Consensuada recientemente por los embajadores de los veintisiete Estados miembros de la Unión Europea (UE) la tanda de sanciones aprobada el lunes 24 de junio, la cual se dirige contra el gas natural licuado ruso, así como contra barcos que, con su actividad, contribuyen a la guerra contra Ucrania.

Nota relacionada Unión Europea aprueba su undécimo paquete de sanciones contra Rusia por Ucrania

Asimismo, el nuevo paquete incluye medidas restrictivas contra otras 69 personas y 47 entidades (algunas situadas en China, Kazajistán, Kirguistán, Turquía y Emiratos Árabes Unidos) responsables de acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania.

Nota relacionada España propone que la Unión Europea levante las sanciones a Venezuela

Negociaciones de adhesión

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitró Kuleba, reaccionó a la aprobación del nuevo paquete de medidas con un mensaje en cuenta de X, en el que recalca la importancia de las nuevas sanciones: «He subrayado la importancia del decimocuarto paquete de sanciones de la UE para ahogar más la economía de guerra de Putin y he celebrado los últimos pasos de la UE para utilizar los activos rusos congelados en beneficio de Ucrania”, escribió Kuleba, aludiendo así palabras de Borrell, que explora fórmulas para movilizar un total de 2 mil 500 millones de euros procedentes de activos rusos congelados. De ese monto, un primer tramo de 1.400 millones podría llegar a Ucrania a principios de julio.

Nota relacionada Nuevo paquete de sanciones: UE prohíbe la compra y la venta de diamantes rusos

Kuleba agradeció además a sus colegas europeos la decisión de empezar las negociaciones para la adhesión de Ucrania: «He dado las gracias a los 27 Estados miembros por aprobar los marcos de negociación de Ucrania y Moldavia. Nuestras conversaciones de acceso (a la UE) comenzarán mañana”, escribió Kuleba.

Con información de Deutsche Welle.