El economista venezolano, experto en temas petroleros, Rafael Quiroz, criticó de nuevo al ministro Tareck El Aissami, quien, a su modo de ver, tiene una “ignorancia tremenda” en materia de hidrocarburos.

Entrevistado por un medio local, Quiroz señaló que las largas colas por gasolina en Caracas y el resto del país, son clara muestra de que Petróleos de Venezuela (PDVSA) hace un “esfuerzo insuficiente” para cubrir la demanda.

TE PUEDE INTERESAR: Bitcoin abrió con ganancias, sobre los 33.800; resto del mercado opera mixto

Quiroz señaló que el déficit de combustible para cubrir la demanda nacional se ubica en 60%, y por eso las filas se han triplicado.

“Es una clara demostración de la ineficiencia en la industria petrolera que ha tenido el gobierno bolivariano y que además deja al descubierto la improvisación en el manejo de Pdvsa por funcionarios como el actual ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, quien prometió acabar con las colas de gasolina a finales de junio pues, según aseguró Pdvsa produciría la gasolina que el país requiere”, criticó.

De acuerdo con Quiroz, justo cuando PDVSA incrementa su producción de crudo levemente, las cuatro refinerías más grandes del país: Amuay, Cardón, Puerto La Cruz y El Palito, además de la minirefinería Bajo Grande del Complejo Refinador de Paraguaná, donde se produce el gasoil, diésel y gasolina, “están colapsadas o paralizadas completamente por falta de mantenimiento, personal calificado y obsolescencia”.

“El desabastecimiento de combustible llegó para quedarse”, alertó, y por eso, sugiere, a Venezuela “le toca depender de la importación de combustibles terminados”.

“Solamente países como Irán e India están vendiendo combustible a Venezuela, evadiendo las sanciones internacionales impuestas por EEUU desde enero de 2019, transportando por vías marítimas más largas y a un precio que puede ser superior al registrado en el mercado internacional”, dijo.

“No se puede determinar la cantidad de combustible que importa el país, pero todo depende de la constancia que tengan países como Irán. Cabe destacar que no tenemos contratos de importación de gasolina, contratos coyunturales, por lo que el envío de gasoil o gasolina no superan los 30 o 60 días para atender la demanda, ni tampoco el país tiene la seguridad de que el crudo importado le llegue con regularidad”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR: El índice de confianza empresarial en España registra alza histórica en tercer trimestre

LEA MÁS: Exportaciones agroalimentarias de España aumentaron un 2,3% en 2020