Amanda Betancourt.  La tasa de desempleo en Brasil subió al 13,3% en el trimestre abril-junio, según cifras oficiales divulgadas este jueves que dan cuenta de una pérdida de 8,9 millones de puestos de trabajo en el período, debido a la pandemia del COVID-19.

Esto representa un aumento de 1,1 puntos porcentuales frente al desempleo del trimestre anterior, enero-marzo (12,2%), y es la tasa más alta desde el de marzo-mayo de 2017, cuando también fue del 13,3%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De los 8,9 millones de puestos (formales e informales) que se perdieron el segundo trimestre del año, 2,1 millones corresponden al sector del comercio, 1,3 millones al sector doméstico y 1,1 millones a la construcción.

El IBGE (Instituto Brasilñeño de Geografía y Estadística) realiza sus informes con consultas directas sobre la situación de miles de domicilios, lo cual permite evaluar también la situación del mercado informal, el que actualmente alcanza al 36,9% de los trabajadores.

En el último sondeo, las autoridades identificaron un número récord de 5,7 millones de “desalentados”, es decir personas que están aptas para trabajar pero no están buscando empleo por diversos motivos.

El gobierno proyecta para 2020 la peor contracción anual de la economía brasileña debido a la paralización de las actividades provocada por la pandemia, que ya se ha cobrado casi 100.000 vidas entre 2,8 millones de contagios.

 

Con información de Infobae.