El 80 % de las exportaciones del petróleo ruso recaen en los países de la región de Asia-Pacífico tras el inicio de la confrontación con Occidente que obligó al país a redirigir los flujos del crudo, afirmó el director ejecutivo de la petrolera Rosneft, Ígor Sechin.

Nota relacionada El Aissami busca con Rosneft aumentar la producción de Pdvsa

«Los países en desarrollo serán los principales impulsores del consumo de petróleo en las próximas décadas. Para 2030, el crecimiento de la demanda en este grupo de países debería representar en conjunto el 95% del aumento global del consumo», aseguró el representante de Rosneft durante un panel en el marco del Foro Económico de San Petersburgo.

Agregó que los países asiáticos son ahora «los principales socios comerciales de Rusia», por lo que la redirección de los suministros del oeste al este se ha cumplido con éxito.

Nota relacionada Empresa Rosneft anuncia pérdida de US$889 millones tras la toma de filiales en Alemania

Sechin también destacó el desarrollo del proyecto de la Ruta Marítima del Norte, una nueva arteria de transporte que conectará el norte de Rusia y sus abundantes recursos con los mercados de los países en desarrollo.

«Gracias a ese proyecto, los consumidores de energía en Asia tendrán acceso a los recursos más ricos de la plataforma ártica y de Siberia», subrayó el director ejecutivo de Rosneft.

En este sentido, recordó que hoy día en el Ártico se extrae el 10% del petróleo del mundo y el 25% del gas natural.

Nota relacionada Rosneft registró pérdidas en sus beneficios mayores al 79%, unos 1.980 millones de dólares

A la vez, enfatizó que para un fluido suministro de las exportaciones del petróleo ruso hay que ampliar más el comercio en divisas nacionales y el desarrollo de sistemas alternativos de pago.

«Ya se han logrado avances significativos en esta dirección, pues en los últimos dos años, el uso del rublo en los pagos por exportaciones se ha triplicado y ha superado el 40%», señaló el directivo de Rosneft.

Con información de EFE.