La inflación en Brasil se mantuvo al alza en mayo, registrando un aumento del 0,83%, superior al 0,31% de abril, y resultando el índice más elevado desde 1966, debido al incremento de los precios de la energía eléctrica y los combustibles, según la información dada este miércoles por la  oficina de estadísticas del Gobierno.

De esta forma, la tasa interanual se situó ahora en el 8,06%, lo que supera por bastante diferencia la meta de inflación establecida para este año, que es de 3,75% con un margen de tolerancia de 1.5 puntos para arriba o para abajo (2,25% – 5,25%).

TE PUEDE INTERESAR: La inflación mayorista en China alcanza máximos desde septiembre 2008

El índice se disparó frente a mayo de 2020, cuando registró -0,38% en medio del parón económico durante la primera ola de la pandemia de Covid-19, y ya acumula una subida del 3,22% en los cinco primeros meses de este año.

De continuar esa tendencia alcista, que empezó a mediados del año pasado, la inflación en Brasil cerrará este 2021 por encima del 4,52% de 2020, que entonces fue la más elevada desde 2016.

En tanto, las altas presiones inflacionarias han obligado al Comité de Política Monetaria del Banco Central a cerrar el ciclo monetario expansivo y elevar los tipos oficiales de interés, ahora en el 3,50% anual, pese a que la pandemia sigue descontrolada.

Los economistas consultados por la institución financiera estiman que la economía brasileña crecerá un 4,36% este año, con una inflación en torno al 5,5%.

 

TE PUEDE INTERESAR: Se mantiene la hiperinflación en Venezuela: IPC de mayo fue de 19,6%, según el OVF

 

Con información de Efe

 

LEA MÁS: Diputados mexicanos planean desarrollar una propuesta de adopción BTC