Gobierno español bajará el IVA de la electricidad ante aumento del precio de la energía

Gobierno español bajará el IVA de la electricidad ante aumento del precio de la energía

España se prepara para reducir el impuesto sobre el valor añadido de la electricidad del 21% actual hasta el 10%, una baja a más de la mitad, para aliviar el gasto a los consumidores ante el aumento de los precios de la energía.

Se espera que la medida sea aprobada en un Consejo de Ministros extraordinario el jueves y será aplicada hasta finales de año.

TE PUEDE INTERESAR: Bundesbank prevé un repunte de la economía alemana para el segundo semestre

La decisión del Gobierno español se produce tras semanas de fuertes subidas de los precios de la electricidad, impulsadas por la elevada demanda debida a las altas temperaturas del verano, entre otros factores.

Las autoridades explicaron que la rebaja del IVA será para todos los consumidores vulnerables o que contraten hasta 10kW de potencia, lo que abarca a la mayoría de los hogares y a muchas pequeñas empresas.

Asimismo, el Gobierno suspenderá temporalmente en el tercer trimestre del año el impuesto a la  generación eléctrica (7%), que las empresas repercuten en el precio del mercado mayorista.

«Hay que hacer más cosas, pero esto va a suponer un alivio inmediato para millones de familias y pequeños negocios y es una gran noticia», tuiteó Pablo Echenique, portavoz parlamentario del partido de izquierdas Unidos Podemos, socio menor de la coalición de Gobierno.

Los expertos indican que la subida del precio de la electricidad ha coincidido con una nueva fórmula para calcular el consumo de los hogares, que ha molestado a muchos españoles que consideran que está haciendo subir las tarifas.

En tanto, a principios de junio, el Gobierno propuso dos reformas en el mercado energético para tratar de reducir el peso de la factura de la luz, pero no se aprobarán antes de final de año.

 

TE PUEDE INTERESAR: La riqueza global se elevó un 7,4% en 2020, pese a los efectos de la pandemia

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: 1.707 bitcoins se intercambiaron en Venezuela durante el primer cuatrimestre, afirma Aarón Olmos

Trump defiende el fracking, Biden apuesta por energía no contaminante

Trump defiende el fracking, Biden apuesta por energía no contaminante

 

Ayer se llevo a cabo el último cara a cara entre el presidente, Donald Trump y el ex vicepresidente, Joe Biden, antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 3 de noviembre. Esta vez el debate mostró un marcado desacuerdo sobre el futuro de la industria petrolera.

Trump afirma que existen pruebas audiovisuales que muestran al candidato demócrata asegurando que prohibiría el fracking, y Biden lo negó. En tanto, los usuarios en Twitter no tardaron en publicar compilados de videos donde el candidato demócrata, señala que de ganar los comicios, eliminará el fracking y el carbón.

Protagonista del dominio energético en Estados Unidos

El fracking es una técnica que permite mejorar la extracción del gas y del petróleo del subsuelo. Por lo general se inyecta a presión agua con arena, de modo que las fracturas que ya existen en las rocas del interior de la tierra aumenten y liberen el gas o el petróleo, que saldría hacia el exterior.

Este procedimiento le ha permitido a Estados Unidos recuperar el liderazgo en términos energéticos, modificando de forma radical la económica del país, desde el 2010, convirtiéndose en el mayor productor de petróleo del mundo y en una potencia de las exportaciones de energía, lo que le ha permitido presumir de «dominio energético» hasta ahora.

Donald Trump, se encuentra a favor del proceso, y asegura que funciona como factor de independencia comercial para el país. “Ahora tenemos independencia energética, no necesitamos ir a la guerra con países productores” dijo.

Por su parte, Biden ha manejado un discurso ambientalista un poco más emotivo, aunque esta vez insistió que su intención con la polémica técnica de extracción sería prohibirla únicamente en “tierras federales”.

Continuando con el debate que sostuvieron los candidatos presidenciales este jueves, la moderadora preguntó sobre las comunidades que viven cerca a los pozos petroleros y cómo sufre su salud por la contaminación (efecto ocasionado por el fracking).

Biden compartió una historia personal sobre el impacto ambiental y Trump optó por decir que las comunidades aledañas producen más dinero.

Aunque, se mostró un poco insensible ante dichas comunidades y eso le podría afectar entre los indecisos. No obstante, los simpatizantes del presidente lo valoran precisamente por su crudeza y su frontalidad.

Posturas climáticas y petroleras

Trump, quien aseguro amar al medio ambiente, citando un programa federal para plantar árboles y una caída en las emisiones de carbono, dijo que no estaba dispuesto a dañar las empresas para ayudar al medio ambiente.

Por su parte, el candidato demócrata asumió un riesgo al afirmar que si resulta elegido iniciará una transición gradual para dejar de depender de la industria del petróleo.

Biden dijo que su plan para una transición a una economía más sostenible con el clima, crearía empleos bien remunerados e impulsaría las empresas estadounidenses. «El calentamiento global es una amenaza para la humanidad».

Además agregó, «tenemos la obligación moral de afrontar esto y todos los científicos líderes del mundo nos han dicho que no tenemos mucho tiempo».

En tanto, el presidente estadounidense, acusó a su rival de planear destruir la industria petrolera, lo que llevó a Biden a responder que creía que el país debería reemplazar el petróleo con energía solar, eólica y otras formas de energía. Energía no contaminante.

En ese escenario, Trump, que sostiene posturas que cuestionan el cambio climático, afirmó que Estados Unidos tiene el “aire y el agua más limpios” en años y desestimó energías renovables como las eólicas afirmando que matan a los pájaros.

Polémica del fracking

En Estados Unidos existen alrededor de 9.000 productores independientes de petróleo y gas natural. Estas empresas operan en 33 estados y emplean una media de sólo 12 personas. Alrededor del 91% de los pozos petrolíferos estadounidenses son propiedad de productores independientes y producen el 83% del crudo del país y el 90% de su gas natural.

En el debate Trump acusó al candidato demócrata, de planear prohibir la fracturación hidráulica, un proceso de extracción de gas natural del esquisto al que se oponen muchos ambientalistas.

Los republicanos reaccionaron de inmediato y dijeron que Biden destruiría millones de empleos y generaría significativas pérdidas para la economía del país norteamericano.

Tras el debate, en un intento de defensa, el ex vicepresidente dijo a los periodistas que se refería a un plan para dejar de subsidiar los combustibles fósiles. «No vamos a acabar con los combustibles fósiles», aseguró. «No nos vamos a deshacer de los combustibles fósiles durante mucho tiempo… no van a perder sus trabajos. Además, se van a crear muchos más puestos de trabajo en otras alternativas” insistió.

Si bien es cierto que, Joe Biden lidera las últimas encuestas sobre los comicios, el discurso energético que manejó en este debate podría costarle algunos puntos menos, en vista de su postura climática, considerando que el fracking es la técnica que ha llevado a Estados Unidos a convertirse en el mayor productor de petróleo del mundo.

OPEP: Petróleo seguirá siendo la principal fuente de energía hasta 2045

OPEP: Petróleo seguirá siendo la principal fuente de energía hasta 2045

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) auguró este jueves que el crudo seguirá siendo la principal fuente de energía al menos hasta el 2045, incluso cuando el consumo crecerá a un nivel más lento que el del gas u otras fuentes renovables.

En el informe anual “Perspectiva Mundial del Petróleo 2020”, la OPEP destacó que habrá menos peso en la canasta energética y las fuentes renovables aumentarán a un ritmo medio del 6,6% anual. Al mismo tiempo, recalcó: “se espera que el petróleo se mantenga como combustible dominante”.

Así, el llamado oro negro se mantendrá por delante del gas y el carbón.

La OPEP ve en 2045 que el crudo mantendrá el 27,5% de la canasta energética, le seguirá el gas, con 25,3% y el carbón con 19,7%.

El 27,5% restante se repartiría entre la energía nuclear, hidráulica, biomasa y renovables.

Las renovables -sobre todo eólica, solar y geotérmica- pasan del actual 2,7 al 8,7 %. También aumentan, aunque a menor ritmo, la energía nuclear (del 5 al 6,1 %), la hidráulica (del 2,5 al 2,9 %) y la biomasa (del 9,1 al 9,8 %).

Con información de EFE.

Eletrobras invertirá más de $18 mil millones entre 2020 y 2025, y redoblará si es privatizada

Eletrobras invertirá más de $18 mil millones entre 2020 y 2025, y redoblará si es privatizada

Jesús Herrera. La estatal energética de Brasil, Eletrobras, tiene previsto invertir unos 95.300 millones de reales, lo equivalente a 18.256 millones de dólares, entre 2020 y 2035 en la expansión del parque de generación y transmisión de energía; y no escatima redoblar el monto en caso de que la compañía sea privatizada.

Estas proyecciones están contempladas en un plan estratégico, que fue aprobado en el Consejo de Administración y posteriormente divulgado en sábado pasado.

De acuerdo al documento, la mayor empresa eléctrica de Latinoamérica quiere invertir 6.000 millones de reales (unos 1.153 millones de dólares) por cada año hasta el 2035 en generación y transmisión de energía, esto sin que sea capitalizada y siempre y cuando haya un indicador de apalancamiento de 2,5 veces. Así reseña Efe.

Sin embargo, el valor subiría hasta los 12.600 millones de reales (alrededor de 2.423 millones de dólares) anuales, y llegando a 201.900 millones de reales (38.830 millones de dólares) dentro de 15 años, en caso de que se materialice la privatización de la compañía.

Cabe recordar que uno de los puntos centrales de la agenda del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro para el año en curso es finalmente privatizar la compañía, luego de que en 2018 fuera un fracaso. En aquél momento gobernaba Michel Temer.

Así las cosas, la privatización de Eletrobras depende completamente de la aprobación del Congreso de ese país.

 

Con información de Efe.