El Ibex 35 tantea el 7.100 después de que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizara el plasma como uso de emergencia contra el coronavirus.

Los principales índices del Viejo Continente inician la semana con fuertes alzas, después de los máximos marcados el viernes en Wall Street y que tienen continuidad hoy con las subidas tanto en Asia como en los futuros de la Bolsa estadounidense. Los inversores celebran la aprobación por parte de la FDA estadounidense del uso de plasma convaleciente para pacientes graves de Covid 19. El Ibex 35 recupera los 7.000 puntos después de que cerró la semana pasada con una caída acumulada del 2,4%.

Los valores del sector turístico vuelven a situarse a la cola del Ibex, con descensos para IAG y Meliá. Hoy se ha conocido que las pernoctaciones hoteleras bajaron en julio el 73,4% respecto al mismo mes de 2019, hasta 11,4 millones. También se quedan rezagadas las inmobiliarias Colonial y Merlin.

Las Bolsas europeas también han comenzado la semana con fuertes avances, que llegan a superar el 2% en el Dax alemán y el Cac francés. En el Ftse británico destacan los avances de AstraZeneca después de informaciones acerca de que la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estaba considerando acelerar una vacuna experimental contra la COVID-19 desarrollada por el gigante farmacéutico. También en la Bolsa londinense, la compañía británica de telecomunicaciones BT subía con fuerza tras la publicación en los medios de que su consejo se preparaba para defenderse de opas hostiles.

En el mercado de deuda, el bono español a diez años ofrece un rendimiento del 0,29%, con la prima de riesgo en 80 puntos básicos. El Tesoro regresa a los mercados mañana con una subasta de letras a 3 y 9 meses. Con esta subasta, el Tesoro cerrará el calendario de emisiones en agosto. La última vez que el Tesoro acudió al mercado fue el pasado 11 de agosto, cuando captó 6.228 millones en letras a 6 y 12 meses.

En las divisas, el dólar cotiza con suaves recortes. El euro se cambia con el billete verde por 1,18 unidades y la libra se acerca a los 1,31 dólares. El mayor optimismo de los inversores se refleja también en el precio del barril de petróleo. El de tipo Brent cotiza a 45 dólares, mientras que el de crudo West Texas se cambia por 42 dólares.

 

 

Con información de Expansión