Los precios al consumidor de Brasil aumentaron en agosto un 0,89% respecto al mes anterior, alcanzando la impresión de mediados de mes más alta desde 2002, al tiempo que el banco central prepara su quinta alza de tasas consecutiva en un esfuerzo por controlar la inflación por encima del objetivo.

Los datos publicados por el instituto nacional de estadísticas (IBGE) superan todas las estimaciones en una encuesta realizada por Bloomberg que tuvo un pronóstico medio de 0,83%.

TE PUEDE INTERESAR: México registró un fuerte crecimiento en segundo trimestre 2021

El dato del octavo mes refleja que la inflación anual se aceleró hasta el 9,3%.

El IBGE señala que los precios al consumidor se han visto impulsados por los costos de los productos básicos, el aumento de las facturas de electricidad y la reapertura de la economía.

Además, las recientes tensiones políticas también están ayudando a mantener los pronósticos de inflación para 2022 por encima del objetivo.

El banco central por su parte, ha elevado los costos de endeudamiento en 325 puntos básicos este año y señaló que volverá a hacerlo en septiembre.

Entre otros datos, las tasas de swap del contrato con vencimiento en enero de 2023, que indican las expectativas de los inversionistas para la política monetaria, aumentaron tres puntos básicos a 8,45%.

 

TE PUEDE INTERESAR: Pedidos de bienes de capital básicos de EEUU se mantienen estables en julio, los envíos aumentan un 1,0%

 

Con información de Bloomberg

 

LEA MÁS: FMI otorga USD 326,4 millones a Bolivia para hacer frente al Covid-19