Boeing planea contratar 10.000 empleados en 2023

Boeing planea contratar 10.000 empleados en 2023

La aeronáutica estadounidense Boeing planea contratar 10.000 empleados en 2023 para su unidad de negocio y para trabajos de ingeniería y fabricación, según dijo un portavoz.

La NASA otorga 425 millones de dólares a Boeing para investigar aviones de bajo consumo

La empresa contrató a 15.000 personas el año pasado, hasta 156.000, y con este nuevo aumento de plantilla busca estabilizar sus operaciones, incrementar la producción e invertir en innovación, indicó el portavoz, Connor Greenwood.

«Este talento nos está ayudando a diseñar, construir y apoyar la próxima generación de productos aeroespaciales y de defensa para nuestros clientes globales», agregó.

Nota relacionada UE impondrá aranceles a EEUU por caso Boeing y espera mejora en relaciones con Administración Biden

Boeing registró en 2022 su cuarto ejercicio consecutivo de pérdidas, derivadas de la crisis de los 737 MAX y la posterior crisis económica tras la pandemia de Covid-19, una complicada etapa de la que empieza a recuperarse.

La aeronáutica aumentó su facturación en 2022 gracias a unos mayores encargos y nuevas entregas de aviones, y tiene previsto aumentar la producción de dos de sus aparatos estrella, el 737 y el 787 Dreamliner, en los próximos años.

Nota relacionada Boleto aéreo desde Venezuela a Colombia costará entre US$380 y US$390

La noticia se conoce un día después de que Airbus, su rival europeo, que le ha ganado terreno durante este tiempo, anunciara que planea contratar unos 13.000 trabajadores en todo el mundo este año para acelerar su producción.

Fuente: Agencia EFE.

Cómo se proyecta el Petróleo en el 2023

Cómo se proyecta el Petróleo en el 2023

Lenín David Rodríguez Aguilera. 

Abogado y Licenciado en Geografía, con Post Grado en Derecho y Política Internacional de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Profesor de la Materia Geopolítica del Petróleo, en la UCV y Docente invitado de Notabilis Energy, Empresa Internacional de Adiestramiento, especializada en el Área de Hidrocarburos. Asesor en la Industria Petrolera.

Nota relacionada Hacia donde van los precios del petróleo: Por Lenin Rodríguez

La industria petrolera, es el pivote principal en el cual se sustenta el modelo económico que ha regido el desarrollo del mundo en los últimos cien años; sus derivados se han convertido en el punto de apalancamiento con el cual se mueve las principales actividades comerciales del planeta.

Aunque su desarrollo siempre ha estado sujeto, no sólo a los vaivenes de la economía mundial, sino que la ubicación propia de este recurso ha generado conflictos bélicos a lo largo de la historia por su valor y poder de intercambio.

Pero todo parecía “Normal” hasta marzo de 2020, cuando el mundo prácticamente empezó a detenerse, una vez que el COVID-19, fuera oficialmente declarado por la Organización Mundial de la Salud, como un virus pandémico, lo cual obligó a detener las actividades comerciales del mundo.

Esta situación la cual, por un espacio cercano a dos años, ralentizó la economía mundial; cambió  una vez conseguidas las vacunas para proteger a la gente; entonces el mundo empezó nuevamente su andar, aunque al principio fue un proceso lento, ante el temor de nuevos brotes ya se hacen proyecciones más serias, teniendo como base un pronto decreto de levantamiento de la pandemia.

Nota relacionada ¿Los Créditos de Carbono son una Opción?

En este orden de ideas, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha visualizado como se moverá el precio del crudo, de acuerdo a las siguientes premisas:

  1. Se prevé que la economía mundial duplique su tamaño y que la población mundial aumente en 1.600 millones de personas de aquí a 2045.
  2. La demanda mundial de energía primaria seguirá creciendo a medio y largo plazo, con un importante aumento del 23% hasta 2045.
  3. El mundo necesita añadir anualmente una media de 2,7 millones de barriles equivalentes de petróleo al día hasta 2045.
  4. Se necesitarán todas las formas de energía para hacer frente a las futuras necesidades energéticas. Otras energías renovables -que combinan principalmente la energía solar, la eólica y la geotérmica- se expandirán 7,1% anual de media, con un ritmo significativamente más rápido que cualquier otra fuente de energía. Tal como se indica en la gráfica anexa.
  1. La pobreza energética continuará siendo un problema durante todo el periodo proyectado, con una gran diferencia entre los países desarrollados y los países en desarrollo.
  2. Se espera que el petróleo siga representando la mayor parte de la matriz energética durante todo el periodo de previsión, con una cuota de casi el 29% en 2045.

Como lo hemos indicado en anteriores artículos, el negocio del petróleo siempre ha estado sustentado en la regla básica que mueve la economía: La Oferta y La Demanda, pero existen otros elementos colaterales los cuales son válidos destacar y sin duda, el principal es ser parte de un orden geopolítico muy dinámico, el cual determina los precios del crudo y sus derivados, y en donde la Guerra ha actuado como denominador común en el comportamiento, de sus subidas y bajadas, ejemplo de ello es lo vivido en la actualidad con el enfrentamiento bélico entre Rusia y Ucrania.

De igual manera, existe otro elemento a tomar en cuenta en estas proyecciones y es el conocimiento que las más recientes exploraciones, en busca de nuevos yacimientos indican que a excepción del caso Guyana, no existen o son de poco volumen.

Esta situación ha invitado a los consumidores, a enfocarse en aumentar sus lazos comerciales con aquellos países, los cuales tienen en su territorio, altas cantidades de reservas probadas; las cuales les permitan asegurar el suministro de este preciado recurso.

En base a lo antes mencionado, la OPEP analiza el comportamiento del crudo, partiendo de cuatro elementos: A. El mercado actual y su tendencia; B. Las Inversiones; C. La actualidad y proyección del proceso Refinador a nivel mundial y D. Los Mercados a Futuro.

  1. El Mercado Actual y su Tendencia:

La OPEP, prevé a escala mundial que la demanda de petróleo aumente de casi 97 millones de barriles diarios (MMb/d) en 2021 a unos 110 MMb/d en 2045, un aumento de 13,40%. De igual manera, Los países NO pertenecientes a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) impulsan el crecimiento de la demanda de petróleo, con un incremento cerca de 24 MMb/d durante el periodo previsto, mientras que la OCDE disminuye en más de 10 MMb/d entre 2021 y 2045.

Es importante destacar, que India será el país el cual más va a contribuir al aumento de la demanda, añadiendo unos 6,3 millones de barriles diarios hasta 2045. De igual manera, la demanda de petróleo en la aviación lidera el desglose sectorial con un crecimiento de 4,1 MMb/d entre 2021 y 2045, dada su más lenta recuperación inicial tras la pandemia del COVID-19. Le siguen de cerca el transporte terrestre y la petroquímica.

El suministro de crudo fuera de la OPEP se expande a medio plazo hasta 71,4 millones de barriles por día en 2027, antes de un descenso previsto hasta 67,5 MMb/d en 2045. En ese orden de ideas, es vàlido destacar que el suministro de crudos de la OPEP aumentará hasta 42,4 MMb/d en 2045, y su cuota de suministro mundial pasará del 33% en 2021 al 39% en 2045.

Nota relacionada La Guerra del Futuro: Petróleo y Agua

  • Refinación

El aumento de la capacidad mundial de refinación se prevé en 15,5 millones de barriles diarios entre 2022 y 2045. Esta sólida expansión de la capacidad de refinación a medio y largo plazo, la veremos con un desarrollo sostenido en Asia-Pacífico, Oriente Medio y África, compensada parcialmente por los cierres en los paìses del llamado primer mundo.

Se espera que el fuerte crecimiento de la demanda conduzca a un mercado descendente a medio plazo más ajustado que en 2021.

Proyección 2030  
  • Inversiones

Estas proyecciones de crecimiento para hacerse realidad, el sector petrolero mundial necesitará una inversión acumulada de 12,1 billones de dólares en las fases previas, intermedias y posteriores hasta 2045, lo cual equivale a más de 500.000 millones de dólares cada año.

Los recientes niveles de inversión anual han estado muy por debajo de esta cifra, debido a las caídas del sector, la pandemia y la creciente atención a las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

  • Los Mercados a Futuro

Estarán marcados por los flujos de crudo y sus derivados, entre Oriente Medio y Asia Pacífico, el cual seguirá siendo el vínculo comercial más importante y en donde se desarrollará los mayores volúmenes los cuales, aumentarán de menos de 13,5 MMb/d en 2021 a 19,5 MMb/d en 2045.

En ese mismo orden de ideas, se prevé que la región de Asia-Pacífico siga siendo la importadora de crudo más importante durante el periodo proyectado, con un aumento de las importaciones de más de 7,5 MMb/d.

En este sentido, es importante destacar que los avances tecnológicos van a configurar el panorama energético mundial, mientras se espera que las políticas públicas relativas a la demanda y el suministro de energía, sean más estrictas durante el periodo de previsión. Una mayor cooperación mundial podría permitir un enfoque más coherente, equilibrado e integrado para la realización del Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible interconectados.

Sin duda, estas proyecciones presentan un mundo cambiante, basado en el recurso Petróleo, en donde veremos un desarrollo sostenido en Asia-Pacífico y el Oriente Medio. Será que también podemos vislumbrar un Nuevo Orden Mundial?. Amanecerá y Veremos…

Sin duda, que habrá que esperar, a ver si estas proyecciones se hacen realidad lo que si podemos decir, es que en este Enero de 2023, vislumbramos que los precios del crudo, gozarán de buena salud, con una tendencia al alza, porque sin duda los combustibles fósiles seguirán marcando la ruta de la economía mundial.

Fuentes: El Mundo: Economía y Negocio, TheEconomist.com, BBCMundo.com, Sputnik news.com, infobae.com, eluniversal.com.ve, oilprice.com, worldenergytrade.com, OPEP.com, Bloomberg.com, refinitydatastream.com. ONU.com. Thefinancialtimes.com, Elordenmundial.com, Agencia Internacional de Energía (www.IEA.org).elordenmundial.com.eleconomista.es

McDonald’s anuncia recortes de empleo para 2023

McDonald’s anuncia recortes de empleo para 2023

La famosa cadena de restaurantes de comida rápida, McDonald’s reconoció este viernes que tendrá que proceder a recortes de empleo en 2023, pero no los cuantificó.

Nota relacionada McDonald’s propone una lista de regalos diferente en su anuncio de Navidad

En unas declaraciones al diario económico Wall Street Journal, su director ejecutivo, Chris Kempczinski dijo que a principios del mes de abril procedería a «difíciles» decisiones de personal, y lo explicó así: «Algunos empleos que existen hoy serán trasladados, o van a desaparecer», dijo.

La cadena estadounidense, famosa por sus hamburguesas y símbolo en el mundo del estilo de vida americano, emplea a unas 200.000 personas en restaurantes de su propiedad, tres cuartos de ellos fuera de Estados Unidos, según sus datos.

Nota relacionada McDonald’s apunta a los pedidos a domicilio desde el metaverso

Este anuncio, aun siendo vago, se suma a los recortes de empleos anunciados en ámbitos tan diversos como las empresas tecnológicasAmazon o Meta-, la bancaCitigroup o Morgan Stanley-, las farmacéuticas y las empresas de entretenimiento.

Nota relacionada Historia de McDonald’s en base a otros productos íconos

Y aunque todos estos recortes se producen en medio de amenazas cada vez más claras de una recesión, el mercado nacional del empleo sigue mostrándose fuerte en Estados Unidos y la tasa de desempleo bajó de hecho dos décimas en diciembre y se situó en un 3,5 %.

Fuente: Agencia EFE.

La UE encara 2023 con un pie en la recesión

La UE encara 2023 con un pie en la recesión

La economía europea se encamina a una recesión en los primeros meses de 2023 empujada por una inflación galopante, el impacto de unos costes energéticos desorbitados y las subidas de tipos decretadas por el BCE para aliviar los precios.

Motivado a una primera mitad de 2022 mejor de lo esperado por la reactivación tras la pandemia de coronavirus, el impacto de la guerra rusa contra Ucrania, que ha encarecido aún más la energía y las materias primeras, favoreció en el tercer trimestre un frenazo del PIB que, si bien fue menor del esperado, se agravará hasta llevar a la recesión técnica en el primer trimestre de 2023, conforme a las previsiones de la Comisión Europea.

Más allá de la contracción del 0,1 % del PIB que vaticina Bruselas al inicio de año, el principal reto para el bloque es una inflación que ha alcanzado niveles récord, superando el 10 % en noviembre en la eurozona, afecta ya a toda la cesta de la compra y solo tiene visos de moderarse a lo largo del próximo ejercicio.

Nota relacionada Economistas sitúan probabilidades de recesión en EE.UU. en 70%

Este panorama ha obligado a los gobiernos a tomar medidas para amortiguar la pérdida de poder adquisitivo de empresas y hogares, ya sea con bajadas del IVA del gas y la electricidad, ayudas directas para pagar la factura de la luz o la gasolina o líneas de liquidez para algunas compañías, con un coste para las arcas públicas del 1,3 % del PIB en lo que va de año.

En este sentido, el BCE ha aplicado la subida de tipos más repentina de su historia tras una década en mínimos, llevando el tipo rector al 2,5 % y endureciendo así las condiciones de financiación de bancos, empresas y familias en aras de contener la demanda y, con ello, una inflación que está muy lejos del objetivo del 2 % por que se rige el emisor.

Esta estrategia seguirá en los próximos meses y los Gobiernos no deberían poner palos en las ruedas con sus políticas presupuestarias, de acuerdo les han advertido tanto Fráncfort como Bruselas, que les piden ser más selectivos a la hora de otorgar ayudas y les afean que la mayoría de las adoptadas hasta ahora -en torno a un 70 % – han sido demasiado generalizadas.

Nota relacionada Citi advierte que las ‘recesiones continuas’ sacudirán la economía mundial en 2023

En los próximos meses, ha reconocido el Eurogrupo, se tratará de adoptar acciones temporales y más enfocadas en los hogares y empresas vulnerables para apoyarles, no obstante, sin desincentivar la reducción de la demanda energética o hacer descarrilar unas finanzas públicas ya deterioradas a raíz de la pandemia.

«Si estas medidas se prolongasen para todo 2023, esto agravaría el déficit en un 2 % en general entre los Estados miembros, así que lo que estamos pidiendo es hacerlas más específicas y no solo prolongar lo que ya está», declaró hace unos días en la Eurocámara el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, recordando que Bruselas sugiere un sistema dual en el que se subvencione una parte del consumo energético y el resto se pague a precio de mercado.

Las dificultades económicas que atraviesa la UE están en gran medida marcadas por el pulso energético con Rusia, que desde la invasión de Ucrania ha ido limitando o cortando el bombeo de gas al club comunitario mientras Bruselas acusa a Moscú de manipular los precios y utilizar la energía como «arma de guerra».

La UE, que antes del conflicto compraba en Rusia el 40 % del gas que consume, ha reducido esa dependencia hasta caer por debajo del umbral del 10 %, a cambio de convertir a Noruega en el primer suministrador de la UE y de pagar precios desorbitados por entregas de gas natural licuado (GNL) de países como Estados Unidos, Nigeria, Catar o Azerbaiyán.

Nota relacionada La recesión impactará en el 95% de los marketeros en 2023

Bajo esta línea, ha propiciado algunas decisiones rápidas para prepararse para el presente invierno, como planes de ahorro de energía o acelerar el llenado de los depósitos de gas, así como recuperar parte de los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas.

Los Veintisiete han conseguido cerrar, «in extremis», una compleja negociación para establecer un precio máximo a las compras de gas en los contratos mayoristas indexados al índice TTF de Ámsterdam, que será de 180 euros siempre que se dé además una diferencia de más de 35 euros respecto a otros mercados internacionales de GNL.

Y el próximo curso, los socios comunitarios se zambullirán en una reforma del mercado eléctrico para que la carestía del gas no se contagie automáticamente a la factura de la luz, debate este último que se espera domine la agenda energética comunitaria de 2023.

Proyecciones del mercado respecto a PIB, IPC y tasas para Colombia en 2023

Proyecciones del mercado respecto a PIB, IPC y tasas para Colombia en 2023

Para el 2023, que esta apunto de llegar, traerá consigo reformas importantes como la pensional y la de salud, aunque también le presentará a los colombianos uno de los panoramas macroeconómicos menos favorables de los últimos 21 años.

En este sentido, la inflación para el Banco de la República debería estar en 7%, pero en el sistema financiero la división se nota con los que ven que se cumpliría la meta de cerca y otros que la ven hasta dos puntos encima.

El exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, indicó que es difícil pensar en un 2023 diferente al que están planteando el mercado financiero e instituciones como el Emisor.

Nota relacionada Colombia: este diciembre tendrá el costo del dinero más caro desde 2001

Solo en el primero de los casos, el mercado financiero, la situación es complicada. En la encuesta que mensualmente realiza Citi Group y que agrupa a 23 entidades financieras del país, el segmento de crecimiento es preocupante.

Esta medición, que demuestra el incremento que tendrá o no el PIB del país a lo largo del año, registraría un salto abrupto y pasaría de cerrar 2022 con un crecimiento de 7,9% para terminar 2023 con uno de 1,25%.

Lo que quiere decir, una menor producción y por ende menos empleo que a su vez define menos ingreso disponible en algunas familias; y por último, menos consumo que lleva todo a un ciclo del que no se prevé una salida rápida, pues las proyecciones no cambian mucho parar 2024.

Los más pesimistas hablan de un crecimiento de 0,1%. Mientras que en contraste, los que más le apuestan al PIB, lo ven cercano a 2%.

La máxima estimación para esta cifra, al cierre de 2023, está en 11%; mientras que la más baja se tasó en 8%, un poco más de un punto por debajo del promedio de las 23 firmas.

Nota relacionada Salario mínimo en Colombia aumentará 16% el próximo año

Finalmente, la inflación si no mostraría mayor cambio, debido a que solo pasaría, en promedio, 12,3% –que es con lo que acabaría 2022- a 12,27% al cierre de 2023. En este sentido, el mayor pronóstico se encuentra en 12,66%, y el menor en 11,93%.

David Pérez, profesor de economía en la Universidad de los Andes, afirmó que esta proyección no está lejos de lo que se puede presentar en un panorama de una estabilización macro después de la montaña rusa en la que ha estado el PIB entre 2019 y 2022.

Los últimos años se han caracterizado por siempre estar por encima del promedio. Allí, el empleo y la producción se comportan de manera contracíclica, es decir, mientras que la economía, el consumo y la inflación crecen, estos se moderan; mientras que cuando la economía, el consumo y la inflación caen, el empleo y la producción crecen”, dijo.

No obstante, la inflación y las tasas de interés podrían retrasar ese comportamiento que algunos economistas lo catalogan como ‘natural’. De acuerdo con el mismo informe del Citi Group, estos factores estarían igual o peor que el PIB para 2023.