La compañía tecnológica china Xiaomi, conocida por sus teléfonos, entró oficialmente en el sector automotriz con la presentación de su primer carro eléctrico en Pekín.

El SU7 EV aspira a competir con gigantes chinos del sector como BYD, pero también con los modelos Tesla de Elon Musk.

Nota relacionada: Volkswagen producirá autobuses eléctricos en Brasil

El modelo básico costará 215.900 yuanes (cerca de 30.000 dólares), dijo el presidente de la compañía, Lei Jun, en una conferencia de prensa de lanzamiento en Pekín, y estará disponible en nueve colores.

El vehículo incluye una «simulación de sonido» para recrear «la emoción de conducir un automóvil deportivo», según Lei, además de un sistema de karaoke y una mininevera.

Nota relacionada: Apple abandonó sus planes de fabricar un vehículo eléctrico después de 10 años

Entrada de Xiaomi al mercado mundial

Xiaomi asegura que será «el automóvil más atractivo, más fácil de conducir y más inteligente» de un precio inferior a los 500.000 yuanes.

El sector de vehículos eléctricos de China ha crecido muy rápidamente en los últimos años, gracias a los subsidios, que se suspendieron en 2022. Desde entonces los fabricantes chinos han lanzado una guerra de precios en un mercado saturado.

Nota relacionada: Elon Musk y Tesla lo hacen oficial: su nuevos coches eléctricos llegarán hasta 2025

«Entrando en el segmento premium [de los carros eléctricos], Xiaomi puede hacerse un hueco frente a marcas establecidas como Tesla y Nio», dijo a AFP Abhishek Murali, un analista de Rystad Energy especialista del sector.

El lanzamiento del SU7 se produce pocos días después de que BYD, el mayor vendedor mundial de vehículos eléctricos que se está expandiendo al sudeste asiático, América Latina y Europa, anunciara beneficios anuales récord.

Fuente de: AFP.