Cada vez falta menos y se acerca la fecha de la SuperBowl y a medida que esto ocurre van saliendo a la luz las millonarias campañas de los principales anunciantes del evento más esperado, cabe destacar que es una parte importante de su presupuesto de todo el año. Sin embargo, no es indispensable invertir una fortuna para sacar partido al acontecimiento, como ha demostrado Liquid Death.

La marca de agua enlatada fundada por Mike Cessario, va a desenvolverse con una de las acciones más creativas relacionadas con la SuperBowl, ya han anunciado que van a llevar a una bruja al SoFi Stadium de Los Ángeles para que influya en el resultado final.

Lo que esto quiere decir es que Liquid Death va a apostar 50.000 dólares mediante una famosa casa de apuestas a favor del equipo que llegue al partido con menos opciones de ganar. Asimismo, si sus artificios logran marchar bien, obtendrán un buen pellizco.

Lo importante de esta acción es que la marca se ha comprometido a conceder la mitad del premio, específicamente para apoyar proyectos enfocados a acabar con la contaminación provocada por los plásticos.

En el spot publicado por la empresa aparece la bruja que estará presente en las gradas del estadio, aunque su identidad se mantiene en secreto para evitar que se le impida el acceso al complejo y no pueda llevar a cabo sus hechizos.

La campaña incluirá la publicación en tiempo real de los conjuros de magia negra que la bruja irá lanzando durante el transcurso del partido, y que supuestamente tendrán efecto en los goles de campo, las intercepciones y otras circunstancias del juego. La que se puede montar si el equipo favorito pierde el partido cometiendo errores inusuales en ellos…