Todo el revuelo causado en el mundo por el reconocido metaverso, podrían estar justificados después de todo (y no ser fruto de un solo «hype»). Debido a ser un concepto aún en comienzo, el metaverso tiene todos los cupones para metamorfosearse en un centro comerciales de dimensiones totalmente monumentales.

Tal como lo señala un reciente estudio de Accenture, el 64% de los consumidores ha comprado ya algún producto virtual o ha tomado parte en experiencias virtuales en el transcurso del último año. También, el 83% de los consumidores da cuenta de su interés en realizar compras en el metaverso.

Bajo esta misma línea, el 42% de los consumidores indican haber visitado ya a algún retailer en el metaverso para aprovisionarse de consejos, realizar pagos o informarse de su porfolio de productos.

Un 56% de los consumidores tiene igualmente intención de visitar los establecimientos de retailers en el metaverso en el transcurso del próximo año. Entre los millennials este porcentaje escala hasta el 61%.

En relación a un informe reciente de Accenture pone de manifiesto que el 55% de los consumidores confiesa que una porción cada vez más importante de su propia vida se está mudando a los espacios digitales. Quizás por esta razón el 72% de los ejecutivos del retail ya anticipa que el metaverso tendrá un impacto muy positivo en su organización y el 45% estima que el metaverso es un avance de primera orden para su negocio.

La compra de experiencias en el metaverso hace también mucho ruido al consumidor

Cabe destacar que, cerca de la mitad de los consumidores ya ha comprado (o prevé hacerlo en el futuro) experiencias virtuales emparentadas con el turismo (un tour o una estancia en un hotel, por ejemplo). La proporción aumenta hasta el 55% en el caso de millennials y desciende hasta el 29% en el caso de los «baby boomers».

De forma similar, el 54% de los consumidores ha comprado ya o está interesado en adquirir entradas para conciertos, espectáculos o eventos deportivos desarrollados al calor del metaverso.

Adicionalmente, otros estudios no ponen resultados tan halagüeños sobre la mesa en relación con las posibilidades comerciales del metaverso. Una publicación reciente llevado a cabo en Estados Unidos y Reino por Zappi concluía, sin ir más lejos, que el 85% de los consumidores no deseaba interactuar con sus marcas favoritas en el metaverso y que solo el 20% anhelaba realmente ir de «shopping» en el metaverso.

«La era del metaverso ha comenzado y en el caso de las marcas enfocadas al gran consumo no se trata de decidir si van a lanzarse o no al metaverso sino de decidir cómo van a hacerlo», explica Jill Standish, managing director y global head de la división de Retail Industry de Accenture.

«Los retailers y las marcas necesitarán reimaginar y experimentar con las nuevas experiencias inmersivas que pone a su disposición el metaverso. Más allá de las nuevas oportunidades que brinda para vender, el metaverso puede además dar fuelle a la lealtad del cliente mediante experiencias que van más allá de la compra de productos específicos», agregó.