Celso Fantinel, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), aseguró que este año 2022, el pago a los productores estuvo a un nivel muy bajo, además de que hubo una mala comercialización en la cosecha del maíz.

Nota relacionada Producción mundial de maíz bajará debido al conflicto entre Rusia y Ucrania

“Se pudo haber hecho más, la industria pudo haber hecho más. Sabemos que todos estamos en dificultades, muchas industrias están en capacidad ociosa, porque no tenemos un poder adquisitivo, como el que quisiéramos”, comentó.

Nota relacionada Productores de Guárico generan propuestas para fortalecer rendimiento de arroz y maíz

Además, aseguró que no habrá desabastecimiento, pero explicó que sí hay pérdidas en algunos municipios, y esto es importante para el productor ya que a muchos los lleva a la quiebra. Sin embargo, indicó que la producción de comida seguirá avanzando.

Nota relacionada Fedeagro: «Es un retroceso y perjudicial» fijación de precios de la Sundde

En este sentido, precisó que hay una recuperación del 25% en la superficie del maíz y del arroz. También confesó que ya la cosecha comenzó hace una semana y los rendimientos por hectáreas van en mejoría, siendo esto una noticia positiva, ya que seguirá creciendo el sector.

Sostuvo que este incremento traerá consigo más empleos en la agricultura, ganadería y para todos los venezolanos.

Manifestó que el sector primario es un sector que sin crédito bancario no va a crecer por lo tanto se espera tener dichos créditos para que el año 2023 sea similar al año 2022.

Fuente: Minuta Agropecuaria.