La empresa de transporte compartido Uber anunció que aumentará los precios de los viajes y las entregas en Estados Unidos y Canadá para compensar a los conductores por la subida del costo de la gasolina, que pagan ellos mismos.

En una entrada del blog oficial de la compañía, la jefa de operaciones para conductores en EE.UU. y Canadá, Liza Winship, explicó a última hora del viernes que la subida de precios durará por lo menos dos meses y que se traducirá en una tasa adicional a la tarifa de 45 o 55 centavos de dólar para el transporte de pasajeros y de 35 o 45 centavos para la entrega de comida mediante Uber Eats.

Nota relacionada Luis Vicente León: Abastecimiento de combustible en Venezuela podría verse afectado por el conflicto entre Rusia y Ucrania

La diferencia en la cuantía de la tasa dependerá de la ubicación en que se produzca cada servicio.

Esta tasa irá directamente y en su totalidad a los conductores y se aplicará incluso a los vehículos eléctricos, una medida que desde la compañía defienden asegurando que así se potencia la transición a este tipo de automóviles, ya que los conductores cobrarán más sin incurrir en gastos adicionales.

Nota relacionada Luis Vicente León: Rusia-Ucrania es el evento económico y político que más impacto tiene sobre Venezuela en estos momentos

La gasolina y el gasóleo volvieron a superar sus máximos históricos tras encarecerse en la última semana un 4,4 % y un 5,6 %, respectivamente, coincidiendo con la invasión rusa de Ucrania y con la posibilidad de que un embargo global al petróleo ruso impulse aún más los precios de los carburantes.

Tras esta nueva subida, la décima consecutiva para ambos carburantes, la gasolina se sitúa ya un 10,3 % por encima de su precio récord, que estuvo vigente más de 9 años hasta que se superó a finales de enero, mientras que el gasóleo marca un precio 9,4 % superior a su anterior máximo, también de 2012.

Nota relacionada Europa y EEUU anuncian sanciones contra Rusia por su intervención en Ucrania

Detrás de la escalada que sufren desde que comenzó el año los carburantes, se encuentra principalmente el encarecimiento del petróleo, que se sitúa actualmente en niveles históricos, y cuyo precio podría seguir aumentando tras el embargo anunciado por EE.UU. y el Reino Unido sobre las importaciones de crudo ruso, decisión que la Unión Europea no secunda, pero tampoco descarta.