La bolsa de Sao Paulo, que abrió este jueves con pérdidas de más del 2,30 % por el estallido de la guerra en Ucrania, cerró la sesión con una leve caída del 0,37 %, tras las nuevas sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea a Rusia.

El Ibovespa, índice referencia del parqué brasileño, continuó la directriz de mejora de Wall Street y acabó la jornada con 111.591 puntos, a pesar de no haber evitado atar su segundo día consecutivo en números rojos, luego de ceder un 0,8 % el miércoles.

Después de varios días a la baja, el dólar estadounidense aumentó en Brasil al apreciarse un 2,02 % y cerrar cotizado a 5,104 reales para la compra y la venta en el tipo de cambio comercial, en medio de la escalada bélica en el este europeo.

Cabe destacar que esta subida fue la mayor de los últimos cinco meses de la divisa estadounidense frente a la moneda brasileña. También, el corro paulista sufrió las mayores pérdidas en la apertura, cuando cedió más de un 2,30 %, sin embargo, mientras progresa la jornada y las potencias occidentales continúan anunciando sanciones adicionales a Rusia, se va recobrando gradualmente.

Luego del discurso de Joe Biden, causo un impacto positivo cuya nuevas sanciones acordadas por los líderes europeos, fue inmediata en el mayor mercado bursátil de Latinoamérica.

Asimismo, la plaza brasileña ya se había mostrado más resiliente que el resto de mercados internacionales frente a la crisis en Ucrania y, además, acumula un alza del 6,5 % en el acumulado anual. Esto se debe al enorme flujo de capital extranjero que ha llegado en estos dos primeros meses del año, en conjunto con la subida expresiva de las materias primas.

Sin embargo, la bolsa restó 415 unidades a su puntuación, en una sesión de gran volatilidad, con un volumen financiero de más de 40.000 millones de reales (unos 7.800 millones de dólares), en un total de 5.430.652 operaciones financieras, conforme indican los resultados preliminares.

En el escenario de las ganancias de Ibovespa, conformaron los papeles de la aseguradora «Sul América», con un repunte del 15,2 %, luego de que la red de hospitales privados D’Or comunicara la compra de la empresa.

Las mayores pérdidas se situaron en la compañía de seguros médicos Qualicorp, competencia directa de «Sul América» cuyos títulos se desplomaron un 15 %. También retrocedieron la red D’Or (-7,6 %), la cárnica BRF (-6 %) y la aerolínea Azul (-5,8 %), entre otros.

Las acciones más negociadas fueron las preferentes de la petrolera estatal Petrobras, que bajaron un 2,4 %, pese a presentar en la víspera un beneficio neto récord en 2021, y las ordinarias del gigante minero Vale (+1,2 %).