Los futuros de la soja de Chicago subieron por tercera sesión consecutiva el miércoles, con señales de una fuerte demanda de exportación de cargamentos estadounidenses que respaldaban los precios, incluso cuando la cosecha en naciones clave de Sudamérica ha alcanzado su punto máximo.

El trigo también subió y el maíz aumentó por las continuas preocupaciones sobre el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania en los suministros globales.

Nota relacionada Las criptos, el trigo y el oro, fondos cotizados más rentables del mes de febrero

«Nos espera una larga guerra entre Rusia y Ucrania, algo que no esperábamos», dijo un operador de Singapur. «La guerra seguirá afectando los suministros de la región del Mar Negro».

El contrato de soja más activo en la plaza de cereales de Chicago (CBOT) subía un 0,7% a 17,07-3/4 dólares el bushel a las 1200 GMT. Los futuros del trigo sumaban 1,3% a 11,33-1/4 dólares por bushel; mientras que maíz ganaba un 0,34% a 7,55 dólares el bushel.

Nota relacionada La tecnología se abarata en bolsa tras la guerra en Ucrania

Los exportadores privados informaron la venta de 240.000 toneladas de soja a destinos desconocidos para su entrega en la campaña agrícola 2021/22, dijo el Departamento de Agricultura de EE. UU.

La desaceleración de las exportaciones de la región del Mar Negro siguió respaldando los precios de los cereales y las semillas oleaginosas.

Nota relacionada Borrell propone gastar 500 millones de euros más de los fondos de la UE para dar armas a Ucrania

Los puertos ucranianos permanecen cerrados y es probable que el país exporte solo 200.000 toneladas de trigo durante el periodo marzo-junio, dijo el analista APK-Inform, que el lunes recortó su pronóstico para las exportaciones de trigo ucraniano en 2021/22, a 18,3 millones de toneladas, desde 22,5 millones de toneladas en la previsión anterior.

En Argentina, los productores han vendido 18,8 millones de toneladas de maíz para la temporada 2021/22, informó este martes el Ministerio de Agricultura.

Según el ministerio, el país registró 1,3 millones de toneladas de maíz vendido entre el 9 y el 16 de marzo, dos veces el volumen registrado en el mismo período de hace un año, impulsado por el conflicto entre Rusia y Ucrania que ha cortado la oferta mundial del grano.