Los productores venezolanos se las ven difícil para cosechar. Solo en el sur de Mérida, al oeste, cobran hasta 150 dólares por un tanque de gasoil, necesario para que los camiones y otros vehículos puedan encender.

Así lo sostiene José Luis Guillén, un productor agrícola, quien afirmó que “tenemos una odisea para poder acceder al combustible de gasolina y gasoil. Es imposible pagar hasta $150 por un tanque de gasoil, hacer colas de 2, 3 o más días para poder surtir un camión para poder sacar las cosechas y llevar las hortalizas al centro del país”.

TE PUEDE INTERESAR: Cuba abarata el precio del combustible para transportistas privados

No obstante, apunta que “a un año de la pandemia, no hemos parado de producir en el campo, pero con muchos obstáculos y problemas”.

Señala que el gobierno de Nicolás Maduro “debería tomar más en serio lo que es el productor agrícola”, y aseveró que no ha vuelto a haber una cartera crediticia “para que los productores accedan a créditos para producir, la maquinaria está prácticamente obsoleta”.

Guillén criticó que haya alcabalas que impiden trasladar los productos:

“Cómo es posible que en el trayecto de Agua Viva, desde el estado Trujillo, límite con Maracaibo, peaje el Encanto, hay como 14 alcabalas donde hacen bajar la cosecha, le preguntan que lleva, se la puyan con cabillas y el productor tiene que darles un kilo de papas o zanahorias, eso es una falta de  respeto”, indicó.

TE PUEDE INTERESAR: El turismo en Costa Rica no se recuperará en 2021