Los precios de las importaciones de Estados Unidos subieron 0,3% en julio, luego de saltar 1,1% en junio, lo que supone una ralentización, lo que supone una señal de que las presiones inflacionarias podrían haber llegado a su punto más álgido a medida que se disipa el impacto en la economía de los cuellos de botella en la cadena de suministros.

El Departamento del Trabajo indicó que el avance de nueve meses consecutivos llevó las alzas acumuladas en un año a 10,2% en comparación con el aumento de 11,3% anualizado el mes anterior, pero se trató del menor incremento mensual desde noviembre del año pasado.

TE PUEDE INTERESAR: Actividad económica de Brasil mantiene su recuperación al avanzar un 13,17% en segundo trimestre 2021

La agencia señaló que el avance de las vacunaciones, las bajas tasas de interés y casi 6 billones de dólares en estímulos del Gobierno estadounidense desde que comenzó la pandemia, están impulsando la demanda interna.

Además, a esos factores se suman los altos costos de las materias primas, bajos inventarios y una crisis global en la industria de transporte de carga que lastra a la cadena de suministros.

Por otra parte, el Gobierno informó que los precios de las exportaciones subieron 17,2% año a año en julio.

TE PUEDE INTERESAR: La confianza del consumidor en EEUU registra mínimos de una década en lo que va de agosto

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Exportaciones de UE a Reino Unido suben en junio pero bajan hacia el resto del mundo