Las ventas vuelven a superar ayer en la bolsa de Wall Street pese a que las cuentas de gigantes como Bank of America, Morgan Stanley y Procter&Gamble lograron persuadir a los inversores: el DOW JONES Ind Average cerraba con una baja del 0,96% hasta los 35.028,65 puntos, el S&P 500 se dejó un 0,97% en los 4.532,76 y el NASDAQ 100 restó un 1,07% en los 15.047,84 puntos.

De acuerdo a las cifras financieras, Bank of America logró un beneficio anual de 31.978 millones, un 79% más respecto a 2020 y la mayor cifra de su historia, con una facturación fijada en 89.113 millones, solo un 4% superior; Morgan Stanley tuvo unos beneficios de 15.034 millones de dólares en 2021, un 37% más que el año anterior, impulsado por la buena marcha de sus negocios de gestión de inversiones y riqueza; y Procter&Gamble comunicó que en el primer semestre de su ejercicio fiscal de 2022 -que no coincide con el año natural- consiguió un beneficio de 8.368 millones de dólares, un 2% más respecto al mismo periodo del año anterior.

Unas cifras en aumento, pero que no valieron para apaciguar los ánimos de los inversores, que siguen impacientes por el impacto de la inflación en los resultados de las empresas y temen un ajuste en la política acomodaticia de la Fed más contundente al deseable.

En la mañana de hoy, los futuros de Wall Street cotizan en terreno efectivo. Es decir, los futuros del DOW JONES Ind Average suben un 0,47% en los 35.193,40 puntos, los del S&P 500 avanzan un 0,58% en los 4.558,60 y los del NASDAQ 100 suman un 0,87% en las 15.179,00 unidades.

En este momento toca el turno de presentación de resultados a: Keycorp, Northern Trust, Travelers Cos, American Airline, Fifth Third Banc, Union Pacific, SVB Financial Gr (tras el cierre), Intuitive Surgic (tras el cierre), Netflix (tras el cierre), PPG Industries (tras el cierre) y CSX (tras el cierre).

Las grandes marcas tecnológicas imponen a Washington en contra de la ley que promueve un grupo de senadores bipartidista para limitar el poder de dominio del mercado de las plataformas de internet, como lo apuntó ayer The Wall Street Journal.

La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años toca en estos momentos el 1,836%, en el mercado de renta fija, una subida que se mantiene por debajo de sus máximos de la sesión anterior.

Actualmente, para la fecha, se cumple un año desde que Joe Biden asumiera la presidencia de los Estados Unidos. En este tiempo la economía estadounidense se ha enfrentado a numerosos retos, como una subida persistente en la inflación o la escasez de mano de obra para cubrir la oferta de un mercado laboral en recuperación. El presidente de Estados Unidos cumple un año hoy 20 de enero al frente de la Casa Blanca con luces y sombras.

Lo execrable llega de sus niveles de aprobación popular, entre los más bajos desde su llegada, con encuestas en las que, de media, no llega al 43% Y lo peor es que sus cifras se mantienen por debajo de la mitad de la población a favor desde nada menos que agosto. Eso sí, mejoran las de Donald Trump en ese momento: con apenas un 39% de aprobación.

Esencialmente, Joe Biden respalda el trabajo de la Fed para contener la inflación, y ayer advertía a Rusia de graves consecuencias si invade Ucrania. Biden, también, afirmaba que era demasiado pronto para comprometerse a levantar los aranceles estadounidenses sobre los productos chinos, sin embargo, su principal negociadora comercial, Katherine Tai, está trabajando en el asunto. «Me gustaría poder estar en una posición en la que pudiera decir que están cumpliendo sus compromisos, o muchos de sus compromisos, y poder levantar algunos de ellos, sin embargo, todavía no estamos en ese punto», afirmo Biden en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Una investigación del portal Reuters sobre actuaciones de la FED, indicó que la Reserva Federal de EE.UU. endurecerá su política monetaria a un ritmo mucho más rápido de lo que se pensaba hace un mes para controlar la persistente alta inflación, que los economistas encuestados por Reuters consideran ahora la mayor amenaza para la economía estadounidense durante el próximo año.

La mediana de las previsiones de la encuesta realizada entre el 12 y el 19 de enero, muestra que la Reserva Federal subirá su tipo de interés clave tres veces este año, a partir de marzo, hasta situarlo entre el 0,75% y el 1% a finales del presente año. Una fuerte minoría, 40 de 86 analistas, espera que el banco central suba al menos cuatro veces este año, en línea con los precios actuales del mercado. Un total de 37 de 51 creen que la Reserva Federal empezaría a reducir el volumen de su balance de casi 9 billones de dólares a finales del tercer trimestre.

Otros mercados

En la actualidad Europa tras abrir al alza, cotiza en tono mixto, pendiente de la publicación de las actas de la última reunión del BCE y las pistas que puedan llegar de un eventual endurecimiento de su política monetaria, cuando la inflación sigue subiendo. El DAX alemán sube un 0,10% en los 15.825 puntos, el CAC 40 se deja un 0,20% hasta los 7.158, el Ibex 35 sumar un 0,23% en los 8.795 y el FTSE 100 retrocede un 0,05% en los 7.585 puntos, mientras que la bolsa italiana remonta un 0,33% y el Euro Stoxx 50 avanza un 0,13% en las 4.273 unidades.

A tempranas horas hemos conocido que China recorta los tipos de interés en su esfuerzo para afianzar la economía. El Banco Popular de China (BPC) ha rebajado por primera vez desde abril de 2020 el tipo de interés de referencia para determinar el precio de las hipotecas. En concreto, la tasa referencial para créditos (LPR) a cinco años bajó del 4,65% al 4,6%, según recoge Efe. Por su parte, la LPR a un año, que sirve para fijar el precio de los nuevos créditos (generalmente, para empresas) y de los de interés variable que están pendientes de devolución, descendió del 3,8% al 3,7%. Tratándose así de la segunda rebaja consecutiva de este último indicador, motivado a que en diciembre el BPC lo había disminuido del 3,85% al 3,8% tras mantenerlo intacto durante 20 meses.

El petróleo se detiene este jueves en la escala de las últimas semanas. Hoy en día, los futuros del Brent caen un 0,23% en los 88,24 dólares el barril, mientras que los del West Texas se dejan un ligero 0,04% en los 85,77 dólares.

El mercado de petróleo se encamina hacia superávit este año mientras el impacto de Ómicron se disipa, como lo indica el boletín mensual de la AIE (Agencia Internacional de la Energía). Los inventarios de petróleo de la OCDE se derrumbaron en el 2021 a su nivel más bajo en 7 años. La producción de petróleo de los 23 países que forman la OPEP+ podría acrecentar este año en 4,4 M b/d. La demanda podría alcanzar niveles pre covid en 2022.

La Agencia incrementó su previsión de crecimiento de la demanda en 2021 en +200.000 b/d hasta 5,5 M b/d. Asimismo, el ministro de energía de Emiratos Árabes asentó: «La OPEP+ no puede resolver ella sola el problema del suministro global de crudo”.

El Bitcoin cotiza con subidas del 0,11% en los 42.090,8 dólares. El presidente de la Securities and Exchange Commission de los EE.UU, Gary Gensler, comentó ayer que la SEC sigue centrada en la regulación de los intercambios de criptomonedas.

En la agenda macro de EEUU, los datos del día serán las solicitudes semanales de desempleo, el informe de empleo de la Fed de Filadelfia y las ventas de viviendas de segunda mano.