El fabricante de automóviles toma esta decisión tras el discurso de Zelenski

Renault se suma a la larga lista de empresas que abandona Rusia por la invasión de Ucrania. El fabricante de automóviles ha anunciado la suspensión de todas sus actividades en el país por la guerra. Una decisión que la firma francesa ha adoptado tras el discurso del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ante la Asamblea gala.

Pese a que Renault tiene en Rusia su segundo mercado más importante, solo por detrás de Francia, ha decidido suspender sus actividades en el país. Lo hizo este miércoles, asegurando que paraba la actividad «a partir de hoy» en su fábrica de Moscú, donde se ensamblan tres modelos de la marca (Captur, Duster y Arkana), así como el Terrano de sus socios de Nissan, según recoge ‘Efe’.

Nota relacionada YouTube y Google Play suspenden servicios de pago en Rusia

Cabe destacar que el pasado año Renault vendió en Rusia el 18% de sus vehículos y ese país representó el 10% de su facturación, por lo que el golpe puede ser importante. De hecho, el grupo automovilístico ha reconocido que «se ve obligado a revisar sus perspectivas financieras para 2022», de forma que estima ahora un margen EBIT del 3% frente al «4% o superior» de antes, y cree que la generación de flujo de caja será «positiva» frente a su expectativa de «1.000 millones de euros o superior» previa.

En cuanto a su participación de casi el 68% en las dos unidades de AvtoVaz -donde está el grueso de la plantilla de Renault-, la empresa francesa ha explicado que va a «evaluar las opciones posibles», teniendo en cuenta que actuará «de manera responsable respecto a sus 45.000 asalariados en Rusia».

Nota relacionada McDonald’s se une a la lista de empresas que abandonan Rusia

Según apuntan los expertos de Bankinter, Renault es el fabricante «más expuesto a Rusia», y creen que esta decisión «provocará un impacto fuerte y negativo en las cuentas de la compañía«. «Tras los resultados de 2021 cambiamos nuestra recomendación del valor a ‘neutral’ desde ‘vender'» porque las cifras «mostraban una vuelta a beneficio tras dos años consecutivos de pérdidas y una mejora en márgenes mucho más rápida de lo estimado». Sin embargo, señalan, la exposición a Rusia «supone un importante obstáculo que dificultará que esta mejora operativa se consolide y avance al ritmo estimado». Por ello, vuelven a reducir su recomendación sobre el valor a ‘vender’.

Nota relacionada Coca-Cola también suspende sus operaciones en Rusia por la guerra

Renault ha hecho este anuncio un día después de que otra francesa, TotalEnergies, fuese muy criticada por seguir haciendo negocios en Rusia pese a la invasión. La petrolera solo ha ralentizado su actividad. Ahora solo queda otro grande grupo francés en el centro de las críticas, Leroy Merlin, que de momento ha descartado dejar de operar en Rusia.

«ABANDONAR EL MERCADO RUSO»

Precisamente estas empresas han protagonizado parte del discurso que Zelenski ha pronunciado ante la Asamblea francesa. De hecho, ha lanzado una crítica explícita a las empresas galas que mantienen su actividad en Rusia a pesar de las circunstancias.

«Deben abandonar el mercado ruso: Renault, Auchan (Alcampo en España), Leroy Merlin y otras deben dejar de ser los patrocinadores de la maquinaria de guerra rusa«, ha reclamado.