El peso chileno registró el lunes un avance del 3,8% en la apertura del mercado cambiario después de la abrumadora derrota de una propuesta de nueva constitución en el mayor productor mundial de cobre.

Las primeras apuestas ubicaron la moneda local en 850,20 unidades comprador y 850,50 unidades vendedor, pese a la limitación de operaciones en el mercado por un feriado en Estados Unidos.

Los chilenos este domingo desestimaron en un plebiscito la controvertida propuesta aunque dejaron la puerta abierta a un nuevo proceso para reemplazar la carta magna heredada de la dictadura.

Nota relacionada Actividad económica en Chile creció 1% en julio, su peor desempeño en 17 meses

El banco JP Morgan afirmó que el resultado electoral debería tener un impacto positivo en los mercados motivado a una menor incertidumbre y menores primas de riesgo por delante con expectativas de que el resultado podría moderar sus planes.

«Un impulso de reforma más gradual y moderado ayudaría a mitigar la dimensión de incertidumbre asociada a la agenda económica y financiera del gobierno«, aclaró el banco.

De acuerdo con los expertos, el referendo también se convirtió en una evaluación del gobierno, que lucha contra la pujante inflación, la desaceleración económica y una crisis interna de seguridad.

Nota relacionada FMI aprueba línea de crédito flexible de US$ 18.500 millones para Chile

«Los resultados representan un gran golpe para el presidente Gabriel Boric, con reformas clave de impuestos y pensiones que probablemente se diluirán y retrasarán«, afirmó Eurasia Group en una nota.

Asimismo, añadió que es probable que algunos cambios afirmen finalmente la aprobación dado el amplio consenso sobre la necesidad de más ingresos, junto con el largo descontento con el sistema de pensiones.

Tras reconocer la derrota, el presidente Gabriel Boric comprometió también un ajuste en su equipo de gobierno.