economistas

Medidas a favor del crédito bancario en Venezuela no son suficientes, según economistas

El gobierno venezolano anunció este miércoles medidas dirigidas a impulsar el crédito bancario en el país. Especialistas resaltan la importancia del financiamiento para el crecimiento económico, y aunque le dan la bienvenida a este viraje, aseguran que no es suficiente.

Con información de VOA

“Este año hemos arrancado con mucha fe, mucho optimismo, estudiando los escenarios económicos, estudiando las decisiones que hay que ir tomando para incrementar el crédito, para democratizar y expandir el acceso al financiamiento para el trabajo, para el desarrollo”, indicó el presidente Nicolás Maduro en un encuentro junto a otros funcionarios con la banca nacional.

Una de estas medidas anunciadas fue una reducción del 85% a un 73% del encaje legal, la cuota de los depósitos de la banca que se deben mantener en el Banco Central.

La vicepresidenta y ministra de finanzas, Delcy Rodríguez, explicó en relación a esta reducción que van a ir evaluando y “en relación cómo se vaya desempeñando, se va a dar una flexibilización expandida en el tiempo”.

Igualmente se habilitó a los bancos usar un 10% de sus depósitos en divisas para dar créditos en bolívares, la moneda nacional, indexados al valor acordado en las mesas de cambio.

Analistas consultados por la Voz de América explican que el préstamo bancario en el país ha vivido una restricción desde al menos 2018, cuando el gobierno, buscando desacelerar la hiperinflación y contener el tipo de cambio, se apoyó en el incremento del porcentaje del encaje bancario.

Luis Arturo Bárcenas, economista jefe de la firma Ecoanalítica, explica que, con esta situación, el crédito que la banca venezolana pueda dar ha estado muy limitado.

“Los bancos hoy en día prestan menos de 12%, o 15%, de sus depósitos, cuando en algún momento prestaban 60%. Y hoy en día el crédito bancario representa menos del 1% por ciento del PIB, del tamaño de la economía”, explica a la VOA.

En contraste, agrega el economista, en la última década Latinoamérica en general ha mostrado un crédito cercano de al menos 30 por ciento de su tamaño, y en el caso de algunos países, superan este porcentaje.

Sostienen que en el caso de Venezuela, uno de los principales elementos que han hecho que el crédito se vea limitado es la imposibilidad legal de prestar en divisas.

“En un entorno donde los depósitos en divisas están creciendo de manera más destacada, y empiezan a desplazar a los depósitos de bolívares, a la banca le es mucho más difícil contar con recursos para prestar”, expone Bárcenas.

Otro factor que influiría es el de la demanda pues, debido a contracción económica que el país estuvo reportando por años, añade, “ha limitado obviamente la capacidad que tienen los hogares y empresas del país de repagar crédito”.

Ante este panorama, Bárcenas señala que la pregunta es si las medidas recién anunciadas son suficientes, a lo que responde que no.

La utilización del 10% de los depósitos en divisas para créditos en la moneda local equivalen a unos 74 millones de dólares para ello, según indicó la vicepresidenta durante los anuncios.

Bárcenas, entre tanto, estima que tras la reducción del encaje, se estaría liberando alrededor de 100 millones de dólares para prestarse.

“Eso puede sonar mucho, es un tercio de lo que mantiene hoy la banca en créditos. No obstante, sigue siendo poco (…) de lo que necesita la economía para ser, para funcionar”, afirma.

En este sentido, apunta: “La economía venezolana está contraída y es tan pequeña que los niveles de crédito que se podrían obtener si es que se se liberan todas las reacciones a éste, todavía no superarían los estándares internacionales, ni siquiera los alcanzaría”.

“Tardó mucho”

Tamara Herrera, economista y directora de la empresa de servicios financieros Síntesis Financiera, califica los anuncios como “un paso en la dirección correcta”.

La especialista expone que los últimos años el crédito bancario en el país “ha estado fuertemente reprimido al punto de comprometer la viabilidad del sistema bancario”.

Indica que el financiamiento, factor primordial del avance de la economía, fue entonces “uno de los costos recesivos que se pagó para desacelerar la inflación”.

A pesar de darles la bienvenida, también sostiene que no es suficiente.

“Esa reducción tiene que caminar hacia una reducción mucho mayor del encaje (legal), pero el Banco Central está actuando con mucha prudencia, se tardó mucho en hacer esto”, comenta Herrara en conversación con la VOA.

Entre tanto, Henkel García, analista financiero y director de Econométrica, indica que “es difícil ponderar los efectos” de estas medidas sobre el crédito bancario en el país.

“Aquí lo interesante es el cambio y la intención que tiene el Gobierno de ir paulatinamente aumentando el crédito (…) dando las condiciones para que el crédito en Venezuela empiece a expandirse”, dice García a la Voz de América.

El analista agrega que esta intención al final va terminar en una expansión monetaria de los bolívares. Apunta que: “Todavía el crédito, si bien tenemos estas medidas, va apareciendo poco a poco, pero quizás ya para el segundo trimestre ya tengamos un montón que uno pudiese decir significativo“

García indica que la búsqueda del gobierno de impulsar el préstamo “no es que quiera beneficiar a determinado grupo”. “Sabe que a medida que el crédito empieza a expandirse, se expande monetariamente el país, también eso ayuda al crecimiento económico”.

El mandatario venezolano aseguró durante el encuentro con la banca el día de ayer que el 2021 fue un año de buenas noticias económicas, asegurando que se trataba del “primer año de crecimiento modesto pero significativo de la economía”.

Expresando su optimismo, aseguró que este año 2022 tiene que ser de “consolidación de crecimiento” de la economía real.

Igualmente aseguró que estarán “vigilantes” de que las decisiones tomadas “verdaderamente impacten positivamente en la democratización y el acceso al crédito a tiempo para todos los factores productivos del país”.

Venezuela se ubica como el peor país de la región para invertir según el Banco Mundial

Venezuela se ubica como el peor país de la región para invertir según el Banco Mundial

En un informe presentado por el Banco Mundial, se señaló a Venezuela como un país donde hay politización de le economía , inseguridad jurídica y un ambiente incierto para hacer negocios y según expertos, las altas tasas de inflación espantan las inversiones.

Entre las naciones con más riesgos para hacer negocios, Venezuela se ubica en el primer país de la región, y el tercero del mundo, así lo señala el índice Doing Business del Banco Mundial. Pese a que el pasado Venezuela era una potencia petrolera, actualmente se ubica en el puesto 188 de 190 economías analizadas, solo por encima de Eritrea y Somalia.

Con información de Banca y Negocios

Venezuela es el ejemplo de fallidas políticas, considera el economista y exdirector de la CEPAL, Isaac Cohen, quien agregó que «le llamaría una tragedia en América Latina porque estamos hablando de la economía que era, probablemente, la economía más rica que había en América Latina».

La CEPAL señaló que a excepción de Venezuela, tras la contracción del 8% a nivel general en la región, por los efectos de la pandemia, las economías latinoamericanas comienzan a ver un respiro y la mayoría presentan un crecimiento estimado que sobrepasa las expectativas para este año.

«En Venezuela la propiedad no está garantizada y tampoco el acceso a las cortes para dirimir cualquier diferencia que haya entre la gente que está haciendo negocio», dice Luis Ramírez, presidente de Scudo Consulting en la ciudad de Miami.

Por su parte, el economista y profesor de la Universidad Monteávila, Víctor Maldonado, precisó que «las transacciones en Venezuela son de contado porque hay un gran índice de desconfianza porque no hay Estado de Derecho y por lo tanto, uno no puede predecir la conducta del otro»

El Banco Mundial analizó algunas variables antes de dar su veredicto con respecto a Venezuela, como facilidades para emprender, conseguir un local, tener acceso a préstamos y créditos, poder lidiar con las operaciones diarias de compra-venta y la posibilidad de trabajar en un ambiente seguro social y financieramente, y cabe destacar que el país quedó por debajo del nivel.

«¿Cuánto cuesta abrir un negocio en Venezuela si la arbitrariedad trabaja al mil por ciento? Bueno, imposible ir a un registro o a una notaría sin ver, no solo que los lapsos se extienden infinitamente, sino que los costos son en la medida de la capacidad que tiene el régimen de extorsionar la iniciativa privada», señala Maldonado.

Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro insiste en que la inversión es bienvenida y abre las puertas del país para los estadounidenses que deseen participar en la industria petrolera, no obstante Isaac Cohen considera que «los inversionistas se espantan ante situaciones en donde los precios están aumentando 5.000% por año».

El índice Doing Business también destaca la constante de que el gobierno es, en muchos países, el principal consumidor de productos y servicios; pero cuando en Venezuela el lapso promedio de pagos y cancelación de contratos es de 455 días, no son muchos los empresarios que vean en los entes federales, el cliente ideal, reseña la Voz de América.

Gobierno nacional impone hasta 20 % de impuestos a transacciones financieras en dólares

Gobierno nacional impone hasta 20 % de impuestos a transacciones financieras en dólares

La Asamblea Nacional aprobó este jueves 3 de febrero, en segunda discusión, la creación de un impuesto de hasta 20% para las transacciones financieras en dólares ejecutadas en Venezuela.

La reforma parcial del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras estableció que la alícuota estará comprendida entre 2% y 20% para:

Personas naturales, jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica por los pagos realizados a personas calificadas como sujeto pasivo especial en moneda distinta a la de curso legal en el país o en criptomonedas o criptoactivos diferentes a los emitidos por la República Bolivariana de Venezuela sin mediación de instituciones financieras.

Además, se estableció un rango de entre 2% y 8% de impuesto para:

Personas naturales, jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica por los pagos realizados en moneda distinta a la de curso legal en el país o en criptomonedas o criptoactivos diferentes a los emitidos por la República Bolivariana de Venezuela dentro del sistema bancario nacional sin intermediación de corresponsal bancario extranjero de conformidad con las políticas, autorizaciones excepcionales y parámetros establecidos por el BCV.

Finalmente, habrá un impuesto de entre 0% y 2% para:

Personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica calificadas como sujetos pasivos especiales por los pagos que hagan con cargos a sus cuentas en bancos o instituciones financieras.

Personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica calificadas como sujetos pasivos especiales por los pagos que hagan sin mediación de instituciones financieras.

Personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica vinculadas jurídicamente a una persona jurídica o entidad económica sin personalidad jurídica calificadas como sujetos pasivos especiales por los pagos que hagan con cargos a sus cuentas en bancos o instituciones financieras o sin mediación de instituciones financieras.

Personas naturales, jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica que sin estar vinculadas jurídicamente a una persona jurídica o entidad económica sin personalidad jurídica calificadas como sujetos pasivos especiales realicen pagos por cuenta de ellas con cargos a sus cuentas en bancos o instituciones financieras o sin mediación de instituciones financieras.

Con información de Monitoreamos

Remesas y manejo de dólares ayudaron al crecimiento empresarial en el 2021

Remesas y manejo de dólares ayudaron al crecimiento empresarial en el 2021

En el año 2021, el sector empresarial privado obtuvo un ligero crecimiento en cuanto a unidades y a ventas, en comparación al año 2020, pasando de una capacidad instalada de un 21 % a un 23 %, motivado a las entradas de remesas al país, así como el manejo de divisas como: dólares y pesos

Luigi Piselli, presidente de Conindustria, destacó que la diáspora venezolana en cierto modo ayudó a que se incrementara el poder adquisitivo a nivel nacional. 
 
Además hubo una dolarización transaccional, elegida por el mercado, que trajo como consecuencia la recuperación del crédito y la fijación de precios.
 
La segunda parte positiva es que la dolarización fue trasladada a los trabajadores, de manera que  el recurso humano no perdiera el poder adquisitivo, por ello se aumentó en un 60 % la remuneración en el año 2021, aseguró el industrial. 
 
El promedio de los sueldos al recurso humano rondó los 125  dólares, pero aún así consideran que no es suficiente, por lo que  requieren seguir aumentando la producción y trasladar el beneficio a los trabajadores.
 
Además, Piselli reveló que lograron detener la fuga de talentos que se ubicó apenas en un 12 %.

Recordó que en el país para el año 1998 se generaba un 1.470.000 empleos, y el salario mínimo eran 362 dólares al mes, mientras que hoy la industria nacional genera solo 532.000 empleos.

Ahora luchan contra la voracidad fiscal
 
Para el año 2022, los industriales venezolanos esperan contener la voracidad fiscal que viene azotando a los empresarios, con el incremento desmedido en todos los impuestos, tanto a nivel nacional como en Táchira. 

Señaló que el 20 % de los comerciantes y empresarios que quedan no pueden pagar los impuestos del 100 %, lo que va en detrimento de la producción nacional y la recuperación  del poder adquisitivo.

 Por otro lado, manifestó que la nueva ley en discusión del Impuesto de las Grandes Transacciones Financieras, no ha sido discutida con los sectores empresariales y aseguró que vendría a afectar las transacciones nacionales que se ubican en el orden del 2% al 8% de lo que se haga con bolívares, pues iría del 2 al 20 %.

Llegan a Venezuela 2,1 millones de barriles de condensado iraní

Llegan a Venezuela 2,1 millones de barriles de condensado iraní

La compañía TankerTrackers, que se encarga en línea independiente de realizar envíos de petróleo crudo en varios puntos geográficos, notifico mediante su cuenta twitter el arribo de un barco nativo de Irán con 2,1 millones de barriles de condensados a Venezuela.

Nota relacionada TankerTrackers: Irán incrementó exportaciones petroleras a cerca de 1,5 millones de bpd en septiembre

Asimismo, se notificó que el buque fue detallado visualmente para sus clientes, lo que se supone que el buque navegó en modo oscuro, es decir, con el Sistema de Identificación Automática (AIS) apagado.

Nota relacionada Las exportaciones de petróleo de Venezuela se desploman 25% en las primeras 3 semanas de enero

Es oportuno destacar que esta sería la cuarta carga de condensado que envía Irán al país, donde es usado como diluyente del crudo extrapesado de la Faja del Orinoco para la producción de la segregación Merey 16.

Gobierno concede «bono Twitter» a través del sistema patria

Gobierno concede «bono Twitter» a través del sistema patria

Nicolás Maduro otorgo una bonificación en bolívares a los ciudadanos carnetizados en la plataforma online Patria.

Del 22 al 28 de noviembre de 2021, fue depositado el primer pago a los beneficiarios de Twitter, luego de la jornada de elección donde nombraron a los nuevos regionales y municipales del país.

Los comentarios que surgieron a raíz de esta actividad, fueron que debían revelar información personal para gozar de este beneficio.

#AHORA Inicia la entrega de los logros a las personas que se destacaron en Redes sociales (Twitter) a través del Sistema @CarnetDLaPatria durante la semana comprendida entre el 22 al 28 de Noviembre 2021.