La fuerte subida de los precios del gas al por mayor está repercutiendo en el mercado del petróleo, y es probable que la inminente demanda de generación de electricidad y calefacción estimule aún más el sector este invierno.

El repunte de la demanda y el consumo podría llevar a la alianza de exportadores de petróleo OPEP+, que se reúne el lunes en Viena, a aumentar sus planes de producción.

«Podríamos ver un impulso adicional de la demanda de petróleo de casi un millón de barriles por día (bpd) para diciembre de 2021, la mitad de la cual consideramos bastante probable que se materialice en la generación incremental de petróleo para energía en Asia», dijo Bjornar Tonhaugen, analista de Rystad Energy.

«La mitad restante es más incierta y depende de un comienzo de invierno más frío de lo normal en el hemisferio norte, que impulsaría el petróleo para calefacción».

Pasar al petróleo

Si los precios del gas siguen siendo prohibitivos, algunos países de Oriente Medio y Asia podrían estudiar la posibilidad de aumentar temporalmente el uso de sus centrales eléctricas de petróleo, según el analista de Fitch Dmitry Marinchenko.

En general, la generación con petróleo representa sólo una pequeña parte de la producción mundial de electricidad, alrededor del 3% en 2019, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Esta cifra está muy por detrás del 37% del carbón y del 24% del gas natural.

Sin embargo, Tony Syme, experto en macroeconomía de la Escuela de Negocios de la Universidad de Salford, dijo que sólo «una pequeña minoría de centrales eléctricas» en Gran Bretaña y Estados Unidos puede cambiar entre el carbón y el gas para la generación de energía.

«Este número ha ido disminuyendo en las últimas tres décadas a medida que el impacto medioambiental de la quema de combustibles fósiles ha ido cobrando importancia», dijo.

El precio del crudo, que está sujeto a muchos otros factores, ha subido tras el aumento del precio del gas, pero no de forma tan acusada.

¿Intervención de la OPEP?

La demanda adicional de petróleo en medio de la subida del precio del gas es difícil de cuantificar, pero podría ser de «hasta 320.000 bpd… durante los próximos seis meses en Asia y Europa», según S&P Global Platts Analytics.

El banco estadounidense Goldman Sachs estimó que «la capacidad potencial de sustitución del gas por el petróleo podría ser mayor si el gas sigue subiendo, hasta 1,35 millones de bpd en energía y 0,6 millones de bpd en la industria» en Asia y Europa.

Sin embargo, este volumen sólo representa el 2% de la demanda mundial de petróleo, que se espera que supere la marca de los 100 millones de barriles diarios el año que viene, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

«Aunque manejable desde el punto de vista del mercado del petróleo, una perturbación meteorológica de una desviación estándar representaría, no obstante, un alza de 5 dólares por barril en nuestra previsión de 80 dólares por barril de Brent», dijo Goldman Sachs.

Los miembros del cártel de exportadores de petróleo y sus aliados, conocidos conjuntamente como OPEP+, deben decidir si aumentan la producción de petróleo o se arriesgan a una mayor inflación de los precios.

Olivier Daguin, inversor de OFI AM, declaró a la AFP que la magnitud del paso del gas al petróleo «dependerá principalmente de la diferencia de precios entre ambos».

La diferencia se ha ampliado considerablemente en los últimos días.

Irresistible

En Europa, los precios del gas siguen disparándose.

El viernes, el Title Transfer Facility (TTF), un punto de comercio virtual de gas natural a escala europea situado en los Países Bajos, alcanzó la marca de 100 euros (116 dólares, 86 libras) por megavatio-hora (MWh) por primera vez en su historia.

Esta cifra es cinco veces superior a la de principios de año, mientras que los precios del petróleo se han duplicado en el mismo periodo.

El gas europeo es ahora aproximadamente el doble de caro que el crudo Brent del Mar del Norte -que el martes costaba 80,75 dólares por barril, su precio más alto en tres años- utilizando métodos de conversión notoriamente difíciles

«Los precios del gas natural al contado en Asia cotizan ahora cerca del equivalente a 180 dólares por barril de crudo Brent, lo que significa que el atractivo del petróleo como sustituto del gas para la generación de energía es casi irresistible», dijo Jeffrey Halley, analista de mercado senior de OANDA.