En un mundo dominado por ballenas, como el de las inversiones en bitcoin (BTC), los pequeños peces y otras especies ganan espacio. Las direcciones de la red Bitcoin que almacenan al menos 0,01 o 0,1 BTC están en máximos históricos, mientras que las de grandes propietarios de monedas han estado disminuyendo.

Hoy en día, más de 9,46 millones de direcciones tienen al menos 0,01 BTC o 1 millón de satoshis, que vale por a unos 370 dólares al precio actual de la criptomoneda, de acuerdo lo muestran los registros de Glassnode.

Sin embargo, los que mantienen un saldo de por lo menos 0,1 BTC (10 millones de satoshis que equivalen a unos 3.700 dólares) se acercan a los 3,2 millones en total. Ambos registros son picos históricos y dan cuenta de cómo acrecienta la participación de pequeños inversionistas en bitcoin.

En discordancia, las direcciones más ricas de la red van en clara disminución. Lo que significa que, las conocidas como ballenas (direcciones con 1.000 o más BTC en su haber) han caído de casi 2.500 en febrero de 2021 a poco más de 2.100 para el momento. No había tan pocas ballenas como estas desde mayo de 2020.

Asimismo, sucede con las ballenas «mega ricas», esas direcciones con más de 10.000 bitcoins que el año pasado ya lucían como una especie en extinción. Actualmente, hay cerca de 35% menos que en 2019, es decir, aún se mantienen en un rango entre 80 y 90 direcciones desde 2021.

Más de 40 millones de direcciones con algunos satoshis

Por otra parte, muestra de cómo los pequeños inversionistas han ido entrando a la red Bitcoin está en la gráfica de direcciones con saldo positivo. El total de direcciones con cualquier cantidad de BTC, desde incluso 1 satoshi, prevalece por primera vez en la historia los 40 millones.

Tomando en cuenta que las que tienen al menos 0,01 BTC son menos de 10 millones, en este momento en la red Bitcoin hay más de 30 millones de direcciones que tienen menos de 300 dólares en BTC acumulados.

Desde enero hasta el actual momento, el precio de bitcoin ha caído más de 20% y no parece recuperarse. A medida que pasa el tiempo, las ballenas o grandes acumuladores de BTC parecen estar optando por vender parte de sus monedas para tomar ganancias. En ese proceso, cada vez más inversionistas o participantes pequeños del mercado estarían entrando con pequeñas fracciones.

Cabe recordar que una persona puede tener cuantas direcciones de Bitcoin quiera, por lo que estas cifras no necesariamente reflejan la cantidad de individuos o entidades detrás de esos BTC. Pero, son una muestra del crecimiento de la red y una adopción sostenida de la criptomoneda.

Para muchos expertos, este acrecentamiento en usuarios es un indicador alcista. Además, un análisis recientemente publicado en el portal CriptoNoticias toma la demanda del activo como un factor fundamental para su valuación en el mercado. De acuerdo con ese modelo, basado en el efecto de red, el precio de BTC tendría que aumentar exponencialmente en los próximos años, como ha venido haciendo en el pasado.