La multinacional española Repsol, que tiene buena parte de su negocio en América, advirtió que parte de sus inversiones en España pueden irse a otros países si no hay estabilidad jurídica y fiscal.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, insistió en un acto en Madrid en que inversiones como las destinadas al hidrógeno, que proyectan para España unos 1.500 millones de euros, requieren esa estabilidad, por que si hay un impuesto a la producción que no tienen Francia o Portugal, se irán allí.

Nota relacionada: Repsol cree que el alivio de sanciones a Venezuela da «oportunidades futuras»

Estas inversiones requieren «un marco de estabilidad» y «un marco fiscal atractivo, ni mejor ni peor, competitivo con respecto a las regiones próximas a nosotros», subrayó.

«Si tenemos un impuesto para producir hidrógeno que no tienen Francia o Portugal, pues seguramente nuestra decisión será irnos a Portugal o Francia», agregó sobre inversiones a medio y largo plazo que requieren madurez.

Brufau tachó de «incomprensible» que en España se quiera mantener para las energéticas un gravamen transitorio basado en «hipotéticos» beneficios extraordinarios, que ya han quitado todos los países.

«Los costes a los que el Gobierno somete a sus empresas las coloca en clara desventaja competitiva», recalcó.

Nota relacionada: Repsol y ENI podrían pagar por crudo exportado desde Cardón IV

Mercado de Repsol en Europa

Europa debería ser un mercado integrado con normativa similar en materia energética en todos sus estados, ya que mientras no lo sea, no podrá competir y las empresas europeas estarán limitadas frente a Asia y América, donde sí tienen incentivos para crecer y expandirse a otras regiones, como la propia Europa, alertó.

«Si esto sigue ocurriendo, veremos pérdida de puestos de trabajo y retroceso medioambiental, porque el resultado final será la deslocalización de la industria por la imposibilidad de poder competir», advirtió.

Brufau ve el modelo de Estados Unidos, con subsidios a la producción de hidrógeno, como el que debería tener Europa.

Nota relacionada: Tellechea firmó permiso con Repsol y ENI para exportar gas natural

Repsol ya avanzó en octubre que si se mantiene el impuesto a las grandes energéticas en España, inicialmente temporal y extraordinario, puede condicionar sus inversiones en España.

La compañía invirtió 4.362 millones de euros en los nueve primeros meses del año, el 41 % en España y el 37 % en Estados Unidos.

En ese periodo, aportó 10.890 millones de euros a las arcas públicas, cerca del 70 % en España, donde fue la empresa de la bolsa española «que más impuestos pagó en el país», según la empresa.

La multinacional está presente en países como Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela.

Fuente de: EFE