Dos nuevos buques irán a Ucrania para cargar cereales

Dos nuevos buques irán a Ucrania para cargar cereales

Dos buques mercantes con destino a puertos ucranianos para cargar cereales han llegado en la madrugada de este miércoles a la costa de Estambul, donde fondean a la espera de ser inspeccionado para verificar que no transportan armas, antes de proseguir su ruta.

El Centro de Coordinación Conjunta (JCC), establecido en Estambul para velar por el cumplimiento del acuerdo firmado el mes pasado por Moscú y Kiev para desbloquear las exportaciones de grano, confirmó que sus expertos efectuarán hoy las inspecciones.

Nota relacionada Se interrumpe el suministro de petróleo ruso a través de Ucrania debido a las sanciones

«Los buques Petrel S y Brave Commander serán inspeccionados en el mar de Mármara y, si reciben el visto bueno, zarparán con rumbo a Chornomorsk y Yuzhni (Pivdenniy), respectivamente», señala un comunicado de Naciones Unidas.

Ambos buques pasaron esta madrugada el Bósforo, provenientes del Mar Negro, para fondear en la rada de Estambul en el Mar de Mármara, donde se realizan ahora las inspecciones del JCC.

Nota relacionada El barco con cereales ucranianos recibió autorización para seguir su ruta hacia el Líbano

El Petrel S, que ha llegado desde el puerto turco de Trebisonda, es un carguero de 120 metros de eslora y una capacidad de 19.000 toneladas de carga, que navega bajo bandera de Liberia.

El Brave Commander, con bandera libanesa y eslora de 150 metros, puede cargar 23.000 toneladas.

Nota relacionada Rusia propone cuatro rutas para exportar cereales desde Ucrania

Se trata del tercer y cuarto buque, respectivamente, que parten hacia Ucrania para cargar cereales, mientras que, hasta ahora, 12 cargueros con maíz, productos de girasol y soja han zarpado desde Odesa, Chornomorsk y Yuzhni, los tres puertos ucranianos autorizados por el acuerdo.

Fuente: Agencia EFE.

Reuters: Putin se muestra dispuesto a discutir la reanudación de los envíos de granos desde Ucrania

Reuters: Putin se muestra dispuesto a discutir la reanudación de los envíos de granos desde Ucrania

El presidente Vladimir Putin dijo el sábado a los líderes de Francia y Alemania en una llamada telefónica que Rusia está dispuesta a discutir formas de hacer posible que Ucrania reanude los envíos de granos desde los puertos del mar Negro, reportó el Kremlin.

Nota relacionada Rusia quiere exportar 50 millones de toneladas de cereales

Rusia y Ucrania representan casi un tercio de la oferta mundial de trigo. Rusia es también un exportador clave de fertilizantes a nivel mundial, mientras que Ucrania es un gran exportador de maíz y aceite de girasol.

«Rusia está dispuesta a ayudar a encontrar opciones para la exportación de grano sin obstáculos, incluyendo la exportación de granos ucraniano desde los puertos del mar Negro», dijo el Kremlin.

Nota relacionada OMC pide a países con reservas de cereales liberarlas para hacer frente al alza de precios

Asimismo, indicó que informó al presidente francés, Emmanuel Macron, y al canciller alemán, Olaf Scholz, que Rusia está dispuesta a aumentar sus exportaciones de fertilizantes y productos agrícolas si se levantan las sanciones en su contra, una demanda que ha planteado en conversaciones con los mandatarios de Italia y Austria en los últimos días.

Ucrania y los países occidentales han acusado a Rusia de instrumentalizar la crisis alimentaria creada por su invasión de Ucrania, que ha disparado los precios de los cereales, los aceites de cocina, los combustibles y los fertilizantes.

Rusia ha culpado de la situación a las sanciones occidentales en su contra.

Nota relacionada EFE: Draghi pide una iniciativa conjunta para desbloquear el trigo de Ucrania

Según el Kremlin, Putin también dijo que Rusia está dispuesta a reanudar las conversaciones con Ucrania.

«Se prestó especial atención al estado de las negociaciones, que están congeladas por culpa de Kiev. El presidente Vladimir Putin confirmó la apertura de la parte rusa para reanudar el diálogo», señaló.

Qué son los «bonos de guerra» y cómo pueden ayudar a Kiev ante el ataque ruso

Qué son los «bonos de guerra» y cómo pueden ayudar a Kiev ante el ataque ruso

Mientras la guerra de rusa sobre Ucrania continua, el gobierno de Volodymyr Zelensky está buscando la manera de financiar a sus Fuerzas Armadas y la costosa defensa de su país.

El panorama es confuso: luego de una importante inversión y modernización del poderío militar de Rusia, los ucranianos son superados en armas y en número de soldados, sin nombrar la capacidad aérea ucraniana, que es menor a la rusa.

Asimismo, su economía está detenida por la guerra, con insuficiente capacidad de recaudación y precios disparados como el del petróleo.

En esa trama, el Ministerio de Finanzas ucraniano notificó esta semana que recurrirán a un viejo instrumento financiero para apoyar a sus tropas: el llamado «bono de guerra».

«En un momento de agresión militar de la Federación Rusa, el Ministerio de Finanzas ofrece a los ciudadanos, empresas e inversores extranjeros apoyar el presupuesto de Ucrania invirtiendo en bonos del gobierno militar», manifestó el ministerio a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo con lo que especificó el gobierno de Zelensky, cada bono tendrá un valor nominal de 1.000 grivnas ucranianas (US$33) y la tasa de interés «se determinará en la subasta».

«Los ingresos de los bonos se utilizarán para satisfacer las necesidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania», añadió.

En una reunión con negociantes extranjeros, la cartera de finanzas igual dio indicaciones de tranquilidad al mercado, afirmando que no incumplirán con sus deudas existentes.

A los inversionistas les preocupa que la invasión por parte de Rusia empuje a Kiev a dejar de pagar su deuda. De hecho, en los últimos días ha habido una fuerte caída en los precios de los bonos de circulación de Ucrania.

Bajo este escenario, los «bonos de guerra» parecen ser una buena salida (o, al menos, un respiro) para financiar su defensa. La recaudación (que comenzó este martes) logró recaudar en un día aproximadamente U$270 millones.

Ahora bien, ¿qué son realmente estos bonos y cuándo se ha recurrido a ellos en la historia reciente?

¿Qué són?

Los bonos de guerra son deudas que un determinado Estado adquiere con inversionistas (particular o institucionales), la cual se compromete a devolverle en un plazo determinado con los intereses correspondientes.

El dinero se emplea específicamente para financiar las operaciones militares durante un período de conflicto bélico.

Regularmente, este adiestramiento de recaudación brinda un tipo de rendimiento por debajo de la media y con un alto porcentaje de riesgo pues, si se pierde la guerra, es viable que también el dinero invertido. De esta manera, se suele atraer a los inversionistas apelando al patriotismo y a las emociones de los ciudadanos que quieran ayudar en la defensa de un país.

Ucrania, por ejemplo, ha llamado a apoyar a su nación «en tiempos difíciles».

Los bonos de guerra además son un medio para controlar la inflación al sacar dinero de circulación de una economía estimulada en medio de los conflictos bélicos.

¿En qué otros momentos de la historia se ha recurrido a ellos?

En esta ocasión, no es la primera vez en la historia que se recurre a este instrumento financiero para apoyar a las Fuerzas Armadas de un país en momentos de guerra.

Asimismo, Estados Unidos emitió este tipo de bonos para financiar parte del gasto en su defensa durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

En 1917 y 1918, el gobierno estadounidense emitió los llamados «Liberty Bonds«, creando una campaña masiva con el objetivo de popularizar los bonos mediante los llamados patrióticos. En la campaña también participaron artistas famosos, entre ellos, Charles Chaplin y la actriz Ethel Barrymore.

Hoy se cree que esta herramienta de financiamiento fue vital para la recaudación de fondos en la defensa del país.

En 1940 se repitió la historia.

Aunque se evaluó la posibilidad de cobrar impuestos para el financiamiento de las Fuerzas Armadas, posteriormente se recurrió de nuevo a los bonos (esta vez se les llamó «War Bonds» o «Victory Bonds«) tras el ataque japonés a Pearl Habour en 1941.

Reino Unido también emitió bonos de guerra en 1917.

La manera propagandística para atraer este tipo de inversión era: «Si no puede luchar, puede ayudar a su país invirtiendo todo lo que pueda en Bonos del Tesoro Público al 5%… A diferencia del soldado, el inversionista no corre ningún riesgo».

La revista política británica The Spectator, redactó: «Es el pueblo de Gran Bretaña quien debe proporcionar el efectivo para financiar la guerra».

También Canadá adoptó los bonos de guerra como una forma de inyectarle recursos a su defensa durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El país consiguió involucrar a millones de canadienses a través de agresivas campañas con voluntarios que ofrecían los llamados «bonos de la victoria» de puerta en puerta y a corporaciones privadas.

«Los bonos de la victoria ayudarán a detener esto» o «trae [al soldado] a casa con el bono de la victoria» eran algunos de los slogans para la fecha.

Las razones por las que el conflicto entre Ucrania y Rusia impulsará al Bitcoin

Las razones por las que el conflicto entre Ucrania y Rusia impulsará al Bitcoin

«En las criptodivisas no hay ninguna autoridad central que pueda bloquear los pagos», avisan desde deVere Group.

El amplio movimiento de aversión al riesgo que ha golpeado a los mercados globales no ha dejado fuera al Bitcoin y al resto de criptomonedas, que han encadenado cinco jornadas de caídas al calor de las tensiones geopolíticas. El conflicto entre Rusia y Occidente por una invasión de Ucrania que parece inevitable se ha sobrecalentado en los últimos días, con la consecuente huida en tropel de inversores de las bolsas y otros activos como las monedas digitales. Sin embargo, numerosos analistas avisan de que los activos criptográficos pueden acabar viendo cómo se giran las tornas y aumenta su valor.

El rol de activo refugio del bitcoin que tanto se había alabado anteriormente está completamente en horas bajas. De hecho, un reciente informe de Bank of America indica que lleva seis meses comportándose como un activo de riesgo altamente correlacionado con la Bolsa de Nueva York. Por lo tanto, pese al rebote del 15 de febrero, no ha visto entradas de capitales como sí lo han hecho el petróleo, el gas o el oro. Sin embargo, el mercado de las criptomonedas tampoco ha experimentado una masacre como la de anteriores semanas y esto es debido a varios factores.

Nota relacionada El Bitcoin rebota hacia los 44.000 dólares tras tocar el soporte del canal

De hecho, los expertos apuntan a que, si la crisis se agrava, el precio del bitcoin subirá. La razón a la que aluden para fundamentar su predicción es que la criptodivisa líder es fácilmente transportable. Teniendo en cuenta que la salida de efectivo de los países está prohibida, especialmente en casos como la guerra, la ventaja que ofrecen el bitcoin y las ‘altcoins’ pasará a primer plano. Se cree que habrá más entradas en los mercados de criptomonedas en paralelo a la escalada de las hostilidades en Ucrania.

«El bitcoin está ampliamente considerado como un valioso depósito de valor y medio de intercambio», subraya Nigel Green, CEO de deVere Group. «Pero los problemas geopolíticos de las últimas jornadas han puesto a prueba sus otros valores fundamentales de ser un sistema monetario viable, descentralizado, a prueba de manipulaciones y no confiscable«, agrega el experto.

Nota relacionada El Bitcoin rebota hacia los 44.000 dólares tras tocar el soporte del canal

Argumenta que este conflicto, en concreto, «está dando pruebas de casos de uso en la vida real para el bitcoin y las ‘criptos’ en tiempos extremadamente volátiles». Algo que «aumentará aún más la adopción masiva del bitcoin y conducirá a precios más altos este año», asegura.

En primer lugar, varias informaciones muestran que las donaciones en bitcoins están inundando las organizaciones no gubernamentales ucranianas y los grupos de voluntarios. Las actividades de recaudación de fondos se están utilizando, según los expertos, para equipar al ejército ucraniano con suministros militares y médicos.

No obstante, hay más tela que cortar del lado de Rusia, donde los oligarcas, empresarios y autoridades podrían hallar en los activos ‘cripto’ una alternativa a los posibles bloqueos y sanciones de EEUU o la Unión Europea (UE). Los expertos inciden en que los rusos pueden usar el bitcoin como cobertura y es muy probable que muchos inversores apuesten por las criptodivisas, que serían un activo decente en tales circunstancias.

Nota relacionada Así se mete bitcoin en el conflicto entre Rusia y Ucrania

Hace hincapié el CEO de deVere en las prisas que se está dando el gobierno de Moscú en regular esta forma de pago e inversión. Esta misma semana se hará público un borrador de proyecto de ley que someterá a los tokens a la misma regulación que rige las monedas extranjeras, según informa la prensa local, y se espera su entrada en vigor en la segunda mitad de 2022 o a principios de 2023.

Las transacciones con el bitcoin no están prohibidas actualmente en Rusia; sin embargo, deben ejecutarse a través de un banco con licencia universal o una plataforma de intercambio con licencia en el país. Según la nueva ley, las transacciones de criptodivisas de más de 600.000 rublos (8.000 dólares) tendrán que ser declaradas oficialmente al Servicio Federal de Impuestos para evitar que sean procesadas como un acto criminal.

Las monedas electrónicas «pueden eludir las instituciones financieras tradicionales que podrían bloquear las transacciones, ya que en las criptodivisas no hay ninguna autoridad central que pueda bloquear los pagos», explica Green. Y concluye: «En otros lugares, hemos visto recientemente que la ventaja de recaudar fondos en ‘criptos’ es que es mucho más difícil confiscarlos.

«Masacre de San Valentín en las bolsas por el temor a Rusia»

«Masacre de San Valentín en las bolsas por el temor a Rusia»

La renta variable se hunde mientras se especula con un inminente ataque a Ucrania.

Las valoraciones de los expertos dejan este lunes aciago titulares muy interesantes y curiosos. Neil Wilson, director de análisis de Markets.com, aprovecha que hoy se celebra el Día de los Enamorados para titular «Masacre de San Valentín en las bolsas por el temor a Rusia».

Los principales índices del Viejo Continente se dejan más de un 2% mientras que Wall Street cae de forma moderada. El temor a un inminente ataque de Rusia a Ucrania es la causa de esta situación, alimentado además por las últimas declaraciones de EEUU.

Nota relacionada El precio del Brent supera los 95 dólares ante la tensa situación en Ucrania

El canciller alemán, Olaf Scholz, viaja a Kiev y Moscú para intentar evitar la guerra, que según Estados Unidos podría comenzar en los próximos días. La bolsa italiana es la que peor lo está haciendo en estos momentos, con caídas cercanas al 4%. Los bancos y los valores del sector turístico son los que más están cayendo.

«Los bancos se están viendo afectados, ya que no sólo están expuestos a Rusia a través de los préstamos pendientes (Société Générale, UniCredit…), sino que también se teme que Rusia pueda quedar fuera de la red de pagos Swift«, explica Wilson.

Nota relacionada El aluminio y el níquel suben por inquietud en torno a los suministros rusos

«Las acciones de BP bajan un 3% mientras los precios del petróleo se muestran muy volátiles –han marcado máximos de 7 años– debido a su participación en la rusa Rosneft. Sin embargo, los valores del sector de los viajes son los más afectados, ya que IAG y TUI bajan y Wizz Air bajan con fuerza; supongo que una guerra en Europa disuadiría un poco a la gente de irse de vacaciones, pero también la interrupción del espacio aéreo«, continúa este analista.

En cuanto a los activos refugio, el director de análisis de Markets.com señala que el oro está un poco más débil después de haber subido fuertemente el viernes, todavía por encima de los 1.850 dólares. «El bitcoin no está haciendo nada, en 42.000 dólares… Rusia es la tercera potencia mundial de minería de criptomonedas«, añade Wilson.

Nota relacionada Oro cae desde máximos de 3 meses, crisis en Ucrania inquieta a inversores del paladio

Este experto se pregunta si Occidente tiene la suficiente fuerza para enfrentarse con Putin y reconoce que la «desastrosa debacle afgana» de Joe Biden ha envalentonado a Rusia para moverse. Por su parte, da la impresión de que Biden quiere enmendar su ‘no actuación’ en Afganistándesde EEUU llegan constantemente mensajes alarmantes sobre Rusia y Ucrania que, en cierto modo, ‘alimentan’ el conflicto.

Europa, por su parte, ha adoptado una postura más conciliadora, personalizada en Emmanuel Macron, aunque parece que poco tiene que decir mientras EEUU dirige la situación.

Asuntos de la Reserva Federal 

El otro tema que está propiciando las caídas en las bolsas es lo que pueda hacer la Fed con los precios. La inflación de enero ha alcanzado su nivel más alto en 40 años y esto, junto con las ‘incendiarias’ declaraciones del presidente de la Fed de Saint Louis, James Bullard, de la semana pasada, pidiendo ya un alza de 50 puntos básicos en las tasas en marzo, tiene revolucionados a los inversores

Las acciones de Wall Street terminaron la semana con una fuerte caída en este contexto general de aumento de la inflación, los rendimientos de los bonos y los riesgos geopolíticos.

El Nasdaq Composite cayó un 2,78% y el S&P 500, un 1,9%, hasta los 4.419 puntos. El Dow Jones cedió más de 500 puntos, un 1,43%. En la semana, el Nasdaq y el S&P 500 bajaron alrededor de un 2%, mientras que el Dow retrocedió un 1%

Para Neil Wilsonlo que realmente está preocupando a los inversores no es Ucrania, sino la Reserva Federal y la «total incertidumbre sobre las medidas políticas que podría adoptar en las próximas semanas y meses». Esta semana se conocerá algo más de la Fed con las actas de la última reunión del FOMC, así como con las comparecencias de una serie de ponentes del banco central estadounidense.