El crudo permanece estable para este lunes tras recuperarse del declive de la semana pasada luego de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, informara que la recesión no es “inevitable” y al tiempo que los operadores sopesan si el ajuste agresivo de la política monetaria contraerá la economía y bloqueará el consumo.

Por su parte, el crudo Brent avanzó 0,9% luego de registrar el viernes un retroceso de más de 5%, después de que los mercados financieros se vieran sacudidos por las imparables preocupaciones sobre el ritmo de crecimiento de tasas por parte de la Reserva Federal. Los comentarios de Biden se generaron luego de hablar con el exsecretario del Tesoro, Lawrence Summers, quien estima una gran posibilidad de que el país luche contra la estanflación. El comercio fue escaso el lunes debido a un feriado en EE.UU.

La producción petrolera constante en Libia se estabilizó a alrededor de 800.000 barriles por día después de que el ministro de Energía del país dijera hace poco que había caído a entre 100.000 y 200.000 barriles dirios. lo que significó que, las interrupciones del suministro en la producción del miembro de la OPEP podrían ser menores de lo que habían previsto los operadores.

Así, el crudo se disparó en 2022 cuando la guerra en Ucrania interrumpió los suministros justo al tiempo que el consumo se recuperaba después de la pandemia. A pesar del reciente retroceso, el índice de referencia de EE.UU. continúa establecido para una ganancia récord en el noveno trimestre, lo que contribuye a una inflación desenfrenada. La semana pasada, la Fed aumentó las tasas de interés en 75 puntos básicos para controlar el alza de precios, mientras que los principales formuladores de política se comprometieron a seguir adelante hasta que la inflación comience a ceder.

El mercado permanece extremadamente ajustado, pero la amenaza de recesión es una de las pocas fuerzas negativas para los precios del crudo”, declaró Craig Erlam, analista sénior de mercado en Oanda.

Los inversionistas escucharán más sobre la evaluación de la economía de la Fed y sus próximos pasos cuando el presidente Jerome Powell señale ante los legisladores a finales de esta semana. El domingo, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, resaltó que es probable que los precios altos se mantengan hasta 2022 mientras el crecimiento se desacelera.

El fin de semana, la secretaria de Energía de EE.UU., Jennifer Granholm, dijo a los conductores sobre la probabilidad de que los precios de la gasolina se mantengan altos.

Si bien EE.UU. proyectó en su perspectiva a corto plazo de junio que los precios en las estaciones de servicio promediarían alrededor de US$4,27 por galón en el tercer trimestre, el pronóstico podría verse “completamente alterado” por los acontecimientos mundiales, por ejemplo, si la Unión Europea decidiera cortar por completo el suministro de petróleo ruso, aformó Granholm en el programa “State of Union” de CNN.