En el primer semestre de 2022, el tránsito de naves por el Canal de Panamá y los ingresos por peajes experimentaron un crecimiento con relación al mismo periodo del año pasado.

Los registros del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de Panamá muestran que entre enero y junio de este año, el tránsito de buques tuvo un aumento de 8,2%, luego del 2,2% y -7,8% experimentado en el mismo periodo de 2021 y 2020.

En cifras reales, 7.263 naves recorrieron la vía interoceánica panameña en los primeros seis meses del año, de las cuales 6.471 fueron de alto calado y 792 de pequeño calado.

Conforme con las cifras, 5.533 son buques panamax y 1.730 neopanamax.

Ingresos por peajes

El aumento en el tránsito de buques golpeó los ingresos por peajes. En los primeros seis meses del año, los ingresos representaron $1.493.532 millones, un crecimiento de 2,5% con relación al mismo periodo de 2021 cuando la actividad generó $1.457.174 millones.

La administración de la vía interoceánica panameña preveía aportar en el año fiscal 2022 la cifra récord de $2.497,2 millones, según establece el presupuesto presentado en septiembre de 2021.

Para ese momento, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), que administra la vía interoceánica, proyectaba que entre el 1 de octubre de 2021 y el 30 de septiembre de 2022 los ingresos por peajes representarían $3.108.600 millones.

Pese a esto, otros servicios marítimos, como el cargo de agua dulce, supondrían ingresos por $198.400 millones.

A partir de su transferencia a manos panameñas, el Canal de Panamá ha entregado aportes al Tesoro Nacional por $20.722.500 millones, cumpliendo con el mandato constitucional de operar de manera rentable y eficiente, al tiempo que contribuye al desarrollo sostenible de la nación.

Dichas cifras cotejan con los $1.878 millones que le reportó a Panamá a lo largo de sus 85 años bajo administración de Estados Unidos, que inauguró la vía en 1914.

Asimismo, por el Canal de Panamá, que une los océanos Atlántico y Pacífico, pasa el 6% del comercio mundial, y sus principales usuarios son Estados Unidos, China y Japón.

Aporta alrededor del 6% del producto interno bruto (PIB).

El Canal de Panamá fue construido y administrado por EE.UU. desde su inauguración en 1914 hasta 1999. Conecta más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países, y puso en servicio en junio de 2016 su primera ampliación, una obra de al menos $5.600 millones.

La vía interoceánica y el conglomerado logístico que opera a su alrededor son el actor principal de la economía panameña, una de las más pujantes en América Latina.