El presidente del Movimiento Unidad, Francisco Carreira-Pittí, solicito al Ministerio de Trabajo (Mitradel) mediante una propuesta, reducir la jornada laboral por semana a cuatro días. Una medida con la cual se intente responder al alza del precio del combustible.

Asimismo, Pittí explico en un comunicado que la decisión sienta sus bases en el desequilibrio global en el suministro del combustible y al aumento del precio, del cual no se estima una reducción.

La propuesta apunta en reducir la semana laboral de cinco a cuatro días, trabajando dos horas adicionales durante los cuatro días a la semana para completar las 40 horas y tener un día libre adicional, tanto el viernes o lunes.

De acuerdo con los ponentes, la medida llevaría a una reducción del gasto de combustible de 20%semanalmente, que dependiendo de las distancias y el consumo sería un ahorro de entre $20 y $40 semanales.

El presidente del Movimiento Unidad informó que la propuesta sería de momento y no pretende ni puede ser aplicada a toda la actividad económica en el país. Comenzaría de momento en el sector público y sus dependencias, y después se ampliará a las actividades económicas que puedan reducirse a cumplir 10 horas diarias durante cuatro días.

La propuesta es aplicable a las entidades gubernamentales, incluyendo el poder judicial y empresas relacionadas con dichas actividades que normalmente trabajamos 40 horas semanales. Aquellas actividades que laboran 48 horas semanales requieren la consideración de otras medidas, tales como implementar trabajo en casa, lo que resultó aceptable durante la pandemia”.

Rubén Castillo, quien es el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), declaró que para este miércoles tendrán una reunión con la Comisión Laboral de Conep para analizar no solo la propuesta de reducción de la jornada, sino otros temas que tengan que ver con el asunto del combustible.

Este es un tema espinoso, pero creemos que por lo menos podemos ofrecer un punto de vista para que las relaciones laborales puedan regularse en un contexto que es diferente al que dio origen al Código de Trabajo”, agregó Castillo.

Asimismo, el empresario indicó que, antes de la pandemia, ya se hablaba sobre una idea de agrupar la jornada laboral de tal manera que los trabajadores puedan tener más días libres al final de la semana, si trabajaran más de las 8 horas tradicionales. “Esto se tendría que discutir con los sectores”, afirmó Castillo.