La economía de la eurozona sufrió una contracción en el segundo trimestre que fue un poco menos de lo estimado en un principio. Sin embargo, se mantiene como la más pronunciada de la historia, pues el gasto de los consumidores retrocedió por las medidas sanitarias para frenar la pandemia del Covid-19.

El Producto Interno Bruto (PIB) cayó un 11,8% con respecto al primer trimestre, y 14,7 interanual, de acuerdo a lo datos de la agencia europea de estadísticas Eurostat que fueron divulgados hoy.

Las cifras son comparables con las estimaciones de 12,1% y 15,0%, respectivamente, y que se anunciaron a finales de julio.

La contracción entre abril y junio, meses donde arreciaron las restricciones por el Covid-19 en todo el Viejo Continente, fue la más marcada desde que inició la serie en 1995.

Las caídas más marcadas en el segundo trimestre con respecto al anterior fueron en España, Grecia, Portugal y Francia.

A inicios de año, la contracción registrada fue de 3,7% intertrimestral y de 3,2% interanual.

Con información de Reuters.