Los tokens digitales remontan tras el descalabro del fin de semana

Las compras vuelven al mercado de las criptomonedas, con el bitcoin y el ethereum rebotando desde mínimos de tres y dos meses, respectivamente, alcanzados este lunes. Las alzas son del 3% para el principal activo digital del mercado y del 4% para la más relevante de las ‘altcoins’, mientras otros tokens ven subir sus precios hasta un 10% desde el lunes, en el caso del ripple. La capitalización total acaricia los 940.000 millones de dólares, después de rozar los 900.000, una mordida de casi 100.000 millones de dólares desde los niveles del billón de dólares que alcanzó el valor acumulado de las criptomonedas.

Los expertos avisan de que el rebote puede no tener duración en el mercado, ya que el panorama macroeconómico amenaza a los activos de riesgo, con una subida de tipos de la Reserva Federal de EEUU (Fed) que muchos esperan de un 1% a la vuelta de la esquina. Analistas y expertos alertan de que una mayor corrección está por llegar en las bolsas mundiales, ya que los bancos centrales no se quedarán a la zaga y seguirán incrementando las tasas de interés con el objetivo de combatir una inflación que tampoco tiene visos de aflojar.

Nota relacionada El Ethereum agudiza su pérdida tras ‘La Fusión’, apunta a 1.200 y arrastra al bitcoin

Además, el análisis técnico del bitcoin y el ethereum no presagia nada positivo. La reina de las monedas digitales perdió el lunes el soporte de los 18.500 dólares, hasta 18.390 dólares, su peor tipo de cambio desde junio. «Muy atentos a la pérdida de este nivel de demanda ya que podríamos acabar viendo un ataque a los mínimos anuales que presenta en los 17.500 dólares«, alertaba César Nuez, analista técnico hace pocas jornadas.

«Estos son los niveles importantes de verdad. Si los perdiera, saltarían todas las alarmas y nos haría pensar en una extensión de las caídas hasta el nivel de los 12.300 dólares. Su aspecto técnico a día de hoy es muy complicado. Sólo veremos una señal de fortaleza con un cierre por encima de los máximos dibujados esta semana en los 22.715 dólares», añadía el experto.

Nota relacionada El precio del bitcoin se eleva por encima de 20.000 dólares

En cuanto al ethereum, su espiral bajista de caídas del 25% en el plazo de una semana, le ha llevado a perder los soportes de 1.400 dólares e, incluso, ha cedido por debajo de 1.300 dólares, hasta niveles de precio no vistos desde julio. Esto no indica otra cosa que una nueva corrección de igual tamaño está fraguándose para la moneda que acaba de migrar de modelo de consenso al de prueba de participación -desde el anterior prueba de trabajo-, lo que llevaría el precio hasta los 1.000 dólares.

Las ventas se iniciaron por un movimiento de ‘vender la noticia’ en primera instancia y, como hemos mencionado, por la aversión al riesgo que se ha instalado en los mercados antes de la subida de tipos de interés de la Fed. A lo anterior se suma que los participantes del mercado se han dado cuenta de que, tras la migración, los desarrollos de Ethereum para llegar a su versión 2.0 sólo están implementados a un 55% y se tardará años en concluir la hoja de ruta de mejoras diseñada por sus fundadores.

Nota relacionada Caídas en el bitcoin y las ‘criptos’ tras las pérdidas mil millonarias de Coinbase

En medio de un clima cada vez más adverso, los opositores al modelo de prueba de participación también han hecho oír sus críticas, aludiendo al riesgo de centralización de la cadena de bloques, ya que los nodos de validación de las transacciones están en manos de unas pocas entidades.

Por último, cabe señalar que la fusión de Ethereum también ha llamado la atención de los reguladores. En una controvertida presentación, la Comisión de Valores y Bolsa (SEC por sus siglas en inglés) de EEUU señaló que tiene jurisdicción sobre las transacciones de ether que tienen lugar en todo el mundo.

Actualmente, tras el cambio de protocolo, hay un 45% de los nodos de Ethereum funcionando en Estados Unidos. Según datos de Etherscan, la segunda mayor densidad de nodos está en Alemania, con un 19%. Pero la SEC parece sugerir que sólo porque los Estados Unidos dominan el conjunto de nodos de ETH, tiene jurisdicción sobre la red global de ETH.