Los trabajadores denuncian las duras condiciones de aislamiento y retraso en el pago de las primas

Cientos de trabajadores de la principal planta de fabricación de Apple en Zhengzhou (China) se han congregado en torno a la factoría y han protagonizado violentas protestas en la que se han llegado a enfrentar a la policía antidisturbios y al personal de seguridad del centro, según se puede ver en los distintos vídeos que circulan en redes sociales.

Nota relacionada Conoce las novedades del proximo lanzamiento de Apple, el iPhone 15

Este tipo de incidentes no son habituales en China y reflejan la escalada de tensión que se está experimentando entre Foxconn y sus trabajadores tras casi un mes de cierre y de duras medidas para contener un brote de coronavirus en la factoría. De acuerdo con distintos medios, el desencadenante habría sido un plan de la compañía para retrasar el pago de algunas primas de los trabajadores, así como el miedo a compartir dormitorio con infectados dentro de la burbuja organizada por la empresa.

Según relata Bloomberg, cientos de trabajadores salieron de sus cuartos durante la madrugada de este miércoles al grito de “dadnos nuestra paga” y “lucha, lucha”. Varios trabajadores resultaron heridos tras el enfrentamiento con la policía y el personal de seguridad del centro. En otros vídeos, se puede ver como los antidisturbios utilizaron gas pimienta para reducir a los trabajadores después de que estos derribaran las barreras dispuestas en torno al centro de producción.

Nota relacionada Subastan un iPhone de primera generación por 40.000 euros

“Estoy muy asustado por este lugar, ahora todos podríamos ser positivos”, ha señalado un trabajador en declaraciones a ‘Bloomberg’. “Nos están enviando a la muerte”, ha denunciado otro. Asimismo, otros trabajadores han denunciado las deplorables condiciones higiene y la escasez de comida durante el confinamiento, así como la poca confianza del personal en las pruebas diagnósticas realizadas por la compañía.

A finales de octubre, el brote de Covid-19 en la fábrica de Foxconn, que suele tener unos 200.000 trabajadores, hizo que las personas que temían contagiarse de la enfermedad huyeran de la factoría, según las publicaciones en las redes sociales de entonces. Desde entonces, según diversas fuentes, la compañía ha intentado atraer a los trabajadores con un aumento de los salarios. Los gobiernos locales de toda la provincia de Henan, donde se encuentra Zhengzhou, se han encargado de movilizar a los residentes.

Nota relacionada Un Tribunal de Brasil multa a Apple y le exige vender el iPhone con cargador

Cabe señalar que las autoridades chinas impusieron este miércoles más restricciones para frenar un rápido aumento de las infecciones por Covid que afectarán a varias ciudades importantes, incluidas Pekín y Shanghái, después de dar signos de que las medidas podrían suavizarse en el futuro.

“Es un lío. Han creado una situación en la que los responsables locales están bajo una presión intolerable”, ha indicado Barry Naughton, profesor de la Universidad de California en San Diego especializado en economía china, a ‘Bloomberg’, quien cree que “la tensión radica en que Pekín quiere tanto ‘Covid cero’ como el pleno crecimiento económico”.