Proyecto ley de Colombia subiría en 200% impuestos a los ricos

Proyecto ley de Colombia subiría en 200% impuestos a los ricos

Gustavo Petro, dio a conocer un plan para imponer un impuesto sobre el patrimonio a los ricos apenas unas horas luego de haber prestado juramento, las campanas de alarma solo sonaron muy fuerte en los barrios de moda de Bogotá y Medellín.

Este tipo de impuesto no es nuevo. El país ha tenido uno, intermitentemente, a lo largo de décadas. Y, también a primera vista, este se parecía mucho a los anteriores: una tasa impositiva del 0,5% sobre los activos con un valor superior a los US$600.000, la que aumentaría al 1% sobre los activos avaluados en más de US$1,1 millones.

Sin embargo, una revisión más profunda muestra una diferencia crítica que hace que este impuesto sea notablemente más potente, tanto que podría —junto con otra propuesta de Petro en desarrollo— incrementar los impuestos a los más ricos en aproximadamente un 200%. El proyecto de ley obligaría a los ricos a declarar sus activos al valor actual, a diferencia de la ley anterior, que les permitía declarar los activos a su precio de compra original.

Por su parte, si el Congreso lo aprueba tal como está, marcaría una importante victoria legislativa temprana para Petro, el tipo de trofeo que demostraría que se toma en serio la reducción de la brecha entre ricos y pobres en una de las sociedades más desiguales de América Latina. Petro se ha jactado de que Thomas Piketty, el economista francés conocido por impulsar los impuestos sobre el patrimonio como un medio para reducir la desigualdad, es uno de sus asesores. No obstante, la aprobación del proyecto de ley también provocaría una carrera entre los ricos para sacar dinero del país en un intento por ocultarlo de las autoridades.

Nota relacionada La oferta de entretenimiento en vivo está moviendo la economía de Colombia

“La gente se va a mover extremadamente rápido”, dijo Juan Ricardo Ortega, exdirector de la agencia tributaria de Colombia. “Solo van a atrapar a los colombianos como yo, que no tenemos dinero suficiente para ir a ningún lado”.

El proyecto de ley considera que el impuesto se aplique a los activos —como acciones, bonos y bienes inmuebles— que se posean el último día del año. Ortega afirmó que el vecino Panamá, un país utilizado durante mucho tiempo por las élites mundiales como paraíso fiscal, es un destino probable para gran parte de la riqueza.

Fortunas mayores

Tanto Ortega como Lucas Solano, un planificador de gestión patrimonial que se especializa en legislación fiscal en Credicorp Capital, llegaron a la estimación de que el incremento alcanzaría aproximadamente un 200%.

El proyecto de ley de impuestos podría, por supuesto, disolverse—o acrecentarse— en el Congreso. Aunque Petro, un exguerrillero de 62 años, forjó una coalición de Gobierno mediante alianzas con importantes grupos de legisladores, incluido el poderoso Partido Liberal, que le facilitarán la aprobación de leyes.

Nota relacionada Colombia critica que los ricos tributan menos que los asalariados

El dinero recaudado de la ley de impuestos, equivalente a 1,7 puntos porcentuales del producto interno bruto en total, ayudaría a su Gobierno a financiar las promesas de impulsar el gasto social y, al mismo tiempo, reducir el déficit presupuestario, una clave para calmar a los nerviosos inversionistas en bonos del país.

10.000 personas

El antiguo impuesto sobre el patrimonio entró en vigor por primera vez a principios de siglo. El problema con esto, según Ortega, fue que permitir que las personas valoraran sus activos al precio de compra subestimó en gran medida su riqueza y, como resultado, los impuestos que pagaban.

Por ejemplo, en 2017, la mayor fortuna declarada a la agencia tributaria colombiana era de alrededor de US$1.500 millones, según una investigación de los economistas Luis Jorge Garay y Jorge Enrique Espitia.

El nombre de esa persona no fue dado a conocer, sin embargo, hay colombianos que tienen fortunas mucho más grandes que esa. Como Luis Carlos Sarmiento Angulo, la persona más rica del país, cuyos activos estaban avaluados en US$12.500 millones a finales de ese año, según el índice de multimillonarios de Bloomberg.

Unos 10.000 colombianos estarían sujetos al nuevo impuesto, según Espitia, quien trabaja en la contraloría nacional. Eso es equivalente a alrededor del 0,02% de la población.

Nota relacionada Industria y comercio colombiano cierran el semestre al alza

El proyecto de ley de Petro, además, incluye un aumento en los impuestos a pagar sobre los dividendos, cuadruplicando efectivamente al 39% la tasa para aquellos en el tramo de ingresos más altos, así como un impuesto sobre las ganancias inesperadas para las compañías petroleras y mineras, y gravámenes sobre las bebidas azucaradas y los alimentos procesados. La semana pasada, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, afirmó que el Gobierno puede estar preparado para discutir cambios a la propuesta de dividendos.

En una señal de la alarma que la legislación ha causado entre los gestores de patrimonio, el conglomerado financiero Grupo de Inversiones Suramericana S.A. advirtió la semana pasada que los aumentos de impuestos acelerarían la caída de una década en el mercado de valores de la nación.

Estamos con un riesgo importante”, afirmó Ricardo Jaramillo, vicepresidente de desarrollo de negocios y finanzas de Sura, en una entrevista, “de que prácticamente se desaparezca el mercado de renta variable”.

Las mayores fortunas aumentan con la pandemia mientras un 99 % se empobrece

Las mayores fortunas aumentan con la pandemia mientras un 99 % se empobrece

Los diez hombres más ricos del mundo han doblado sus fortunas durante la pandemia, mientras que un 99 % de la humanidad ha visto caer sus ingresos, denuncia un informe publicado este lunes por la organización internacional de lucha contra la pobreza, Oxfam.

Oxfam, con sede en Nairobi (Kenia), ha difundido el estudio con motivo de la celebración entre el 16 y el 21 de enero de la Agenda de Davos del Foro Económico Mundial, que tiene lugar de forma virtual antes de un posible evento presencial en Suiza el próximo junio.

La entidad critica que las diez principales fortunas pasaron de 700.000 millones de dólares a sumar unos 1,5 billones durante los casi dos años de pandemia, según datos obtenidos de varias fuentes, incluido el Banco Mundial.

Nota relacionada Banco Mundial: La clase media venezolana es la más pobre de Latinoamérica

De acuerdo con la revista Forbes, las personas más ricas eran, a 30 de noviembre de 2021, Elon Musk, Jeff Bezos, Bernard Arnault y familia, Bill Gates, Larry Ellison, Larry Page, Sergey Brin, Mark Zuckerberg, Steve Ballmer y Warren Buffet, quienes vieron aumentar su capital en más de 821.000 millones de dólares desde marzo de 2020.

El conjunto de los millonarios globales ha aumentado su fortuna en unos 5 billones de dólares, el mayor incremento registrado, apunta la ONG en su informe «La desigualdad mata». Al mismo tiempo que «se creaba un millonario cada 26 horas», un 99 % de la humanidad se empobreció y 160 millones de personas más cayeron en la pobreza, señala. Oxfam afirma que la desigualdad económica y social contribuye a la muerte de «al menos 21.000 personas cada día, o una cada cuatro segundos», por falta de acceso a la sanidad, por estar expuestas a violencia de género, por el hambre o por la crisis climática.

Retrocesos en igualdad

La ONG también precisa que la pandemia ha hecho que las mujeres perdieran unos 800.000 millones de dólares en ingresos en 2020, con 13 millones menos de empleadas. Se calcula que solo 252 hombres ganan más que mil millones de mujeres en África, Latinoamérica y el Caribe, mantiene.

La organización dirigida por la colombiana Gabriela Bucher recuerda que la pandemia ha perjudicado más a las personas de minorías étnicas, como los ciudadanos de origen bangladeshí en el Reino Unido, que tienen cinco veces más riesgo de morir de Covid que sus vecinos blancos. Asimismo, los negros en Brasil tienen 1,5 veces más riesgo de fallecer de la enfermedad, al tiempo que 3,4 millones de afroamericanos «estarían vivos si su esperanza de vida fuera la misma que la de los blancos».

Nota relacionada Elon Musk vende mil millones de dólares en acciones de Tesla

La ONG denuncia además que, por primera vez en años, se espera que aumente la brecha de la desigualdad entre los países, debido en parte al insuficiente apoyo que los Estados ricos han brindado a los pobres durante la pandemia.

Oxfam apunta que, pese al elevado coste de combatir el virus, los gobiernos de los países desarrollados no han subido los impuestos a las rentas altas y en cambio han mantenido en el sector privado bienes públicos como la tecnología relativa a las vacunas e incentivado los monopolios empresariales.

Propuestas fiscales

La organización, que reconoce señales positivas por parte de Estados Unidos y China en el combate de esta desigualdad, pide a los ejecutivos que «impongan impuestos sobre las ganancias acumuladas durante la pandemia».

Propone que estos ingresos fiscales se inviertan en una sanidad pública universal y en la seguridad social, así como en la lucha contra el cambio climático y el racismo y la prevención de la violencia de género.

Nota relacionada Musk liquidaría las acciones de Tesla para «resolver el hambre en el mundo» si la ONU puede explicar cómo se gastaría el dinero

Oxfam también pide eliminar las leyes que socavan el derecho de los trabajadores a organizarse para defender sus intereses a través de sindicatos y mediante huelgas, así como aumentar su protección. Los gobiernos de los países ricos deben además flexibilizar las normas de propiedad intelectual para que más Estados puedan fabricar vacunas, indica. «No hay una escasez de dinero», como se ha visto con los millones liberados para combatir la pandemia, declara Bucher en un comunicado.

«Lo que hay es una escasez del coraje y la imaginación que se necesitan para ser liberados de la camisa de fuerza fracasada y mortal del neoliberalismo extremo», mantuvo la activista, que instó a los gobernantes a escuchar a los movimientos ciudadanos que piden justicia e igualdad.

Fuente: EFE.