El Gobierno de Japón dijo este martes que el producto interno bruto (PIB) del país se redujo un 1,3% durante el primer trimestre de 2021, frente al trimestre anterior debido a las nuevas restricciones aplicadas por el repunte del Covid-19.

De esta forma, la tercera economía mundial retrocedió un 1,9% respecto al mismo trimestre de 2020, después de que el país asiático cerrara el año pasado con una caída de su PIB del 4,8% como consecuencia de la crisis sanitaria.

TE PUEDE INTERESAR: Costa Rica registró en abril el déficit fiscal más bajo de los últimos seis años

La Oficina del Gabinete nipón indicó que esta contracción nubla la evolución positiva que había experimentado el PIB durante la segunda mitad del año pasado, cuando encadenó dos subidas intertrimestrales del 5,3% y del 2,8%, y recuperó parte del terreno perdido por el impacto inicial de la pandemia.

Para las autoridades la razón de esta contracción fue el descenso del 1,4% respecto al trimestre anterior del consumo de los hogares, principal pilar del PIB de Japón, que se resintió por el nuevo estado de emergencia sanitaria declarado en varias regiones frente al avance del virus, entre comienzos de enero y finales de marzo, lo que conllevó limitar los horarios de apertura de bares y restaurantes y desaconsejar los desplazamientos no esenciales de los ciudadanos, entre otras medidas.

Por otra parte, la debilidad del consumo doméstico se vio compensada en parte por la recuperación de las exportaciones, otro de los motores de la economía japonesa, que avanzaron un 2,3% respecto al trimestre precedente.

El fortalecimiento de las exportaciones se da por el avance de la demanda sobre todo en China y Estados Unidos, y afirmó que el consumo doméstico «tiene unas bases firmes» y muestra «señales de recuperación», afirmó el portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato.

Mientras que la inversión de capital corporativo cayó un 1% intertrimestral, y el gasto estatal retrocedió un 1,1%.

Los datos publicados hoy por el Ejecutivo nipón también muestran que en el ejercicio fiscal 2020, transcurrido entre marzo de ese año y el pasado abril, la economía nipona se contrajo un 4,6%.

Para el ejercicio en curso, que se prolongará hasta abril de 2022, el Banco de Japón estima un crecimiento del 4%, según sus últimas estimaciones, que no obstante también advertían del contexto de incertidumbre que rodea a la economía nacional por el virus.

 

TE PUEDE INTERESAR: El PIB de Chile creció un 3,2% en primer trimestre

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Lamborghini invertirá USD 1.800 millones en electrificación de sus superdeportivos