El IPC de Japón se dispara al 2,1%, máximo desde 2015 y por encima del objetivo del BoJ

El IPC de Japón se dispara al 2,1%, máximo desde 2015 y por encima del objetivo del BoJ

El aumento de precios de las materias primas y la debilidad del yen han elevado el IPC subyancente sin alimentos frescos

La inflación de Japón se aceleró en abril un 2,1% con respecto al año anterior, ya que el aumento de los precios de las materias primas y la debilidad del yen ayudaron a su elevación a un máximo de siete años y por encima del objetivo del 2% del Banco de Japón por primera vez desde 2015, según mostraron el viernes los datos del gobierno.

El fuerte incremento del índice de precios al consumo subyacente sin alimentos frescos se produjo cuando el efecto de la fuerte bajada de las tarifas de las comunicaciones móviles comenzó a desaparecer de los datos de inflación. La cifra se comparó con el aumento del 0,8% registrado en marzo que supuso ocho meses de subida continua. El IPC general nipón saltó hasta el 2,5%, comparado con el 1,2% en marzo, mientras que el índice subyacente sin alimentos frescos ni energía alcanzó el 0,8%, desde el -0,7% del mes anterior.

Nota relacionada Japón anuncia que cortará gradualmente su dependencia del petróleo ruso

Los precios de la energía han traído consigo una fuerte subida producida por la guerra en Ucrania, incluido el crudo y las materias primas, añadiendo presiones inflacionistas a un Japón escaso en recursos. Los economistas afirman que es probable que la inflación causada por las materias primas continúe durante varios meses por lo que se espera que el Banco de Japón persista en la relajación monetaria al considerar que la subida es temporal.

El IPC subyacente, excluyendo los volátiles alimentos frescos, se situó por última vez por encima del 2% en marzo de 2015, a raíz de una subida del impuesto sobre el consumo al 8% desde el 5%, según el Ministerio de Asuntos Internos y Comunicaciones.

Nota relacionada El Banco de Japón mantiene estímulos y advierte de que Ucrania afectará su economía

Aparte del impacto relativo a la subida de impuestos el mes de septiembre de 2008 fue la última vez que el indicador de inflación se situó por encima del 2 por ciento, lo que quiere decir que es la primera vez que se ha superado el umbral sin un efecto fiscal desde que el Banco de Japón puso en marcha una amplia relajación monetaria de la mano de su actual gobernador.

Los precios de la energía se dispararon un 19,1% y las facturas de la gasolina, el queroseno, el gas ciudad y la electricidad registraron subidas. La gasolina subió un 15,7% y el queroseno un 26,1%, aunque las subvenciones del gobierno a los mayoristas para reducir los precios ayudaron a aliviar esta presión.

Nota relacionada Caídas en Asia están lideradas por el Hang Seng de Hong Kong

Con una lectura del IPC subyacente por encima del 2 por ciento ampliamente esperada, el Banco de Japón rechazó las especulaciones de que modificaría su política monetaria. El gobernador Haruhiko Kuroda ha añadido que el banco central busca una inflación sostenible que vaya acompañada de un fuerte crecimiento salarial, y no una inflación provocada por el aumento temporal de los precios de las materias primas.

La rápida depreciación del yen, que ha caído a mínimos de 20 años frente al dólar, ha supuesto un dolor de cabeza para Japón, ya que ha disparado los costes de importación.

«Los precios de las materias primas ya habían subido (ayudados por la recuperación económica mundial y la escasez de suministros) y el debilitamiento del yen aumentó el impacto», dijo un funcionario del ministerio.

Fedeagro estima un aumento del 15% en los alimentos por impacto del IGTF

Fedeagro estima un aumento del 15% en los alimentos por impacto del IGTF

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela, Fedeagro, Celso Fantinel, advirtió que los alimentos pueden subir hasta 15% por el impacto del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF). Expresó:

«No hay bolívares, más del 80% del pago de la industria hacia los productores es en dólares y no tenemos manera de pagar estos impuestos».

Nota relacionada Cámara de Comercio de Caracas afirma que no hay condiciones para aplicar el IGTF

Igualmente, reclamó que la mayoría de los comercios son contribuyentes especiales y deben aplicar dicho tributo, además de que prevé mayor informalidad en los distintos sectores. Señaló:

«No era el momento de incorporarlo. Estamos dependiendo de casi el 70% de importación en maíz amarillo. No es bueno que tengamos estas cargas impositivas, nosotros no vamos a poder en la cadena cobrar ese IGTF».

Nota relacionada José Guerra: El efecto del IGTF jugó un papel en la aceleración de la inflación de marzo en el país

A juicio de Fantinel, estamos en un momento en el que hay que apoyar la producción nacional, al consumidor y ver «qué mecanismos implementamos para reforzar el bolívar, no el dólar».

Nota relacionada Carlos Fernández sobre el IGTF: Si se quiere mantener el ritmo de crecimiento que traíamos, es necesario que se hagan los correctivos

Con el impuesto a las transacciones en divisas «también se va a castigar al consumidor. Todos nos vamos a ver pechados con este impuesto no solo los contribuyentes especiales» insistió.

Asimismo, advirtió que los fletes navieros siguen subiendo, «no me quiero imaginar los meses de junio».

Netflix aumenta los precios de sus planes por suscripción en EEUU

Netflix aumenta los precios de sus planes por suscripción en EEUU

Netflix informó que aumentará el precio de los paquetes de subscripción mensual en EEUU entre 1 y 2 dólares, para mejorar los ingresos y aumentar la inversión en programación.

Nota relacionada Alerta Roja se convirtió en la película más vista en la historia de Netflix

Los cambios, publicados en el sitio web de la compañía estadounidense, oscilan entre 1 dólar de aumento para su plan básico y 2 dólares para el servicio premium. Así, el plan estándar de Netflix cuesta ahora 15,49 dólares en EEUU tras un incremento de 1,5 dólares.

Nota relacionada ¿Cuál es el secreto del éxito de los streamers?

El precio de las acciones de Netflix sube un 1,25% este viernes y alcanza los 525,69 dólares, pero aún sigue pegado a su mínimo anual y su nivel más bajo desde agosto del año pasado. Los títulos de Netflix han caído un 24% desde el máximo histórico de 691,69 dólares que registraron en noviembre.