Meta, ha pagado a uno de los grupos de presión republicanos más importantes de Estados Unidos, Targeted Victory, para que ejerciera presión pública y realizara una campaña de publicidad negativa contra la red social TikTok en medios de comunicación del país.

Trabajadores de la consultora han desarrollado una estrategia para perjudicar a la red social asiática, mediante una campaña mediática que presentaba a la RRSS como un “peligro para los jóvenes y para la sociedad estadounidense”, conforme a correos internos de la consultora compartidos al medio The Washington Post.

En dichos correos electrónicos se pueden observar mensajes como “lo ideal sería conseguir que los medios escriban historias con titulares como ‘De los bailes al peligro: cómo TikTok se ha convertido en la red social más nociva para los niños”. Asimismo, el remitente solicita “ejemplos negativos a escala local de historias o tendencias relacionadas con la plataforma china de vídeos cortos”.

“De los bailes al peligro: cómo TikTok se ha convertido en la red social más nociva para los niños”

Esta operación contiene la publicación de artículos de opinión y cartas al editor en los principales medios de comunicación regionales, tal como involucrar a reporteros influentes y a políticos de autoridad local en la difusión de historias que “arrojaran dudas sobre los efectos negativos” de usar la app china.

Por su parte, TikTok se ha transformado “en una verdadera amenaza, especialmente al ser una aplicación extranjera que es número uno en el intercambio de datos de jóvenes adolescentes”, ha indicado el director de la consultora en un email en febrero.

Según el portavoz de Meta, Andy Stone, ha amparado la campaña, agregando que “creemos que todas las plataformas, incluida TikTok, deberían enfrentar un nivel de escrutinio consistente ante su creciente éxito”. Asimismo, un portavoz de la aplicación asiática, ha señalado que la compañía está profundamente “preocupada” por la campaña de difamación trasmitida en medios locales.

Estas operaciones (legales) son normales en las campañas políticas en EEUU, reuniendo televisiones y periódicos de anuncios pagados por las partes implicadas. Pero, esta operación no era usual en empresas tecnológicas.

La asesora es la novena firma dedicada a la presión política que más dinero recaudó en 2020 (más alrededor de 200 millones de euros), de acuerdo a la agencia OpenSecrets, publicado por el diario El País.