El índice de precios de gastos de consumo personal (PCE, en inglés), dato clave que guía la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), registró un alza del 0,3 % entre enero y febrero, según el informe publicado por la Oficina de Estadísticas Económicas (BEA).

Sin embargo, en comparación con los 12 meses anteriores, los precios aumentaron un 2,5 % en febrero, ligeramente por encima del aumento del 2,4 % en enero.

Nota relacionada: El precio del petróleo cae tras el aumento de las reservas en EEUU

De acuerdo con el informe, los precios de los alimentos aumentaron un 1,3 por ciento y los de la energía disminuyeron un 2,3 %. Excluyendo alimentos y energía, el índice de precios PCE aumentó un 2,8 % en doce meses.

Los precios de los bienes registraron un alza de 0,5 % y el de los servicios un 0,3 %.

Precios de los servicios

Dentro de los servicios, los que más contribuyeron al aumento fueron los servicios financieros y los seguros, servicios de transporte, vivienda y servicios públicos.

Nota relacionada: EEUU proporcionará financiamiento a Guyana para temas relacionados con seguridad

Mientras que en el de los bienes, destaca que el mayor contribuyente al aumento fue el gasto en vehículos de motor y repuestos.

La publicación se produce poco más de una semana después de que el banco central volviera a mantener estable su tasa de endeudamiento de referencia a corto plazo e indicó que todavía no ha visto suficientes avances en materia de inflación como para considerar recortar, destaca CNBC.

Agrega que los mercados esperan que la Reserva Federal (FED) vuelva a mantener la calma cuando publique su decisión el 1 de mayo y luego comience a recortar en la reunión del 11 y 12 de junio.

Nota relacionada: Intercambio comercial entre Venezuela y EEUU superó los 6.000 millones de dólares en 2023

Fuente de: Agencia EFE.