Un análisis realizado por la empresa de nóminas UKG mostró que la contratación en Estados Unidos se ralentizó en julio, con especial debilidad en los estados que pusieron fin a las prestaciones federales por desempleo y las zonas en las que la variante delta del coronavirus está aumentando.

De acuerdo a los resultados del estudio, el crecimiento de los empleados en el país norteamericano en un amplio conjunto de sectores creció un 1,1% desde mediados de junio hasta mediados de julio.

TE PUEDE INTERESAR: Economista Corina Fung: Remesas han caído casi 60% en Venezuela por la pandemia

La cifra representa, aproximadamente, la mitad de la tasa de crecimiento del 2% observada entre mayo y junio, antes de que el exitoso informe nacional de empleo de junio mostrara 850.000 puestos adicionales en las nóminas.

Además, UKG señaló que los datos que abarcan el periodo en el que 26 estados comenzaron a interrumpir las prestaciones federales por desempleo dejó en evidencia que el crecimiento de los turnos de trabajo en esos estados fue la mitad de lo que fue en otros lugares: un 2,2% de mayo a julio frente a un 4,1%.

Estos datos, se suman a un conjunto de pruebas que demuestran que la apuesta que hizo un grupo de gobernadores estatales mayoritariamente republicanos al detener los subsidios de 300 dólares semanales no se tradujo en más puestos de trabajo.

Asimismo, los datos sobre la contratación de pequeñas empresas de Homebase también cayeron de mediados de junio a mediados de julio.

Por otra parte, aunque los analistas estiman una fuerte contratación en otoño, ya que se supone que los colegios vuelven a abrir y la vida cotidiana sigue volviendo a la normalidad, esto podría depender de cómo responda la economía al resurgimiento de las infecciones por coronavirus, encabezadas por la variante delta, altamente contagiosa.

Los datos de empleo y desempleo de Estados Unidos a nivel federal se actualizarán el viernes en un informe del Departamento de Trabajo, que se sigue de cerca en busca de pruebas sobre la trayectoria de una economía nacional que ya ha vuelto a los niveles prepandémicos en términos de producción, pero que sigue estando a unos 7 millones de puestos de trabajo de donde estaba a principios de 2020.

La estimación media de los economistas encuestados por Reuters es que la contratación continuó a buen ritmo en julio, y se prevé que las empresas hayan añadido 880.000 puestos de trabajo.

TE PUEDE INTERESAR: Los precios de producción de la eurozona aumentan en junio

 

Con información de Reuters

 

LEA MÁS: Gobernadora de la Fed: «Es urgente que Estados Unidos desarrolle su moneda digital»