El ministro de Economía y Finanzas de Perú, Pedro Francke, dijo que el país está atravesando un alza temporal de precios de alimentos y combustibles durante las últimas semanas, sin embargo, afirmó que el salto no va a ser permanente.

Según datos oficiales, la economía peruana registró en julio un incremento en la inflación de 1,01 %, el porcentaje más alto desde marzo del 2017.

TE PUEDE INTERESAR: Oficializan la reconversión monetaria en Venezuela para el 1O: Nuevos billetes y 6 ceros menos al bolívar

Francke agregó que «las expectativas están dentro del rango meta» y reiteró que «no va a haber un alza sostenida de precios, sino que van a bajar» en las semanas siguientes.

Por otra parte, en cuanto a la posesión del  izquierdista Pedro Castillo en la presidencia de Perú, los mercados financieros reaccionaron negativamente, ya que el tipo de cambio del dólar subió más de 3% y cruzó los cuatro soles por dólar, mientras que las acciones de las principales empresas peruanas se derrumbaron por más de 10% de su cotización.

“Hay un impacto internacional en los precios de combustibles» y que con respecto al tipo de cambio del dólar «no pretendemos establecer un control de cambios», así como «no es nuestra política controlar precios» en el mercado, indicó el Ministro.

Además, la autoridad reveló que los equipos técnicos del ministerio y del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) están coordinando los temas relacionados a la política monetaria y fiscal, a cargo de ambas instituciones.

En cuanto al déficit fiscal, se va a mantener debajo de las proyecciones elaboradas a inicios de año en el país y se evalúa restablecer una regla fiscal para poner conducirse en la senda de la reducción del déficit, indicó Francke.

«Estamos aprovechando el espacio fiscal que nos da una mayor recaudación tributaria, y tener una sostenibilidad de la deuda pública adecuada», apuntó.

 

TE PUEDE INTERESAR: Actividad empresarial de la eurozona alcanzó en julio su nivel más alto en 15 años

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Sector servicios en España se ralentiza en julio