En cuanto a las acciones de Telefónica se registra una revalorización de un 1,52% en hasta alcanzar los 4,74 euros dentro de un IBEX 35 que a la misma hora baja un 0,50%. El valor almacena un alza de casi un 23% en 2022, con una capitalización bursátil por encima de nuevo de los 27.400 millones de euros.

El estratega de mercados Ramón Bermejo indico el día de ayer sobre Telefónica “no tiene en el corto plazo ningún elemento bajista”. “Continúa la sucesión de máximos y mínimos ascendentes sin patrón bajista. El elemento positivo que tiene es la gran figura de HCH invertido que presenta la serie mensual”.

Conforme con sus declaraciones, el mercado podría registrar recuperaciones significativas. “El elemento relevante es que entre el hombro derecho y el hombro izquierdo ha transcurrido más de un año que es un tiempo adecuado para que el mercado valide la figura y alcance el objetivo”, señala Bermejo.

La fuerza que ha mantenido Telefónica en lo que va de año ha permitido a la teleco recuperar niveles que no pisaba desde febrero de 2020, en los primeros coletazos de la pandemia en los parqués mundiales. El valor llegó a caer hasta los 2,44 euros en octubre de ese mismo año, en plena segunda ola en España. Si se coteja su reciente cotización con esos mínimos, el rebote es de un 94%.

Sin embargo, el valor se encuentra por debajo de los niveles de 5 euros a los que cotizaba antes del confinamiento. Los máximos históricos, que desde 2007 se sitúan por encima de los 20 euros, todavía están muy lejos.