El optimismo del marco macroeconómico presentado en el Paquete Económico 2023 traería consigo el riesgo de una serie de recortes al gasto público, al no poder cumplir con las expectativas de ingresos, de acuerdo con expertos.

El marco macroeconómico se nota que el gobierno estima para el 2023 un crecimiento de 3%, algo que contrasta con los pronósticos de otras instituciones que, de hecho, prevén una expansión menor a 2%, señaló México Evalúa.

“Ante los temores de recesión, estimaciones de Banco de México (Banxico), arrojan un escenario de crecimiento de 1.6% para el siguiente año, mientras que Citi apunta a 1.4 por ciento. Hay un riesgo alto de quedar por debajo, lo que implicará menores ingresos tributarios», indicó la organización.

Nota relacionada Banco México: “Inflación erosiona capacidad de compra de las remesas recibidas”

Por su parte, el gobierno tendría que realizar reajustes en su gasto público, con recortes en programas y proyectos que no se consideran prioridades para la actual administración, dijo Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2023 se propone un gasto de 8.29 billones de pesos, con prioridad en los proyectos y programas insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Pensamos que la evolución de las finanzas públicas durante el 2023 será muy diferente a la planeada y es probable que hacia adelante se observen recortes al gasto como estrategia de ajuste”, afirmó Monex.

De cada 100 pesos que se gasten, 10 se destinarán a las mega obras como el Tren Maya, o bien, a los programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro y la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores.

Nota relacionada Recaudación de impuestos en México se frena en julio; cae 9.4%

“La sobrestimación de crecimiento es un riesgo para el cumplimiento de las metas fiscales, pues si la economía crece menos a lo estimado, la recaudación tributaria sería menor. El déficit público podría ser mayor», agregó Víctor Ceja Cruz, Economista en Jefe de Valmex.

Tasas a la baja

En cuanto al alza de tasas de interés, que en los últimos meses diversos bancos centrales han realizado para intentar combatir los altos niveles de inflación, los analistas indicaron que hay también un optimismo en la baja de éstas.

Hacienda está previendo que van a bajar con un poco de más velocidad de lo que tenemos pronosticado distintos analistas, lo cual hace sentido con su pronóstico de 3.2% de la inflación al cierre del siguiente año. Nosotros si bien pensamos que la inflación sí va a bajar, para cerrar alrededor de 4.5% y por lo tanto las tasas de interés no bajarían tanto. Es probable que puedan bajar en la recta final del año, pero ligeramente”, declaró Alejandro Saldaña.

Nota relacionada Actividad económica de México ligó dos meses con reducciones en junio

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica, este año la inflación cerrará en 7.7% para pasar a 3.2% en el 2023, y la tasa de interés nominal pasaría de 9.50 a 8.50%.

Una menor estimación de la tasa de interés también traería un impacto en el gasto público. De acuerdo con Hacienda, por cada 100 puntos que aumente ésta, el costo financiero de la deuda lo haría en 30,218 millones de pesos.