Microsoft se enfrenta a una advertencia de la UE por la compra de Activision

Microsoft se enfrenta a una advertencia de la UE por la compra de Activision

Es probable que Microsoft reciba una advertencia del organismo de defensa de competencia de la UE sobre su oferta de 69.000 millones de dólares por el creador de «Call of Duty«, Activision Blizzard, afirmaron fuentes familiarizadas con el asunto, lo que podría plantear otro reto para completar la operación.

Nota relacionada Microsoft permite un sindicato por primera vez en su historia

En este sentido, la Comisión Europea está redactando un documento, conocido como pliego de cargos, en el que expone sus dudas sobre la operación y que enviará a Microsoft en las próximas semanas, según estas personas.

Asimismo, el organismo antimonopolio de la UE, que ha fijado el 11 de abril como fecha límite para pronunciarse sobre la operación, declinó hacer comentarios.

Microsoft dijo:

«Seguimos trabajando con la Comisión Europea para abordar cualquier preocupación sobre el mercado. Nuestro objetivo es llevar más juegos a más gente, y este acuerdo contribuirá a ello».

Por su parte, el gigante estadounidense del software y fabricante de Xbox resaltó la adquisición en enero del año pasado para poder competir mejor con los rivales Tencent y Sony.

No obstante, los organismos reguladores de EEUU y el Reino Unido han expresado su preocupación, y la Comisión Federal de Comercio de EEUU acudió a los tribunales para bloquear la operación.

Nota relacionada Microsoft se hace con un 4% de la Bolsa de Londres tras firmar un acuerdo de 10 años

Se esperaba que Microsoft ofreciera soluciones a los reguladores de la UE en un intento de evitar un pliego de cargos y acortar el proceso regulatorio, según dijeron a Reuters en noviembre otras fuentes familiarizadas con el asunto.

Sin embargo, no se espera que el organismo de defensa de la competencia de la UE esté dispuesto a ofrecer soluciones sin enviar primero su pliego de cargos, aunque se están manteniendo conversaciones informales sobre concesiones, según las fuentes.

Microsoft acusa a Sony por impedir llegada de juegos al Game Pass

Microsoft acusa a Sony por impedir llegada de juegos al Game Pass

El gigante tecnológico Microsoft ha inculpado a Sony de pagar a los desarrolladores «derechos de bloqueo» para impedir que sus juegos se publiquen en Xbox Game Pass. Esta polemica sale a la luz pública en medio de la investigación sobre la compra de Activision Blizzard.

La acusación muestra en un documento de 27 páginas en el que Microsoft replica las objeciones de Sony en la compra de Blizzard dentro del proceso en marcha por el Consejo Administrativo para la Defensa Económica (CADE).

Nota relacionada «Outlook Lite», la nueva aplicación de Microsoft que está disponible en Venezuela

Gran parte del razonamiento de Sony se centraba en Call of Duty, apuntando que «no tiene rival» y que es «tan popular que influye en la elección de consola por parte del usuario». De acuerdo con la empresa japonesa, la inclusión de Call of Duty en el catálogo de Xbox Game Pass dañaría sus posibilidades de competir con Microsoft.

Bajo esta línea, Microsoft calificó las quejas de Sony como «incoherentes» motivado a que gracias a la posición de dominio en el mercado de Playstation Sony es la líder en la distribución de juegos digitales.

Nota relacionada Microsoft alcanza un logro histórico de 72.700 millones, impulsado por la nube

Microsoft compra la firma de videojuegos Activision

Microsoft compra la firma de videojuegos Activision

Microsoft anunció este martes la adquisición por 68.700 millones de dólares de Activision Blizzard, una de las mayores empresas de videojuegos del mundo y responsable de conocidos títulos como «Warcraft», «Call of Duty» o «Candy Crush».

En un comunicado, el gigante tecnológico dijo que la compra la convertirá en la tercera mayor compañía del sector del videojuego detrás de Tencent y Sony.

La operación se pagará en efectivo y está previsto que se complete este año, una vez recibida la aprobación de los reguladores.

Nota relacionada Microsoft ha dejado de fabricar consolas Xbox One

La adquisición será la mayor en la historia de Microsoft, superando con mucho los algo más de 26.000 millones de dólares que pagó en 2016 para hacerse con LinkedIn.

El movimiento supone, entre otras cosas, una importante apuesta de la empresa por el desarrollo del metaverso, igual que están haciendo otras tecnológicas como Facebook. El presidente y consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, explicó en la nota:

«Los videojuegos son hoy la categoría de entretenimiento más dinámica y emocionante en todas las plataformas y tendrán un papel clave en el desarrollo de las plataformas del metaverso».

Nota relacionada Meta recluta personal de Microsoft y Apple para continuar avanzando en sus planes de Metaverso

Según Nadella, la inversión busca impulsar una «nueva era de los videojuegos» que dé la mayor importancia a los jugadores y creadores y que haga de los juegos algo «seguro, inclusivo y accesible para todos».

Activision ha estado en los últimos meses envuelta en polémicas por supuestos casos de acoso, tanto sexual como laboral, por parte de ejecutivos de la compañía.

Por ahora, el actual consejero delegado, Bobby Kotick, seguirá al mando mientras, según dijo Microsoft, que explicó que una vez que se cierre la fusión el negocio de Activision Blizzard quedará bajo la dirección del jefe de Microsoft Gaming, Phil Spencer.

En los últimos meses, las acciones de Activision habían caído en bolsa, sobre todo después de que las autoridades de California presentasen una demanda en su contra a raíz de las acusaciones de acoso y denunciasen una problemática cultura laboral en la firma.

Ayer, los títulos de la empresa en Wall Street se dispararon más de un 30 % a la apertura, una vez conocida la adquisición.

Nota relacionada Microsoft trabaja en sistema antipiratería apoyado en tecnología blockchain

Activision dispone de algunas de las mayores franquicias del mundo del videojuego como «Halo», «Warcraft», «Diablo», «Overwatch», «Call of Duty» o populares juego de móvil como «Candy Crush», en los que Microsoft ve una gran oportunidad de crecimiento.

Además, la compra dará a la tecnológica acceso a los 400 millones de personas que juegan cada mes a los juegos de Activision Blizzard, que se sumarán a su servicio de suscripción Game Pass.

Tras anunciarse la operación, las acciones de Microsoft abrieron con claras pérdidas y veinte minutos después del inicio de la sesión bursátil en Nueva York retrocedían un 1,30 %