Nataliya Morozova, CEO de Havas Village Ucrania, afirma «Queridos compañeros, solo en el vigésimo día de guerra, habiendo llegado a un lugar seguro, habiéndome recuperado y calmado un poco, he logrado recomponerme para escribirles esta carta», dijo en una carta con la que busca reflejar lo que están viviendo en el país a raíz de la invasión de Rusia.

Los trabajadores han querido trasladar la real y dura situación por la que están pasando desde el epicentro, es decir, a través del recurso humano de la empresa en Ucrania. Por ello, aparte de ese mencionado texto, han compartido un video en el que revelan cómo se encuentran ahora mismo.

Al comienzo del material audiovisual se logra ver imágenes de cómo eran las oficinas de Havas Village antes de que estallara el conflicto bélico. Asimismo, aparecen empleados en pleno brainstorming, divirtiéndose o asistiendo a eventos, entre otros.

Sin embargo, toda esa felicidad desaparece a partir del 24 de febrero, la fecha que cambió las vidas de los ucranianos. Desde ese día intentan desfilar imágenes de bombas, personas huyendo, fotografías con mascotas y familiares y el trabajo que han continuado realizando pese a todo.

Havas muestra la realidad de sus empleados en Ucrania y agradece todo el apoyo recibido

«Yuriy Kohutiak, presidente de Havas Village Ucrania, y yo queremos daros las gracias a cada uno de vosotros: hemos recibido docenas, quizás cientos de mensajes y cartas de nuestros compañeros de Havas Group en todo el mundo», continúa describiendo la carta.

«Si de normal lloro por dos razones, de alegría y de risa, ahora rompo a llorar por cada uno de vuestros mensajes, vuestras sinceras palabras de apoyo, empatía, preocupación y cuidado por todos nosotros y la sinergia de vuestro amor», aseguró.

De esta manera, hace una especial mención a varias personas por lanzar una campaña de recaudación de fondos en apoyo de sus empleados y a todas las personas que han contribuido a que la gente pueda haber escapado y haber llegado a un lugar seguro.

«Queremos dar las gracias a todas las oficinas de Havas que ayudaron a rescatar y a instalarse a nuestros empleados y sus familias en diferentes países», asegura Morozova, quien también hace la siguiente declaración: «Ahora lo que queremos es volver a casa y seguir haciendo nuestro trabajo favorito».

«No vamos a parar y lucharemos por nuestro país, por todos nosotros, por todo el mundo civilizado mientras tengamos fuerzas. Hemos hecho un pequeño vídeo para que nos conozcáis mejor. Queremos mostraros un poco de nuestra vida actual. ¡Juntos ganaremos!», finaliza.