La compañía rusa Gazprom cortará este sábado el suministro de gas hacia Finlandia, de acuerdo a la firma finlandesa Gasum, que ha hecho pública una notificación recibida este mismo viernes desde el país vecino y que responde a la negativa de pagar en rublos.

El servicio ruso se interrumpirá a las 7.00 horas de este sábado, ha expuesto Gasum, que se compromete a mantener el servicio gracias al suministro que llegue por el gasoducto Balticconnector, que conecta Finlandia y Estonia.

El presidente de Gasum, Mika Wiljanen, ha considerado «muy lamentable» el corte ruso, sin embargo, en un comunicado ha aclarado que ya venían preparándose para esta situación y, por tanto, el suministro está garantizado para los próximos meses. El gas representa el 5% del consumo energético total de Finlandia.

Rusia ya había cerrado el mes pasado el grifo de Polonia y Bulgaria, en virtud de un decreto con el que el presidente ruso, Vladimir Putin, buscaba penalizar a los países «hostiles» obligándoles a abrir dos cuentas en Gazprombank, una en divisa extranjera y otra en rublos.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, apuntó el jueves que la mitad de los 54 compradores extranjeros de gas habían aceptado esta condición y, por tanto, los contratos no corren peligro, aunque no detalló la lista exacta.