La Guardia Costera de Estados Unidos advirtió de posibles cierres de puertos en Texas, desde Corpus Christi hasta Houston, y comenzó a restringir el tráfico de buques debido a la tormenta tropical Beryl, que se espera se convierta en huracán antes de tocar tierra el lunes por la mañana en Port Lavaca.

Los cierres portuarios podrían paralizar temporalmente los envíos de crudo a las refinerías y de combustibles para motores desde esas plantas.

La condición portuaria «Yankee» fue establecida por el capitán de la Guardia Costera del puerto de Corpus Christi el sábado por la tarde, restringiendo el movimiento de buques en los puertos desde Matagorda Bay, a 101 millas (163 km) al suroeste de Houston, hasta la frontera entre Estados Unidos y México.

Nota relacionada Suspenden vuelos hacia Sucre y Nueva Esparta por huracán Beryl

Citgo Petroleum Corp redujo el sábado la producción de su refinería de Corpus Christi, Texas, de 165.000 barriles diarios, ante la aproximación de Beryl a la costa de Texas.

Citgo tiene previsto mantener la refinería de Corpus Christi al mínimo de producción mientras la tormenta avanza por la costa hacia Port Lavaca, donde se prevé que toque tierra.

El productor de petróleo Shell Plc completó la evacuación de los trabajadores de su plataforma de producción Perdido en la zona del Golfo de México regulada por Estados Unidos, ante la proximidad de la tormenta, dijo la compañía el viernes por la noche.

Nota relacionada Levantan restricción de zarpe de embarcaciones en costas de Miranda, La Guaira, Anzoátegui y Sucre

La producción en Perdido se cerró antes de las evacuaciones. Shell informó que también había evacuado a los trabajadores de la plataforma Whale, cuyo inicio de producción está previsto para finales de este año.

Gibson Energy, que opera una gran terminal petrolera en Corpus Christi, dijo que las operaciones continuaban, pero que tomaría nuevas medidas en función de las previsiones.

La tormenta avanzaba el sábado con vientos máximos sostenidos cercanos a los 95 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Las últimas previsiones situaban a Corpus Christi en el lado seco de la tormenta, donde se esperaban vientos de menor fuerza y menos lluvias. Pero Beryl podría traer vientos huracanados al puerto, por lo que la Guardia Costera restringe el tráfico o cierra el puerto.

Nota relacionada Desolación en playas mexicanas de Acapulco por escaso turismo tras huracán Otis

La mayor parte de la producción de petróleo y gas en alta mar del norte del Golfo se encuentra al este de la trayectoria prevista de Beryl.

La producción en alta mar del Golfo de México, de unos 1,8 millones de barriles diarios, representa alrededor del 14% de la producción total de crudo de Estados Unidos, según la Administración de Información de Energía estadounidense (EIA). Cualquier repercusión en el suministro podría hacer subir los precios del petróleo estadounidense y del crudo de alta mar.

La petrolera Chevron Corp, una de las mayores productoras de petróleo en alta mar de Estados Unidos, dijo el viernes que la producción de los activos que opera se mantuvo normal. Pero evacuó al personal no esencial de algunas de sus instalaciones del Golfo de México.

Fuente: Reuters.