Tiziana Polesel, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), considera que muchas cosas deberían mejorar en el país para alcanzar un crecimiento económico durante el año 2022.

Destacó que, desde la institución atienden a diversos sectores de la economía venezolana, apuntando:

“Si bien unos pudieran perfilar un crecimiento tímido para el próximo año, otros requieren de mucho más para lograrlo”.

Explicó que resulta complicado hablar de cada uno de los problemas que presentan los diferentes sectores, debido a que cada uno tiene un inconveniente distinto.

Nota relacionada Consecomercio espera una mejoría que genere la recuperación económica en el país

Sostuvo que para Consecomercio, es muy importante la reactivación del crédito bancario. Señaló que este es uno de los elementos que motoriza a los comercios y servicios.

Añadió que en este momento, ni el comercio ni el consumo disponen de este beneficio, por lo que considera que abordar este tema sería una de las prioridades a solventar.

Mencionó que otro punto que no favorece a una recuperación rápida y eficiente, es la deficiencia e intermitencia en el servicio de combustible, energía eléctrica, conectividad y agua.

Aseguró que todos son elementos fundamentales que no ayudan al normal desenvolvimiento del sector.

Esquema 7+7

La líder del sector comercial considera necesario comprender que en 2022 no se debe regresar, bajo ningún concepto, al esquema del 7+7. Comentó que esto genera una complicación adicional en la reactivación del comercio.

Informó que durante la flexibilización ampliada se observó una mejoría en los establecimientos en donde noviembre y diciembre son determinantes en tema de ventas.

Nota relacionada Consecomercio: Flexibilización ha resultado ser un panorama inferior al esperado

Mencionó el caso de alimentos, ropa, accesorios y juguetes.

“Para estos, mantener una actividad permanente ha sido importante”.

Sin embargo, aclaró que para sectores como la industria y construcción estos meses podrían ser probablemente los peores del año.

Anunció que el sector alimento y medicamento –esenciales de la economía-, reportaron un promedio de crecimiento alrededor del 20%

Economía digital vs. Dolarización

Polesel declaró que al no tener formalmente un esquema dolarizado, la utilización del dólar como medida de transacción genera una serie de problemas.

Explicó que debido a la escasa forma de dar vuelto, casi ninguna operación o transacción económica se realiza en una sola forma de pago, subrayando lo siguiente:

“Es cuando empieza la complejidad dentro del comercio, que de pronto recibió el 80% del pago en divisas, pero tiene que recibir el restante en alguna fórmula transaccional de moneda electrónica”.

Recalcó que si no hay energía eléctrica, y además persisten los problemas de conectividad, habrá retardo a la hora del pago, incomodidad en el consumidor y angustia por parte del comerciante.

Nota relacionada Consecomercio: Mucha mercancía está llegando a Venezuela con incremento entre el 40% y 60%, producto de la pandemia

Aclaró que la utilización del dólar como medida de transacción en Venezuela, se debió a una decisión de tranquilidad tomada por el mercado ante la preocupación de preservar sus ingresos.

Opina que en estos momentos, dolarizar la economía no es factible en el país debido a distintas razones.

Informó que esto requiere de una serie de procesos que incluye a la Reserva Federal de Estados Unidos. Añadió que la posición del Estado venezolano ante este país es frágil, desde el punto de vista de operaciones comerciales y financieras. Manifestó:

“La economía digital no se trata únicamente de decretarlo, implica la existencia de un gobierno digital y que a su vez todos los trámites se puedan realizar de manera electrónica y trasparente”.

Por último, declaró que si no hay autorización del comercio para una factura digital, y sigue sin ser solventado el problema eléctrico en Venezuela, no es posible hablar de economías digitales.