El rublo alcanza máximos de 7 años por el récord de los precios del gas y el petróleo

El rublo alcanza máximos de 7 años por el récord de los precios del gas y el petróleo

Se ha fortalecido tanto que el Banco Central de Rusia está tomando medidas para intentar debilitarlo

El rublo ruso ha alcanzado máximos de siete años en 53,35 por dólar, su mejor cambio desde 2015, pese a las fuertes sanciones internacionales por la economía rusa, aupado por los precios récord del gas y el petróleo, de los que Rusia es uno de los máximos exportadores mundiales.

La apreciación de la moneda desde su mínimo histórico de inicios de marzo, en casi 155,00 por dólar, que alcanzó cuando cuando Estados Unidos y la Unión Europea comenzaron a desplegar sanciones sin precedentes sobre Moscú en respuesta a su invasión de Ucrania, es de más del 65%.

Nota relacionada Países Bajos informa que no pagará el gas ruso en rublos y Gazprom corta el suministro

La impresionante subida del rublo en los meses siguientes ha dado pábulo al Kremlin como «prueba» de que las sanciones occidentales no están funcionando.

«La idea era clara: aplastar violentamente la economía rusa», dijo el presidente ruso Vladimir Putin la semana pasada durante el Foro Económico Internacional anual de San Petersburgo. «No tuvieron éxito. Obviamente, eso no ocurrió».

A finales de febrero, tras la caída inicial del rublo y cuatro días después del inicio de la invasión de Ucrania, el 24 de febrero, Rusia duplicó con creces el tipo de interés clave del país, hasta la friolera del 20% desde el 9,5% anterior. Desde entonces, el valor de la moneda ha mejorado hasta el punto de que ha bajado el tipo de interés en tres ocasiones hasta alcanzar el 11% a finales de mayo.

Nota relacionada Rusia ultima un mecanismo similar al del gas para los pagos de su deuda en divisas

De hecho, el rublo se ha fortalecido tanto que el banco central de Rusia está tomando medidas para intentar debilitarlo, por temor a que esto haga que sus exportaciones sean menos competitivas.

Según la ‘CNBC’, Rusia está obteniendo ingresos récord por el petróleo y el gas y las razones son, por decirlo de forma sencilla: unos precios de la energía sorprendentemente altos, los controles de capital y las propias sanciones.

Nota relacionada Los líderes de la UE iniciaron la cumbre centrada en Ucrania y las sanciones al crudo ruso

Rusia es el mayor exportador de gas del mundo y el segundo de petróleo. ¿Su principal cliente? La Unión Europea, que ha estado comprando energía rusa por valor de miles de millones de dólares a la semana mientras trataba de castigarla con sanciones.

Eso ha puesto a la UE en una situación incómoda: ahora ha enviado a Rusia exponencialmente más dinero en compras de petróleo, gas y carbón que el que ha enviado a Ucrania en ayudas, lo que ha contribuido a llenar las arcas del Kremlin. Y con los precios del crudo Brent un 60% más altos que el año pasado por estas fechas, a pesar de que muchos países occidentales han frenado sus compras de petróleo ruso, Moscú sigue obteniendo un beneficio récord.

¿Cómo la moneda rusa se volvió la divisa con mejor desempeño del mundo pese a las sanciones?

¿Cómo la moneda rusa se volvió la divisa con mejor desempeño del mundo pese a las sanciones?

A pesar de todo lo sucedido, el rublo, la divisa rusa, se ha convertido en la moneda con mejor desempeño del mundo frente al dólar en lo que va de año, sobrepasando hasta al real brasileño.

De hecho, no han podido detener su ascenso las sanciones económicas más rápidas y duras de la historia moderna impuestas por Occidente en respuesta a la invasión de Ucrania.

Tan solo dos meses luego de que el valor del rublo se desplomara de forma agresiva a menos de un centavo estadounidense, la moneda dio un giro sorprendente.

Si el 7 de marzo tocó mínimos históricos en 0,007 rublos por dólar, en lo que va de 2022 la divisa de Rusia se revalorizó alrededor de un 15% frente a la moneda estadounidense y cotiza en torno a 0,016.

Según los expertos, la clave ha sido los férreos controles de capitalimpuestos por el Kremlin que dejaron, cuando empezó la guerra con Ucrania, imágenes de la población haciendo cola en los cajeros.

La interdicción de que sus ciudadanos vendieran rublos para comprar monedas extranjeras fue calificada por el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, como manipulación monetaria.

Dichos controles valieron para congelar gran parte de las reservas de divisas de Rusia en el momento en el que más necesita estos recursos, tanto para compensar el éxodo de inversiones y capitales como para financiar la invasión militar a Ucrania, más prolongada de lo que esperaba.

El caso de Turquía o Argentina

Lo imprevisto de esta recuperación es que otros países, como Turquía o Argentina, que se vieron obligados a imponer medidas similares, no solo no lograron los mismos resultados que Rusia, sino que tanto la lira como el peso experimentaron consecuencias desastrosas.

Estas monedas tocaron mínimos históricos y aún luchan por recuperarse.

En su acción de emergencia seguidamente luego de conocer el castigo internacional, el Kremlin empezó a adoptar medidas inexploradas para las generaciones que no vivieron la época de la Unión Soviética.

«El banco central ruso se vio obligado a aumentar drásticamente las tasas de interés y aumentar los controles de capital en respuesta a las sanciones occidentales«, apunta al portal BBC Mundo Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión eToro.

«Las tasas de interés se duplicaron con creces al 20%. Los exportadores rusos se vieron obligados a convertir en rublos el 80% de sus ingresos extranjeros, y las personas estaban limitadas en términos de cuánto podían transferir al extranjero«, agregó.

Una de las sanciones más grandes y de mayor impacto sobre Rusia fue la congelación de sus cuentas en el extranjero.

Asimismo, otra de las medidas para defender su divisa fue exigir a los países de la Unión Europea que le compran gas natural que paguen sus facturas en rublos, en lugar de dólares o euros.

Represalia estratégica contra Europa

Muchos países europeos dependen en gran medida del gas ruso y, a pesar de los planes para buscar fuentes alternativas de energía, el proyecto de la Unión Europea para dejar de abastecerse en Rusia llevará años en completarse.

Alemania, quien es uno de los mayores clientes de la estatal gasista rusa Gazprom, ya accedió a pagar en rublos junto con otros grandes compradores europeos.

«La decisión de Rusia es una represalia estratégica contra la UE, aprovechando su poder como principal proveedor de gas natural a Europa. El Viejo Continente recibía alrededor del 40% de su gas de Rusia antes de la guerra de Ucrania«, afirma Levon Kameryan, analista senior de Scope Ratings.

Finalmente, los precios más altos de las materias primas también han ayudado mucho.

Un petróleo más caro significa que los clientes de Rusia ahora tendrán que pagar más dólares por cada barril y, por lo tanto, necesitarán más rublos.

Soluciones a corto plazo

No obstante, los especialistas señalan que los tres factores -estrictos controles de capital, tasas de interés más altas y precios más altos de las materias primas- solo han conseguido ralentizar lo que será un año «funesto» para la economía rusa.

«El rápido ascenso del rublo es un problema para los exportadores y algunos productores nacionales, lo que se suma a la presión de las sanciones. También significa menos ingresos para el presupuesto«, dijo Scott Johnson, economista que cubre Rusia para Bloomberg Economics.

Sin embargo, ¿puede considerarse el repunte del rublo como un barómetro para saber si las sanciones occidentales están funcionando?

De acuerdo con Johnson «desde fuera de Rusia es tentador ver el repunte del rublo como una señal de que las sanciones no están teniendo el efecto deseado. Pero eso no es del todo correcto».

«La apreciación ha sido impulsada en gran medida por la conversión obligatoria de los ingresos de exportación y otros controles de capital, lo que limita el flujo de efectivo desde el extranjero«, dice.

«El rublo pinta una imagen precisa de la balanza de pagos, pero no de la economía subyacente, donde las perspectivas son más funestas«, agregó.

En la misma línea piensa Laidler.

«El repunte del rublo ahora puede haber terminado. La fortaleza de la moneda hizo que las exportaciones rusas fueran menos competitivas y las sanciones estadounidenses más estrictas han aumentado las posibilidades de un incumplimiento de la deuda«.

El rublo alcanza máximos de 7 años por el récord de los precios del gas y el petróleo

El Banco Central de Rusia recorta tipos por tercera vez, hasta el 11% desde el 14%

Con el fin de estabilizar el fortalecimiento del rublo y respaldar su economía

El Banco Central de Rusia ha recortado tipos este jueves por tercera vez desde principios de abril, con el fin de estabilizar el fortalecimiento del rublo y respaldar su economía en un momento muy complicado.

El Banco de Rusia ha bajado sus tipos del 14% al 11%. Esto, tras los dos recortes de tipos de abril. El primero, el 8 de abril (los bajó hasta el 17% desde el 20%), y el segundo, el 29 de abril (del 17% al 14%).

Nota relacionada Ucrania, prioridad para los líderes reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos

«Las presiones inflacionistas se reducen gracias a la dinámica del tipo de cambio del rublo y a la notable disminución de las expectativas de inflación de los hogares y las empresas», ha dicho el banco central en un comunicado.

El organismo aplicó una subida de emergencia del tipo de interés básico del 9,5% al 20% en febrero, días después de la invasión de Ucrania, en un intento de apoyar la caída del rublo.

Nota relacionada «Rusia ha ganado una fortuna en los últimos meses», avisa el ministro alemán de Economía

Sin embargo, con la vuelta del rublo a los niveles anteriores a la guerra, los responsables políticos están centrando su atención en recalibrar la economía en un esfuerzo por absorber el impacto de las sanciones de las potencias internacionales.

Nota relacionada G7 moviliza 19.800 millones de dólares de ayudas a Ucrania en 2022

Aunque la moneda y el sistema financiero del país se han estabilizado, las perspectivas de la economía rusa son sombrías, ya que las sanciones occidentales limitan la capacidad del país para importar bienes, servicios, piezas y equipos necesarios. La semana pasada, Naciones Unidas afirmó que espera que la economía rusa se contraiga un 10,6% este año.

«Las condiciones externas de la economía rusa siguen siendo difíciles y limitan considerablemente la actividad económica», ha declarado el Banco de Rusia.

El rublo alcanza máximos de 7 años por el récord de los precios del gas y el petróleo

Rusia reduce los tipos de interés al 14% y prevé una inflación del 23% este año

Es el segundo recorte en el mes de abril, tras la drástica subida al 20% por la guerra

El Banco Central de Rusia ha vuelto a recortar su tipo de interés básico en un 3%, del 17% al 14%, con el fin de mitigar el impacto de las sanciones económicas internacionales. Es el segundo recorte de la tasa en abril, después de una rebaja de otro 3%, desde el 20% al 17%, a inicios de mes.

Nota relacionada El bitcoin mantiene posiciones mientras EEUU amplía sus sanciones contra Rusia a la minería de ‘criptos’

El Banco Central aplicó una subida de emergencia del tipo de interés básico del 9,5% al 20% en febrero, días después de la invasión de Ucrania, en un intento de apoyar la caída del rublo.

Sin embargo, con la vuelta del rublo a los niveles anteriores a la guerra, los responsables políticos están centrando su atención en recalibrar la economía en un esfuerzo por absorber el impacto de las sanciones punitivas de las potencias internacionales.

Nota relacionada General Motors, primer gigante del automóvil que abandona Rusia

La inflación rusa alcanzó el 16,7% en marzo y el banco central dijo el viernes que espera una inflación anual de entre el 18% y el 23% este año, por encima de la previsión de los economistas que esperan una contracción de dos dígitos de la economía y una inflación superior al 20% en 2022.

Nota relacionada YouTube y Google Play suspenden servicios de pago en Rusia

«El entorno exterior de la economía rusa sigue siendo difícil y limita considerablemente la actividad económica. Dado que los riesgos para la estabilidad financiera y de precios ya no aumentan, las condiciones han permitido la reducción del tipo de interés básico», ha declarado el banco central en un comunicado el viernes. «Los últimos datos semanales indican una ralentización de las tasas de crecimiento de los precios actuales como consecuencia del fortalecimiento del rublo y el enfriamiento de la actividad de consumo».

Ha añadido que «tendrá en cuenta la necesidad de una transformación estructural de la economía y garantizará el retorno de la inflación al objetivo en 2024«.

Los rusos hacen largas colas para obtener dinero en efectivo en medio del desplome del rublo

Los rusos hacen largas colas para obtener dinero en efectivo en medio del desplome del rublo

La invasión rusa en Ucrania y las duras sanciones impuestas por Occidente, ya están teniendo serias consecuencias económicas en el país liderado por Vladimir Putin.

La mañana de este lunes se desplomó el valor del rublo, la moneda local, cayendo más de un 30%.

Para hacer frente a la crisis, el Banco Central de Rusia duplicó su tasa de interés, elevándola del 9,5% al 20%, en un intento por contener la devaluación de su moneda.

El colapso del valor del rublo desgasta el poder adquisitivo de la moneda y podría perjudicar los ahorros de los rusos, quienes ya presentan algunas señales de inquietud.

Este fin de semana, cientos de personas hicieron largas colas en distintas ciudades del país para acceder a cajeros automáticos y casas de cambio, y así poder retirar dinero en efectivo. Esto no es más que una reacción de las consecuencias que deja el conflicto entre ambos países.