Los agricultores de Francia, el mayor productor de cereales de la Unión Europea, habían completado prácticamente la siembra de trigo blando y cebada de invierno para el 14 de noviembre, y casi todos los cultivos estaban en buena forma, mostraron el viernes los datos de la oficina agrícola FranceAgriMer.

Los agricultores habían sembrado el 97% de la superficie prevista de trigo blando y el 99% de la superficie prevista de cebada de invierno, dijo FranceAgriMer. Se estima que el 98% de las cosechas de trigo blando y cebada de invierno se encuentran en buen o excelente estado.

Nota relacionada Los futuros de la soja suben por compras de oportunidad y el trigo baja

En el caso del trigo duro, la variedad utilizada en la pasta, se ha sembrado el 74% de la superficie prevista para la cosecha del próximo año.

La siembra de los cereales y la aparición de los cultivos se han visto favorecidas por el clima templado y las suficientes precipitaciones de este otoño boreal.

Nota relacionada Importaciones de soja de la UE en 2022/23 hasta el 13 de noviembre caen a 3,98 millones de toneladas

Los datos de FranceAgriMer indican que la nascencia de los cultivos de trigo blando y cebada de invierno se ha adelantado una semana al ritmo habitual, lo que refleja el impacto de un octubre excepcionalmente cálido.

Se espera que las lluvias de esta semana den un nuevo impulso a los cultivos en el periodo previo al letargo invernal y ayuden a reponer la humedad del suelo, agotada por la grave sequía del verano.

Nota relacionada La soja y los cereales suben por alza de los precios de la energía y debilidad del dólar

La semana anterior finalizó la cosecha de maíz en grano, cuya producción se calcula que ha caído a mínimos de tres décadas debido a la sequía.

Fuente: Reuters.