Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron en mayo pasado un 7,3 % interanual, afectadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevada inflación, según un informe sectorial difundido el 9 de junio.

Nota relacionada Ventas de combustibles caen en Argentina mientras los precios siguen en alza

Las ventas lograron, sin embargo, recuperarse un 6,6 % en comparación con abril último, según la medición hecha por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Aún así, acumularon un derrumbe del 16,2 % en los primeros cinco meses del año. La caída del consumo se da en un escenario de fuerte ajuste económico y alta inflación en Argentina.

Nota relacionada Argentina aumenta impuesto al combustible: se espera su repercusión en precios

Aunque la tasa de inflación muestra signos de desaceleración, sigue siendo muy elevada, y según cálculos privados, se habría ubicado en mayo en el 283,5 % interanual y el 4,6 % mensual, sin que los ingresos de los hogares se hayan recuperado.

«La falta de ventas fue el principal reclamo de la mayoría de los comercios relevados. Casi 7 de cada 10 negocios lo mencionó como su principal problema», señaló la CAME en su informe.

Nota relacionada FMI abre la vía para desembolsar a Argentina casi US$ 800 millones

Los comerciantes también manifestaron verse afectados por los altos costes logísticos y «los problemas de cobranza, que en la medida que la recesión avanza, se vuelven más acentuados».

«Hubo mayor estabilidad en los precios al público en mayo, pero con otros costos como energía, combustible, alquileres y salarios en alza, lo que complicó la rentabilidad del empresario», según el informe.

«Algunos manifestaron estar financieramente asfixiados», advirtió la CAME.

Con información de EFE.